17 de diciembre de 2018 | 03:10

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Blog Administración Pública

28 de Mayo de 2018

Sergio Jiménez

Analista web especialista en Administraciones Públicas

La principal competencia digital es la creación de valor a la ciudadanía

Recientemente el INAP llegó a un acuerdo con los Colegios de Ingenieros Informáticos para trabajar en la definición de competencias digitales. La iniciativa es necesaria, útil y diría que es un poco tardía. Es decir, cuando llevamos ya unos años con el Plan de Transformación Digital de la AGE que habla de competencias y puestos de trabajo para empleados públicos, empezar ahora esto, es tardío. En todo caso, nunca es tarde si la dicha es buena.


Sin embargo, no es este el motivo directo de este artículo. Cuando me enteré de esta iniciativa, comenté que, aunque me parecía útil, necesario y bien pensado, circunscribir las competencias digitales a las aportaciones de los Ingenieros Informáticos me parecía algo corto. Hay muchos campos que, por competencias, conocimiento, experiencia y especialización, no son donde más pueden aportar estos perfiles. No pasa nada, la excelencia crece de la especialización y un colectivo puede especializarse en un número limitado de cuestiones. Sin embargo, este tampoco es el motivo del artículo. El auténtico motivo es que entablé una interesante conversación en twitter con varios ingenieros informáticos que me parecía que se habían molestado por mi valoración. Argumentaban que los Ingenieros Informáticos tienen que estar en el corazón de la Transformación Digital y que no entendía todo lo que aportan, lo que muy posiblemente ocurra. Ojo, no digo que no estén en su derecho, y que yo no esté equivocado, posiblemente lo esté. Me pasa a menudo. Sin embargo, debo decir que estas reacciones son habituales.

Llevo relacionado con la Administración de una manera u otra unos 15 años, y este tipo de cuestiones son muy frecuentes. Digas lo que digas sobre un proceso de cambio, problema, o planteamiento de la Administración, acabas molestando a un colectivo. TIC, TAC, Secretarios, Interventores, Interventores de la IGAE.... Son colectivos a los que he ofendido (sin intención) en este tiempo. Esto no es demasiado grave, el mundo está lleno de bocazas, y yo soy sólo uno más. La cuestión es que es un conflicto constante: cuando hay que hablar de transformación digital, los TIC pide más recursos para proyectos, habilitados y secretarios más normas, TAC más capacidad de decisión, intervención más supervisión. Todos entienden que es un papel crítico, necesario e insuficiente. Basta con pasar por un foro especializado y podrás disfrutar de ricos contrastes en qué es lo más importante a hacer para implementar las leyes 39 y 40, o la LCSP. Todos son los perfiles críticos, necesarios e imprescindibles que deben liderar el cambio por su conocimiento y experiencia. Voy a meterme en otro lío y pedir que, por favor, esto se acabe de una vez.

Entiendo perfectamente el funcionamiento de las estructuras de poder dentro de organizaciones extensas. Unos 5 años de trabajo, 600 páginas de texto, y un título de Doctor Cum Laude sobre esa materia avalan esta presunción. Entiendo que la Administración, como cualquier organización grande genera intereses creados asociados a sus roles, en los que el acceso a determinados recursos (y el poder es uno de ellos, quizá el más importante) es fundamental en dicha estructura. Sin embargo, esto no nos vale para un cambio organizativo en profundidad. Ojo, no significa que esto sea una cosa "funcionarial". Este tipo de enfoques los encuentras en cualquier organización que supere los 20 ó 25 trabajadores especializados.

Sin embargo, quiero decir que tener esta lógica nos aleja de lo que se supone que debe ser la transformación digital. Si entendemos (y es cómo hemos dado en entender este proceso) como el uso de la tecnología para redefinir los modelos de producción de bienes y servicios y articularlos en torno al cliente (como diría Brian Solis), el objeto no es la tecnología, ni el proceso, ni el servicio, es el cliente, el usuario, la ciudadanía. La competencia real, la más importante, es la creación de valor para la ciudadanía. Por lo tanto, la importancia de las competencias "técnicas" deberá ser mayor cuanto más se acerque a este valor de la ciudadanía.

Esto es algo que veo muy claramente cuando hablo con gente de la industria digital y start-ups a niveles pequeños. No quiero decir que los Community Managers y los Analistas Digitales no consideremos que los otros sean menos importantes (al menos a nivel de pose). Significa que antes de preguntar quién eres, o de dónde vienes, encuentras, preguntas que es lo que haces y tratas de valorarlo por eso y no por su origen. Por increíble que parezca, puedes encontrar que el tipo que ha hecho el proyecto de SEO más grande es licenciado en bellas artes o no terminó los estudios superiores.... Quién sabe. Del mismo modo, he encontrado a TICs con enormes capacidades de Gestión, secretarios de ayuntamiento con una capacidad de liderazgo y de innovación increíble, interventores que ayudan a hacer una gestión muy eficiente del presupuesto o TACs con una comprensión de la estrategia digital envidiable. El talento no entiende de etiquetas, estudios o cuerpos, y aferrarnos a esa concepción está matando nuestra capacidad de adaptación.

Hace unos años un amigo empleado público, que voy a dejar en el anonimato, me dijo que la solución para gran parte de los problemas de la Administración era la eliminación de los cuerpos de empleados públicos. En su momento me pareció una locura. Sin embargo, ahora empiezo a pensar que la locura es mantener las cosas como están en la actualidad. No podemos detener los cambios que han llegado porque nuestro rol en la organización (por importante que sea) se vea amenazado. La auténtica amenaza es quedarnos atrás renunciando a grandes cantidades de talento y de energía intentando copar comités, grupos de trabajo y puestos. Hay una competencia fundamental en la transformación digital: entender a la ciudadanía y poder darle respuesta a esas necesidades. Esto depende no del lugar del que se mira, sino de lo que se ve.

 

Vote:
|| || || || |
Resultado:
37 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Fusión Instituciones

    Aranzadi Fusión Instituciones

    Es un concepto innovador de escritorio jurídico que permite al letrado una transformación digital de los procesos de trabajo diarios ofreciéndole en una misma herramienta todos los recursos que necesita

  • Practicum ejercicio de la abogacía 2018

    Practicum ejercicio de la Abogacía 2018 (Dúo)

    La publicación de la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales supuso un importante cambio en la ordenación de ambas profesiones y, sobre todo, en el acceso a las mismas.

Blog


Datos personales

El objetivo de este blog es crear un foro de debate sobre los temas de actualidad de la Administración Pública, dando valor ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar