29 de enero de 2020 | 12:00
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Administración Pública

18 de Diciembre de 2019

Sergio Jiménez

Analista web especialista en Administraciones Públicas

La política y la eAdministración: reflexiones de un año sin novedades


Cuando llegamos a las postrimerías de 2019 nos encontramos en una buena ocasión para recapitular lo que ha pasado en el tema del gobierno electrónico. Ahí va mi resumen:

Nada

O bueno, prácticamente nada, o, mejor dicho, nada nuevo. ¿Por qué? Pues básicamente porque hemos tenido elecciones a casi todo lo que se podían tener: Parlamento Europeo, Cortes Generales (2 veces), la mayoría de las CCAA, y todos los ayuntamientos. Nos han faltado las comunidades de vecinos para hacer pleno.

La cuestión es que esto nos ha coincidido con un momento de impasse en los proyectos que se habían iniciado con anterioridad. Por un lado, la prórroga de determinados aspectos de las leyes 39 y 40/2015 han dado paso a una etapa de concentración de esfuerzos internos para llegar al plazo de 2020 (suponemos). Por el otro, la ley de Contratos sigue avanzando para culminar parte de sus medidas estrellas (el ROLECE va con un retraso considerable) y algunos recursos necesarios para su correcto funcionamiento no acaban de funcionar correctamente (la PLACSP).

En resumen, podríamos decir que si una persona se fuera de la tierra a finales de 2017 y volviera a finales de 2019 no apreciaría grandes cambios en lo que se refiere a la eAdministración en España, bien sea porque medidas que tenían que haberse completado no se han completado, bien sea porque no ha habido mandatos políticos para hacer otra cosa. De la primera parte hemos hablado en este mismo espacio varias veces: el exceso de ambición y la estimación irreal del esfuerzo que suponían cumplir determinadas metas ha hecho que la realidad de los hechos haya sido el freno de varios planteamientos de eAdministración.

En segundo caso, la falta de responsables o medidas políticas, no hemos hablado tanto porque, normalmente, no se trata, y por eso es importante. Estamos acostumbrados a ver la eAdministración como un proyecto administrativo, racional y lógico. Lo más frecuente es que una vez que el capitán supuestamente dice a dónde vamos (con la ley) la Administración pone toda su racionalidad, maquinaria en llegar a esa meta. Sin embargo, lo que solemos obviar es que esa voluntad política no sólo es importante para fijar el rumbo, sino que es necesaria para dar una razón de ser a la Administración electrónica.

Curiosamente, esta percepción de que la eAdministración es algo técnico es algo que es común en diferentes niveles. Si vamos a la constitución de la Comisión Europea, el discurso de su nueva presidenta Von der Leyden centra una parte de las aspiraciones en la capacidad de regular y controlar la esfera digital pero con una falta importante de atención a la administración, en parte porque la Comisión no tiene una muy extendida.

En todo caso, cuando una persona empieza a revisar cómo se ha creado e implantado la eAdministración y el eGobierno en diferentes países encuentra que, aunque haya un componente técnico importante, hay opciones y planteamientos diferentes y, precisamente por eso, la política es necesaria: para poder crear esas decisiones sobre diferentes modelos. No es lo mismo lo que se hace, por ejemplo, en EEUU con un interés de innovar en servicios puntuales y agencias concretas, que lo que ocurre en una Francia mucho más centrada en la regulación del uso de los datos y la normalización de formularios.

La política es necesaria para crear una eAdministración democrática, igual que lo es para que la Administración y las políticas públicas sean democráticas. Normalmente encontramos declaraciones políticas genéricas de "hacer más por menos" "ahorro ciudadano" o "modernizar la gestión", obviando que eso son propósitos, pero rara vez detallan el proyecto político que hay por detrás de ello. Y sin embargo, las decisiones que encierran generan impacto en la sociedad: uno puede compartir o no que, por ejemplo, un municipio de 900 habitantes tenga que tener sede electrónica, pero, desde luego, el impacto que puede suponer el coste económico y humano transforma el territorio y la vida de las personas que viven allí.

La eAdministracion requiere voluntad política porque tiene diferentes cursos de acción y cada uno de ellos genera impactos políticos. Y, sin embargo, es algo que muy a menudo se deja a la deriva de la acción administrativa. Más de una vez he oído a empleados públicos que me han comentado que sus responsables políticos le han dejado total discrecionalidad en qué hacer en este plano. ¿Falta de interés, de entendimiento de la tecnología o, simplemente, está fuera de sus prioridades?

Solo cuando hemos encontrado un discurso político muy motivado hemos encontrado avances significativos, como ha pasado en el último mandato local con el gobierno abierto, pese a que ahora parte de las nuevas corporaciones locales lo estén desmantelando en muchos municipios.

El futuro de la eAdministración no trata de eAdministración, sino de la sociedad a la que debe servir y que pretende configurar. No prestarle atención es, en el mejor de los casos, confiar en que el propio peso de los hechos acabe configurando un modelo organizativo que funcione de alguna manera. En ese caso, nos encontraremos no con la eAdministración (y administración, por lo tanto) que queramos, sino la que nos llegue, sea esta como sea. Así que solo queda esperar a que, de alguna manera, en los gobiernos formados recientemente (o en los que se formen en un futuro próximo) así como entre los diferentes partidos que parte del futuro que quieren construir incluye decisiones sobre la eAdministración y que no debemos quedarnos otros dos años dejando que las cosas avancen (o no avancen) solas.

 

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    Aranzadi Fusión

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

Blog


Datos personales

El objetivo de este blog es crear un foro de debate sobre los temas de actualidad de la Administración Pública, dando valor ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar