19 de agosto de 2018 | 10:59
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Revista Aranzadi Doctrinal

25 de Enero de 2018

Mabel Inda Errea

Área Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Departamento de Contenidos

Valoración del ajuar doméstico en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones

  • Consulta Vinculante núm. V0832-17, de la DGT, de 4 abril 2017
  • Ajuar doméstico, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, Impuesto sobre el Patrimonio.

El ajuar doméstico se valora aplicando el porcentaje del 3% sobre la totalidad de bienes que componen el caudal hereditario del causante, sin tener en cuenta las deudas, salvo que los herederos asignen al ajuar un valor superior o prueben su inexistencia o que su valor es inferior al resultante de aplicar el citado porcentaje. En estos últimos casos, los contribuyentes tienen que probar de forma fehaciente que el ajuar no existe o que tiene un valor inferior.


  • Supuesto de hecho

    La consultante va a proceder a la liquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por herencia y tiene ciertas dudas sobre el concepto de ajuar doméstico. En concreto, plantea si tienen la consideración de elementos integrantes del ajuar doméstico:

      1. Participaciones en acciones de sociedades.

      2. Activos financieros (participaciones en entidades financieras).

      3. Explotaciones de acuicultura (criaderos de mejillón).

      4. Embarcación auxiliar de servicio a la explotación de acuicultura.

      5. Vehículo turismo.

      6. Fincas rústicas de labrado.

      7. Locales comerciales.

  • Criterio o «ratio decidendi»

    La Ley del Impuesto de Sucesiones y de Donaciones no fija el concepto de ajuar, ya que se limita a establecer un porcentaje por regla general del tres por ciento sobre el importe del caudal relicto del causante, remitiéndose a las reglas del Impuesto sobre el Patrimonio.

    En varias sentencias del Tribunal Supremo de 1995 y 1998 se indicaban que en el art. 1449 párrafo primero de la Ley de Enjuiciamiento Civil se contenía una definición de ajuar, al referirse a determinados bienes inembargables, la cual venía a coincidir con la definición que de ajuar da el Diccionario de la Real Academia Española, cuando dice que es «el conjunto de muebles, enseres y ropas de uso común en la casa».

    Ya el art. 4 de la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio sí contiene un concepto de ajuar, declarando exento los efectos personales y del hogar, utensilios domésticos y demás bienes muebles de uso particular del sujeto pasivo, excepto los bienes a los que se refieren los artículos 18 y 19 de la misma Ley (objetos de arte, antigüedades, joyas, pieles, automóviles, embarcaciones, aeronaves, etc.).

    Por tanto, estos últimos formarán parte de la masa hereditaria y, en principio, se valorará en el tres por ciento del importe del caudal relicto del causante. No obstante, los interesados pueden asignar al ajuar un valor superior, en cuyo caso prevalecerá este. Ahora bien, la valoración del ajuar en el tres por ciento es una presunción “iuris tantum”, por lo que los interesados pueden probar fehacientemente su inexistencia o que su valor es inferior al que resulte de la aplicación del referido porcentaje.

    En la presente consulta ninguno de los bienes sobre los que tenía duda la heredera pueden considerarse como ajuar doméstico, algunos de ellos por no ser bienes muebles, otros por no ser de uso personal o doméstico, sino profesional o empresarial, algunos más por ambos motivos y otros por estar expresamente excluidos por la Ley.

    La base sobre la que ha de aplicarse el tres por ciento para el cálculo del ajuar doméstico es el importe total del caudal relicto, entendiendo por tal el conjunto total de bienes y derechos incluidos en la masa hereditaria, es decir, el valor real de los bienes y derechos pertenecientes al causante, minorado por las cargas y gravámenes deducibles conforme a la LISD, pero sin tener en cuenta las deudas del causante.

  • Documentos relacionados

    • Arts. 15 de la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (RCL 1987, 2636).
    • Art. 34 del Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (RCL 1991, 2734).
    • Arts. 4, 18 y 19 de la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio (RCL 1991, 1453).
    • SSTS 26 abril, 8 julio, 27 noviembre y 18 diciembre 1995 (RJ 1995, 4349, 5801, 9875 y RJ 1996, 4270) y 29 mayo 1998 (RJ 1998, 4305).

¿Quiere leer otros post de ?


Vote:
|| || || || |
Resultado:
41 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Tratado de Derecho de sucesiones (Tomo I) (Dúo) 2ª Ed.

    Tratado de Derecho de sucesiones (Tomo I) (Dúo) 2ª Ed.

    Estudio y análisis de las reglas que organizan la sucesión de una persona en la titularidad de los bienes y derechos que deja vacantes (sin titular) como consecuencia de su muerte, a fin de determinar su orden, destino y transmisión y las relaciones jurídicas ex novo.

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos 3 niveles: legal, técnico y organizativo.

Blog


Datos personales

«Yo sólo sé que no sé nada», dijo Sócrates. Cada vez me ronda más esta idea. ¿No nos  ocurre que cuanto más estudiamos ...ver perfil

Archivo del blog

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar