10 de diciembre de 2018 | 01:52

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Blog LEXA: Jurisprudencia Laboral Novedosa

¿La realización de actividades por un trabajador en situación de IT que perjudican su recuperación es causa de despido disciplinario?

  • Incluye la sentencia

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco declara la improcedencia del despido disciplinario de un trabajador que había llevado a cabo actividades incompatibles con su situación de IT, por no tratarse de una medida justificada y proporcional a las circunstancias del caso, siendo más idónea la interposición de una suspensión de empleo y sueldo.


Supuesto de hecho:

  • El trabajador venía prestando servicios en la empresa desde el 2/05/2001, permaneciendo en el desarrollo de su actividad de pie.
  • El 5/08/2016, el trabajador causó baja por Accidente de Trabajo, al diagnosticársele un esguince de tobillo, permaneciendo en esta situación hasta el 11/10/2016.
  • El 12 de agosto se le retiró la venda, indicándosele el uso de tobillera. En visita el 19, se estableció la mejoría y el correcto proceso de recuperación, recomendándose llevar vida normal dentro de las circunstancias del caso. En la cita del 31/08/2016, el paciente continúa con "ligera mejoría" de sus lesiones.
  • El día 16/08/2016, el trabajador en IT participó en una carrera de 6 kilómetros de distancia, teniendo que detenerse a los 1,5 kilómetros de carrera por los dolores en el pie lesionado.
  • Fue despedido el 14/10/2016 disciplinariamente por trasgresión de la buena fe contractual, al realizar una actividad  incompatible con el estado de IT en el que en esa fecha se encontraba.

Consideraciones jurídicas:

  • La cuestión principal sobre la que debe resolver el Tribunal es determinar si la sanción de despido interpuesta al trabajador es procedente y proporcional de acuerdo con los hechos acontecidos, ya que se trata de la sanción más grave y, por tanto, debe estar justificada en un incumplimiento "grave y culpable" del trabajador, no bastando con la mera existencia de la transgresión de la buena fe contractual o el abuso de confianza para declarar la procedencia del despido, por lo que pueden ponderarse las circunstancias concurrentes para agravar o para atenuar la conducta del trabajador.
  • En este sentido, el Tribunal acude a la jurisprudencia relativa a aquellas actividades incompatibles con los procesos de incapacidad temporal que puedan justificar un despido, estableciendo que es necesario que esa actividad entrañe un peligro para la curación de la enfermedad o ponga de manifiesto la aptitud para el desempeño del puesto de trabajo.
  • Para determinar si el despido disciplinario por este motivo es procedente, o no, la Sala acude a las pautas establecidas por esta jurisprudencia, para calificar dicho comportamiento como suficiente para motivar el despido disciplinario, resumido en los siguientes puntos:
    • No se trata de un cúmulo de actos o de varios actos que generan riesgo de agravación de la enfermedad, sino que se trata de un solo acto concreto y que, además, no se culmina, sino que se frustra, ya que finaliza la carrera en el kilometro 1,5 por el intenso dolor de tobillo.
    • La decisión de correr no viene presidida por un ánimo lucrativo o similar, sino que es un acto en el que el trabajador asume indebidamente un riesgo, motivado por la propia satisfacción del deportista que quiere volver a la normalidad.
    • No se ha producido una agravación de la lesión, pues ello no consta, y sí la ligera mejoría en las dos siguientes visitas médicas. Tampoco consta que la baja laboral durase más tiempo del debido.
    • Se trata de una relación laboral que ya contaba con más de 15 años de duración, en la que solo existe un incidente, consistente en una imputación empresarial de falta muy grave a finales del año 2014, por la que no se sancionó al trabajador.
  • En base a estos pronunciamientos, el TSJ concluye que la conducta del trabajador es imprudente, censurable y sancionable, y más cuando es una carrera pública que puede producir un "escándalo" en la empresa, pero con un suspensión de empleo y sueldo y no con la sanción más grave, la del despido, ya que cinco días después de esa carrera, en nueva visita médica el paciente refiere ligera mejoría, al igual que a lo largo de todo el proceso. Además el trabajador participó con fines lúdicos tras la recomendación de la doctora de una semana antes de comenzar a realizar vida normal y no logró terminar la carrera debido a los dolores por lo que pese a reconocer la actitud no prudente del trabajador, de los hechos acontecidos no procede la interposición de la sanción más grave.

Conclusión Lex@:

Con este pronunciamiento, el TSJ entiende que no en todos los casos en que un trabajador en IT realiza actividades deportivas incompatibles con su situación puede ser despedido disciplinariamente, ya que no es suficiente con la trasgresión de la buena fe, sino que esta debe ser por un incumplimiento grave y culpable, y la sanción justificada y proporcional en cada caso, siendo en el presente caso más adecuado la suspensión de empleo y sueldo del trabajador.

¿Quiere leer la sentencia?


Vote:
|| || || || |
Resultado:
33 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Blog


Datos personales

Grupo Lexa lo componen un equipo interdisciplinar de abogados laboralistas y graduados sociales y cuenta con tres áreas de negocio: Lexa Gestión, Lexa Laboral ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar