Estrategia

22 de Agosto de 2011

Abogados al frente de una crisis de comunicación: pautas para elaborar el plan de acción

Los primeros momentos en la gestión de una crisis de comunicación son decisivos, debemos evitar la improvisación y estar preparados con un plan de actuación para afrontarla adecuadamente, reducir la incertidumbre y, por tanto, los riesgos.

Valeria Ramírez,
Consultora de comunicación jurídica y financiera (@valeria_rg)


El despacho americano King & Spalding ha sufrido recientemente una de sus peores crisis de comunicación. La firma internacional, con 125 años de historia y más de 800 abogados, comenzó su vía crucis al aceptar defender ante la justicia estadounidense la constitucionalidad de la Defense of Marriage Act (DOMA), ley que impide a la administración federal reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo.

La respuesta de la comunidad lésbico-gay no se hizo esperar y anunció una campaña en contra de la firma de abogados. Ante el amenazador escenario, King & Spalding optó por proteger su reputación y renunciar al contrato pero el resultado fue incluso peor. Esta vez fue un "fuego amigo" quien promovió el boicot. Líderes conservadores como el fiscal general de Virginia y la Asociación Nacional del Rifle (ANR), hasta entonces clientes del despacho, rompieron toda relación profesional debido a su "debilidad para proteger los intereses del cliente", según expresó la misma ANR en un comunicado.

Al igual que King & Spalding, toda empresa está expuesta a una crisis de comunicación en mayor o menor grado y la única forma de minimizar los efectos negativos es estar preparados pero ¿cómo prepararse ante una crisis de comunicación que pueda afectar la imagen y reputación de un despacho?

Lo principal es tener un plan de comunicación en situación de crisis. Una hoja de ruta con pautas claras para reaccionar ante el imprevisto. Las primeras son cruciales en el rumbo que tomarán los acontecimientos por lo que no debemos dejar nada al azar.

El primer paso es realizar una auditoría de comunicación de crisis para revelar los puntos débiles de la empresa y prever los escenarios posibles. Ésta permitirá establecer un criterio de niveles de alerta que ayudarán a valorar la magnitud de las crisis para abordarlas en consecuencia. Es importante recordar que cada crisis sigue su propio patrón, por lo que no hay recetas mágicas pero sí la certeza de que la prevención reduce la incertidumbre y por tanto el riesgo.

Será necesario formar un gabinete de crisis. Un equipo con experiencia en la empresa, conocimiento y poder de decisión. Son personas que tendrán disponibilidad absoluta para responder en el momento en que sean requeridas. Además deberá existir una jerarquía definida que evite controversias ante la toma de decisiones. Los perfiles del gabinete dependerán la naturaleza de la crisis pero puede estar conformado por: el presidente, responsable de comunicación, responsable de recursos humanos, responsable financiero, jefe de seguridad, asesor externo...

Posteriormente se identificarán y jerarquizarán a los stakeholders o públicos objetivo. Se trata de distinguir a los grupos que deben ser informados y asignar prioridades: empleados, clientes, accionistas, medios de comunicación... Este paso ayuda a la administración del tiempo y asegura que no se olvide ningún grupo. Una posibilidad es diferenciar tres niveles: el prioritario, que debe ser informado inmediatamente; un secundario, que estará al tanto durante la fase crítica y, finalmente, el que será informado después de la crisis. Como siempre, una base de datos fiable y bien actualizada será vital al momento de comunicar la crisis.

Además se deberá establecer un protocolo de actuación en función de los niveles de alerta definidos durante la auditoria, que permitirá tener criterios de base para decidir el tipo de comunicación que se realizará así como los mensajes y canales a utilizar: desde una llamada telefónica hasta la convocatoria a una rueda de prensa.

Entre las acciones a seguir están: comprobar la información disponible, valorar el nivel de alerta, convocar al gabinete de crisis, diseñar la estrategia adecuada a seguir, elaborar documentos de prensa a medida, desarrollo de estrategia, evaluación, y seguimiento durante la etapa latente. Teniendo en cuenta que la evaluación puede implicar volver al inicio si la crisis no se ha solucionado satisfactoriamente.

Convendrá también elaborar plantillas del material susceptible a ser utilizado en la crisis real: nota de prensa, declaraciones institucionales, argumentarios, y demás documentos que se consideren necesarios. En este sentido, habrá que determinar el tono de los mensajes intentando transmitir: objetividad para analizar fríamente las circunstancias y asumir responsabilidades en caso necesario; franqueza para informar de un modo exhaustivo y honesto; comprensión de las preocupaciones y necesidades de los grupos afectados, y competencia para resolver los problemas, es decir una actitud orientada hacia las soluciones.

El éxito en la gestión de una crisis de comunicación depende de la experiencia, preparación y habilidad del equipo para reaccionar adecuadamente y mantener el estrés bajo control. Una mala comunicación puede empeorar las cosas o sobredimensionar el problema real y, aunque es cierto que una mala noticia no se convertirá en buena por comunicarla bien, si se actúa con transparencia, rapidez y precisión será posible minimizar los daños.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
273 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Comente este contenido

Comenta el artículo

  • Legal Today le informa que los mensajes están sujetos a moderación
  • Legal Today no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas por sus lectores
  • Legal Today excluirá los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes y los de índole publicitaria.

[ 1 Comentarios ] Pagina 1 de 1

  • 1 2011-09-07 23:20:37
    como siempre eres brillante

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.