Herramientas para el texto

Blog ECIJA 2.0

27

de

Agosto

Karin Cabrera

abogada de Corporate & Commercial de ECIJA

¿Cómo se valora una start-up?

Valorar una start-up significa sencillamente definir cuánto vale mi empresa e intentar que concuerde con las necesidades de financiación existentes. Para el inversor, sin embargo, la valoración es fundamental para poder pensar en términos de rentabilidad de la inversión.


Las preguntas claves a la hora de la valoración son dos: 1. ¿Quién fija el valor de mi empresa? y 2. ¿Qué factores influyen en la valoración de mi start-up?

A continuación analizamos cada uno de estos puntos.

¿Quién fija el valor de mi empresa?

El valor de una empresa es el valor que el mercado fija por la misma. Probablemente, si los inversores, tras un análisis del proyecto, valoran la empresa en X será porque la idea de esa empresa vale X.

No obstante la actuación del emprendedor durante las negociaciones con los inversores es fundamental. Hay inversores que se guían por intuición, como sucedió con el fundador de Pinterest, Ben Silbermann, y otros, sin embargo, se guían más por la reputación o por la tracción, esto es, por el número de usuarios que tenga la start-up. Este último es el caso de Kevin Systrom, fundador de Instagram, que levantó su primera ronda de capital semilla de 500.000 $. Kevin, había trabajado durante dos años en Google, pero aparte de eso, no había tenido ningún éxito empresarial anterior. Lograr justificar, tras haberse asesorado con contables, asesores financieros y otra gente más capacitada o experimentada para valorar la idea, que tu empresa es mejor que otras comparables en el sector, te llevará a conseguir cifras superiores.

¿Qué factores influyen en la valoración de mi start-up?

Para analizar la inversión en una start-up siempre son aplicables algunas de las recetas tradicionales como valorar la idea, su propuesta de valor, su modelo de negocio, su business plan y sobre todo la capacidad, experiencia y compromiso del equipo para poder ejecutarla con éxito.

Los factores que determinarán el valor de un proyecto dependen en gran medida de la actividad y el sector en el que se encuadren, sin embargo, hay otros factores que, como norma general, se valoran:

  • La rentabilidad: Los inversores no van a valorar lo atractiva o innovadora que sea tu idea si no piensan que es capaz de generar rentabilidad. Los inversores valorarán tu empresa en función de si ya es rentable, los años que necesita para ser rentable, etc.
  • Los clientes: Muchas start-ups, especialmente las relacionadas con las redes sociales e internet, se valoran por la masa crítica de usuarios que han sido capaces de crear al margen de la rentabilidad que han podido obtener de tales usuarios. El ejemplo por excelencia es Facebook, en este caso, la búsqueda de ingresos fue posterior a la formación de una audiencia excelente a nivel mundial.
  • El crecimiento de la empresa: Uno de los factores determinantes en una start-up es su crecimiento. Si el negocio es capaz de crecer de forma rápida y aumentar el valor de la empresa, habrá que destacar este potencial. Hay empresas que en la fase de búsqueda de financiación ya revelan mucho potencial en el mercado con un incremento significativo de usuarios activos o clientes de pago, mientras que otros simplemente muestran cierta tracción. Cada empresa debe saber destacar su punto más fuerte. Por otro lado, viene siendo habitual que si hay algún sector específico "muy caliente" en una industria determinada, los inversores pueden estar dispuestos a pagar una prima adicional. El sector es por tanto un punto a tener en cuenta.
  • El equipo: La química o la experiencia de un equipo es difícil de plasmar en un papel, pero el inversor sabrá apreciar una conexión dentro del equipo de trabajo. Aunque el equipo no sea una valoración tan tangible como otros elementos, es un factor de éxito casi tan importe como la propia idea. La impresión que un inversor tenga del equipo de la start-up será clave en su valoración.

Estos son sólo algunos de los factores que los inversores tendrán en cuenta a la hora de valorar una start-up. Sin embargo, existen otros muchos elementos sobre los que hacer pivotar una valoración de la empresa: la competencia o la demanda, la innovación o la oportunidad del momento, la posición de liderazgo de un sector, o sencillamente la química entre el inversor y el emprendedor. Cuantos más elementos jueguen a favor del emprendedor, más cerca estará de una buena financiación.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
593 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Proview, tu despacho siempre a mano

    Thomson Reuters ProView

    La única plataforma multifuncional que proporciona acceso móvil a todos los eBooks de la biblioteca digital del cliente.

Blog


Datos personales

ECIJA  es la primera firma legal del mercado español en los sectores de TMT (tecnología, medios y telecomunicaciones) y Propiedad Intelectual, de ......[ver perfil]

Archivo del blog

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.