24 de agosto de 2017 | 06:50
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Compliance - RIBAS Y ASOCIADOS

9 de Diciembre de 2016

Xavier Ribas

abogado
Ribas y Asociados
Xavier.ribas

¿Cuáles son las principales novedades de la segunda edición del Curso Experto de Compliance Officer?

¿Por qué es recomendable que los Compliance Officer y los abogados que prestan servicios de compliance lo realicen?


1. Medio de prueba para acreditar la cualificación profesional

Se ha hablado mucho de la responsabilidad del Compliance Officer y de las medidas que debe aplicar para evitar convertirse en la persona a la que todos señalen cuando se produzca una infracción grave en el seno de la empresa en la que tiene asignada la función de supervisar el cumplimiento del modelo de prevención y control.

De manera similar al caso del DPO, en el que el Reglamento UE de protección de datos le exige expresamente unos conocimientos específicos, el Compliance Officer debe prestar una especial atención a su formación, ya que es posible que en algún momento de su carrera profesional deba tener que acreditar su capacidad para realizar la función que tiene asignada.

Los abogados que prestan servicios de asesoramiento en materia de compliance también deben desarrollar las competencias necesarias para poder aconsejar correctamente a sus clientes en la implantación y el posterior seguimiento de un modelo de cumplimiento.

Las situaciones en las que un Compliance Officer puede tener que demostrar su nivel de formación sobre la materia son, principalmente las siguientes:

  • En el curso de un proceso de selección de personal para ocupar el cargo de Compliance Officer en una empresa.
  • En un proceso de evaluación interna previo a la asignación de esta función.
  • En el caso de ser propuesto a una promoción interna.
  • En el supuesto de que se produzca un conflicto de competencias con otro departamento de la empresa. Por ejemplo, Auditoría Interna.
  • En el caso de una querella en la que se solicite la responsabilidad penal de la empresa y ésta deba acreditar que ha seleccionado a una persona adecuada para realizar la función de compliance.
  • En el caso de una querella en la que se solicite la responsabilidad penal del Compliance Officer.

Los abogados que prestan servicios de asesoramiento en materia de compliance también deberán acreditar sus conocimientos y su aptitud para prestar este servicio en las propuestas que presenten a sus clientes potenciales y en el caso de una reclamación de un cliente o de una querella por negligencia profesional.

La formación se presenta en todos estos casos como una prueba de la voluntad del profesional para estar en condiciones de realizar la función de compliance y del esfuerzo realizado para conseguir este objetivo.

La formación también permitirá al profesional dedicado al compliance detectar a tiempo los riesgos de infracción y establecer los controles y las medidas preventivas que le permitirán evitar sanciones y supuestos de responsabilidad penal individual y corporativa.

2. Identificación de múltiples escenarios de riesgo extraídos de casos reales

Para realizar la detección temprana de riesgos y conseguir desarrollar una capacidad de anticipación es muy importante analizar muchos casos, para conocer los múltiples escenarios de riesgo que un Compliance Officer puede encontrar en una empresa.

Cuando diseñé el Curso Experto de Compliance Officer de Aranzadi, a mediados de 2015, pensé que, en vez de analizar uno o dos casos prácticos en profundidad, como hacían otros cursos, sería muy útil para el alumno estudiar un gran número casos extraídos de la realidad, además de los talleres. De esta manera, la probabilidad de que el alumno se encuentre en su empresa un escenario de riesgo estudiado en el curso es muy alta.

En la nueva edición del curso experto Compliance Officer el alumno podrá acceder a nuevos casos prácticos basados en casos reales aparecidos en la prensa que permitirán conectar al alumno con la realidad, enseñándole a analizar las causas que provocaron la materialización del riesgo, así como los controles y medidas que podían haberlo evitado. El alumno se convertirá en el Compliance Officer de la empresa afectada y deberá decidir qué acciones tiene que realizar para evitar que se produzcan los hechos que llevaron a la empresa a las portadas de los principales medios de comunicación.

3. Nuevos contenidos y más de 13.000 soluciones aportadas por los alumnos a los casos y talleres

Además de resolver los retos planteados en los casos prácticos y en los talleres, el alumno podrá acceder a las más de 13.000 soluciones aportadas por los alumnos desde el inicio del curso en 2015, convirtiéndose los foros de debate en un fondo documental que aglutina el talento y el esfuerzo colectivo realizado de manera conjunta por los profesores y los alumnos y en un arsenal de argumentos generados de forma compartida que muy probablemente no tiene equivalencia en ningún otro curso de Compliance.

A modo de guía para no perderse en este caudal de información, se incluye al principio de cada tema un cronograma gráfico que mostrará al alumno el ciclo de vida de un proyecto de compliance y le indicará en qué fase se encuentra en la línea de tiempo del proyecto. Los contenidos del tema corresponderán a esa fase.

También se incluye al final de cada tema una tabla con las acciones que el Compliance Officer debe llevar a cabo en la fase del proyecto en que se encuentra, de acuerdo con los conocimientos adquiridos en dicho tema.

Los temas relacionados con los riesgos incorporan un mayor desglose de los escenarios de riesgo que el Compliance Officer puede encontrar en una empresa, con el fin de que pueda desarrollar la habilidad de detectarlos a tiempo e impedir que se materialicen. Estos escenarios de riesgo están basados en casos reales de empresas que no supieron identificarlos a tiempo y prevenirlos.

De forma paralela a la incorporación de nuevos escenarios de riesgo, se añaden nuevos controles y medidas preventivas que dotarán al Compliance Officer de un arsenal de recursos orientados a la detección y prevención de riesgos en el seno de una empresa.

La formación se extiende a aspectos metodológicos muy concretos que deben estar presentes en un proyecto de compliance, como el análisis de riesgos, el cálculo del riesgo residual, la elaboración de protocolos, las herramientas de reporting, la recogida de evidencias, y un largo etcétera. Aunque el Compliance Officer podrá recurrir siempre a expertos en cada una de estas materias, es importante que tenga una mínima formación al respecto, especialmente en el caso de empresas poco sensibilizadas, que tengan un presupuesto escaso y exijan al profesional más implicación en áreas que no domina.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
175 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Blog


Datos personales

Este blog se lanza con la intención de ofrecer a todos los profesionales del derecho, especialmente los especializados en Compliance y ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar