14 de Noviembre de 2019 | 02:44
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Estrategia

30 de Agosto de 2019

Cómo ayudar a vencer el estrés postvacacional desde la dirección

Quiero explicaros cómo desde la dirección de los despachos se puede ayudar a transformar el estrés postvacacional en un periodo beneficioso para vuestros despachos. Podemos intervenir y actuar como facilitadores del bienestar de nuestra organización, no hay que conformarse y esperar a que se supere únicamente con el paso de los días.

Carlos Adeva,
Responsable de Proyectos de Comunicación Interna y Bienestar STRONG element.


Habitualmente nos centramos en el trauma postvacacional y sus consecuencias, nuestro objetivo no es centrar la atención en las características físicas y psicológicas del síndrome postvacacional sino aportar elementos para intervenir y transformarlo.

El sector legal es diferente, la mayoría de los despachos y los abogados tienen su periodo vacacional en agosto lo que conlleva que la mayoría de la plantilla inicia y finaliza sus vacaciones a la par y tenga consideraciones diferentes respecto a otros sectores.  

Un aspecto importante respecto al estrés postvacacional es que estos procesos de crisis e inadaptación en la reincorporación después del periodo vacacional han variado considerablemente la última década, también, aunque en menor medida en el sector legal, aun así, cada vez resulta más difícil encontrar personas que tengan un periodo vacacional de un mes entero, casi ni de tres semanas. Existe un gran número de abogados que únicamente utilizan 15 o 20 días de vacaciones, con las ventajas e inconvenientes que eso supone.

Los periodos vacacionales cortos conllevan varios inconvenientes puesto que entre el periodo de desconexión que dura aproximadamente tres cuatro incluso cinco  días dependiendo del estrés y el cansancio acumulado con el que se llega al inicio de las vacaciones y el periodo en el que surgen pensamientos  de anticipación respeto a la incorporación, este periodo suele ser de nuevo de cuatro o cinco días en los cuales empiezan a aparecer casi siempre de una manera involuntaria  pensamientos relacionados con la vuelta al trabajo, con anticipaciones de situaciones , conflictos y preocupaciones que nos vamos a encontrar a nuestra  vuelta  al trabajo, teniendo en cuenta estos factores finalmente nos encontramos que en los periodos vacacionales cortos  únicamente conseguimos en torno a 10 días reales de descanso pleno.

También y como en la mayoría de los asuntos en los periodos vacacionales cortos existen ventajas, al no ser un periodo tan largo, como ocurría en anteriores generaciones, no existe esa brecha tan amplia entre el descanso total y la vuelta al trabajo, además al no agotar nuestras vacaciones en un único periodo, nos permite crear espacios de desconexión a lo largo del año, creando pequeñas vacaciones que nos permiten recuperar fuerzas y evitan un agotamiento mayor.

Pero como decíamos en el inicio de este artículo no se trata de analizar las características del estrés postvacacional, sobre esto hay demasiada literatura y si se tiene interés, existen numerosos artículos y más en esta época que lo describen perfectamente. Si merece la pena recordar a modo de resumen, los principales síntomas físicos y psicológicos: bajo estado de ánimo, decaimiento, ansiedad  y la percepción de no ser capaz de adaptarse de nuevo a la vida  laboral y la dureza del curso que se avecina.

Desde un  plano personal se puede actuar teniendo en cuenta una serie de factores facilitadores del proceso de adaptación a la reincorporación a la vida laboral, no volver de los viajes o lugar de vacaciones justo el día antes del final de las vacaciones, dejar un par de días libres , tres cuatro para volver a casa y adaptar nuestros ritmos y horarios a un nivel más similar al de nuestra vida  laboral, no pretender rendir al máximo desde el primer día, intentando una adaptación progresiva a nuestras funciones y responsabilidades , no volver al trabajo a principios de semana también es una buena opción , por supuesto en caso de poder elegir.

¿Cómo desde la dirección de los despachos se puede favorecer la adaptación o minimizar el estrés postvacacional de nuestros abogados?  En mi opinión lo más importante es generar ilusión y conseguir la motivación necesaria para iniciar cualquier proyecto, estos factores son capaces de vencer o aminorar el estrés postvacacional.

Definirlo es fácil, lo complicado es buscar la manera de conseguirlo, en mi opinión una vía es a través de crear espacios para la reflexión, el análisis, la creatividad, el conocimiento personal y profesional, la innovación. No se trata de no empezar a trabajar si no de buscar momentos y espacios que nos permitan trabajar para la organización y la comunicación interna. Desde la informalidad organizada eso sí, no se trata de perder el tiempo organizando "chorradas" pero tampoco se trata de analizar datos y tomar decisiones trascendentales, que suele darse en el periodo cercano al final de año.

Se trata de mejorar la adaptación a través de la motivación, se me ocurren posibilidades, ¿Por qué no organizamos reuniones de reflexión interdepartamentales? ¿Por qué no aprovechamos para conocer mejor el trabajo de los demás? ¿Por qué no pensamos en cómo mejorar la venta cruzada (generación de negocio intradepartamental) de nuestros servicios? ¿Por qué no reflexionamos en grupo sobre el futro, las necesidades del cliente o nuevos servicios? Todo ello son aspectos que nos pueden ayudar a preparar la organización para el futuro, a mejorar nuestro clima organizacional, la satisfacción y el sentimiento de pertenencia, nuestra comunicación interna y que pueden darse en estas primeras semanas de adaptación postvacacional.

Todavía estamos relajados, después el día a día te absolverá los problemas surgirán y  habrá que afrontarlos y no habrá tiempo, esto me lleva  a la idea clave que me gustaría remarcar en este artículo, aunque realmente está basada en nuestra filosofía : "la dirección de las organizaciones debería preocuparse del bienestar de su equipo profesional" prestamos únicamente atención al individuo pero no tanto a como la organización favorece o dificulta su vida, por eso quiero concluir con la idea que la dirección busque la manera de motivar e ilusionar a la persona para vencer el estrés postvacacional, seguro que hay mil maneras de conseguirlo cada organización debe buscar su camino.

Es el momento de ser creativo, de pensar, innovar y dejar la mente volar. ¡Es el momento!

 
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Nuevos códigos Aranzadi

    Códigos LeyItBe

    ¿Conoces la relación de códigos Aranzadi para este curso? No te quedes sin ellos.

  • ARANZADI FUSION

    Aranzadi Fusión

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar