Herramientas para el texto

Blog Revista Aranzadi Doctrinal

15

de

Octubre

Asun Sola Pascual

Abogada y colabora con el Bufete de Abogados de Chelo Sola y Carlos Polite.

La custodia compartida no es una medida excepcional, sino que debe considerarse normal e incluso deseable

  • STS, de 29 abril 2013 (RJ 2013, 3269).

El TS fija doctrina en esta importancia materia, desgranando una interpretación exhaustiva y apurada del art. 92 del CC, con respecto a los requisitos que deben darse para acordar el régimen de guarda y custodia compartida.


  • Supuesto de hecho

    En demanda de divorcio, el actor, entre otras medidas, solicitó que se le atribuyera la guarda y custodia de la hija menor, con un régimen de visitas a determinar, previo acuerdo de ambos progenitores. La parte demandada reconvino para que se le atribuyera a ella, con un régimen de visitas a favor de su ex esposo. Ninguno de los litigantes reclamó que la guarda y custodia fuera compartida, salvo el Ministerio Fiscal. La sentencia del Juzgado atribuyó al padre el cuidado de su hija y estableció un régimen de visitas a favor de la madre, que la sentencia de la Audiencia no modificó, negando la guarda y custodia compartida.

  • Criterio o «ratio decidendi»

    El TS estudia pormenorizadamente el sistema legal de guardia y custodia. La primacía debe ser de aquel régimen que se adapte mejor al menor y a su interés, no al interés de sus progenitores, pues el sistema está concebido como una forma de protección del interés de los menores cuando sus progenitores no conviven, no como un sistema de premio o castigo al cónyuge por su actitud en el ejercicio de la guarda. La interpretación de los artículos 92, 5 , 6 y 7 CC debe estar fundada en el interés de los menores que van a quedar afectados por la medida que se deba tomar, que se acordará cuando concurran criterios tales como la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con el menor y sus aptitudes personales; los deseos manifestados por los menores competentes; el número de hijos; el cumplimiento por parte de los progenitores de sus deberes en relación con los hijos y el respeto mutuo en sus relaciones personales; el resultado de los informes exigidos legalmente, y, en definitiva, cualquier otro que permita a los menores una vida adecuada, aunque en la práctica pueda ser más compleja que la que se lleva a cabo cuando los progenitores conviven. La redacción del artículo 92 no permite concluir que se trate de una medida excepcional, sino que al contrario, habrá de considerarse normal e incluso deseable, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aun en situaciones de crisis, siempre que ello sea posible y en tanto en cuanto lo sea.

¿Quiere leer otros post de ?


Vote:
|| || || || |
Resultado:
599 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Aranzadi Familia

    Aranzadi Familia

    Servicio de investigación jurídica para el desarrollo integral de cada proceso del Derecho de Familia

Blog


Datos personales

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates. Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos ......[ver perfil]

Archivo del blog

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.