13 de diciembre de 2018 | 10:24

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Blog LEXA: Jurisprudencia Laboral Novedosa

¿Existe la obligación de llevar un registro de la jornada diaria de toda la plantilla?

  • Incluye la sentencia

El Tribunal Supremo analiza la interpretación que debe realizarse del apartado 5º, del artículo 35 ET y señala que no existe la obligación de llevar a cabo un registro de la jornada de toda la plantilla para comprobar el cumplimiento de la jornada laboral y los horarios pactados, ya que sólo se debe llevar el registro de horas extras realizadas.


Supuesto de Hecho:

  • Se planteó demanda de conflicto colectivo ante la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional.
  • De acuerdo con los hechos probados de la Sentencia de la AN, las entidades integradas en Bankia adoptaron un régimen horario por el que se convino un horario general y 6 horarios singulares de oficinas, con algunas cláusulas comunes.
  • La empresa no tenía un sistema de registro de la jornada diaria, aunque registraba el control de ausencias, de manera que los trabajadores que no cumplen su jornada por alguna razón, estaban obligados a registrarlo en la Intranet de la empresa.
  • La Inspección de Trabajo ya extendió acta de infracción por falta de llevanza de registro diario individual de jornada y requirió a las partes para su implantación con el debido consenso. Además, la empresa no notificó a los representantes de los trabajadores la información mensual sobre horas extraordinarias, por cuanto no existen resúmenes de horas extraordinarias en la misma.
  • La Audiencia Nacional dictó Sentencia, con fecha 4 de diciembre de 2015, por la que estimó la demanda y condenó a BANKIA S.A. a establecer un sistema de registro de la jornada diaria efectiva que realiza la plantilla, que permita comprobar el adecuado cumplimiento de los horarios pactados, así como que proceda a dar traslado a la representación legal de los trabajadores de la información sobre las horas extraordinarias realizadas, en cómputo mensual, de acuerdo con lo previsto en el artículo 35.5 del Estatuto.
  • Contra dicha Resolución se interpone recurso de casación por BANKIA S.A. cuyo único motivo es la infracción del artículo 35.5 del ET en relación con el 20.3 del mismo texto legal y con la Disposición Adicional Tercera del R.D. 1561/1995, de 21 de septiembre y con el artículo 3-1 del Código Civil.
  • El recurso de casación señala que la sentencia de la AN impone obligaciones que van más allá de lo dispuesto en el art. 35 del ET, donde se regula la realización de horas extras y el establecimiento de un registro en el que se anoten las que se realizan día a día, pero sin imponer la necesidad de establecer un registro de la jornada diaria efectiva, ni que el mismo permita comprobar el adecuado cumplimiento de los horarios pactados.

Consideraciones Jurídicas:

  • El Tribunal Supremo comienza su argumentación señalando que, para resolver la cuestión planteada, conviene en primer lugar recordar e interpretar la norma.
  • Señala que, del tenor literal de esta disposición se deriva que la misma se refiere exclusivamente a las horas extras, pero la obligación del empresario de registrar se extiende sólo a las horas extraordinarias realizadas, para lo que se apuntará el número de horas trabajadas cada día y se dará copia de esos apuntes al trabajador a final de mes, según que los pagos sean mensuales o tengan otra periodicidad.
  • Además, el Tribunal realiza una interpretación lógico-sistemática, por la que el deber de registrar la jornada laboral se contempla al tiempo de regular el legislador las horas extraordinarias (Título del artículo 35) y no la jornada laboral ordinaria, el tiempo de trabajo, lo que es relevante por cuanto el diferente encabezamiento de cada artículo indica que el legislador constriñe el deber empresarial que nos ocupa al registro diario de las horas extras.
  • Asímismo, la necesidad de llevar un registro para el control del tiempo de trabajo de los trabajadores móviles, de la marina mercante y de ferroviarios que establecen los artículos 10-bis-5 y 18-bis-2 del RD 1561/1995, sobre jornadas especiales de trabajo, y su Adicional Séptima, nos muestran que cuando el legislador quiere un registro de toda la jornada laboral y el control horario, lo dice expresamente.
  • El Tribunal Supremo añade que, dado el contexto en el que se ubica la norma, debe entenderse que su finalidad es el control de la realización de horas extraordinarias, para evitar excesos con los que se sobrepasen los límites que establece, pero no implantar un control de la jornada ordinaria, registro al que no obliga en el art. 34 del ET y sí impone en los supuestos especiales, lo que evidencia el espíritu de la norma que solo establece esa obligación en casos concretos.
  • El Alto Tribunal fundamenta su argumentación en la jurisprudencia sobre la materia y hace referencia a la doctrina de la Sala sobre el artículo 35.5 del ET, contenida en la sentencia de 11 de diciembre de 2003, que señalaba lo siguiente: ""caen consiguientemente por su base las infracciones imputadas por no llevar el registro o control de aquellos y por no dar a los trabajadores copia del resumen semanal, innecesarias tanto aquella llevanza como esta entrega, por cuanto no se realizaban, ni eran por tanto retribuidas"".
  • Esta doctrina se reitera en su sentencia de 25 de abril de 2006, en la que se expone que el artículo 35.5 sólo obliga, salvo pacto que amplíe ese deber, a llevar el registro de las horas extras realizadas y a comunicar a final de mes su número al trabajador y a la representación legal de los trabajadores el número de horas extras realizadas, caso de haberse efectuado.
  • El Tribunal Supremo hace referencia a la normativa de la Unión Europea, en concreto, al artículo 6 de la Directiva 93/104/CE, del que se deriva que la obligación de llevar a registros actualizados sólo en los casos que no se aplican las limitaciones del art. 6 sobre la duración de la jornada. Esta disposición es reiterada por el art. 22 de la Directiva 2003/88 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003.
  • Concluye su fundamentación señalando que el artículo 35.5 del ET no exige la llevanza de un registro de la jornada diaria efectiva de toda la plantilla para poder comprobar el cumplimiento de los horarios pactados.
  • Añade que, de "lege ferenda" convendría una reforma legislativa que clarificara la obligación de llevar un registro horario y facilitara al trabajador la prueba de la realización de horas extraordinarias, pero de "lege data" esa obligación no existe por ahora y los Tribunales no pueden suplir al legislador imponiendo a la empresa el establecimiento de un complicado sistema de control horario, mediante una condena genérica.
  • Respecto a las infracciones por dicho incumplimiento, dispone que la falta de llevanza, o incorrecta llevanza del registro, no se tipifica por la norma como infracción de forma evidente y terminante, lo que obliga a una interpretación restrictiva y no extensiva de una norma sancionadora como la contenida en el artículo 7.5 del RDL 5/2000, de 4 de agosto, sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, norma cuya naturaleza sancionadora impide una interpretación extensiva del art. 35.5 del ET.
  • En esta sentencia, se formulan tres votos particulares, que discrepan de los razonamientos y el fallo de la mayoría de la Sala.

Conclusión Lex@:

El Tribunal Supremo interpreta el artículo 35.5 del ET y señala que el mismo no exige la llevanza de un registro de la jornada diaria efectiva de toda la plantilla y sólo obliga a llevar el registro de las horas extras realizadas y a comunicar a final de mes el número de horas extras realizadas al trabajador y a la representación legal de los trabajadores, en caso de haberse efectuado.

¿Quiere leer la sentencia?


Vote:
|| || || || |
Resultado:
17 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

Blog


Datos personales

Grupo Lexa lo componen un equipo interdisciplinar de abogados laboralistas y graduados sociales y cuenta con tres áreas de negocio: Lexa Gestión, Lexa Laboral ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar