28 de Marzo de 2017 | 06:20
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Estrategia

21 de Noviembre de 2016 Óscar Fernández León, experto en habilidades profesionales del abogado

“Un buen interrogatorio debe tener un objetivo que pueda ser alcanzable”

Legal Today


Ya ha salido a la luz, bajo el sello de Thomson Reuters Aranzadi, ARTE Y TÉCNICA DEL INTERROGATORIO, una obra en la que Óscar Fernández León, abogado experto en gestión del despacho trata de sistematizar un concepto estratégico del interrogatorio y, a su vez, desarrollar aquellas técnicas que puedan ayudar a dar ese primer paso y avanzar en el objetivo de ser cada día un mejor abogado litigante. ¿Cuáles son las claves de un buen interrogatorio? Fernández León responde a esta y otras preguntas sobre una habilidad clave.

¿Sabemos los abogados españoles interrogar?

Los abogados españoles, sencillamente, interrogan, es decir, preparan y ejecutan el interrogatorio, si bien lo hacen sin la aplicación de técnicas estratégicas para interrogar, limitándose por tanto a cumplir con el trámite con mayor o menor eficacia. No obstante, como en todos sitios, hay excepciones y contamos con abogados que saben interrogar magistralmente.

El aprendizaje hasta llegar a ser un maestro del interrogatorio, ¿se basa en el método ensayo-error o hay algo más?

La forma en la que el abogado español aprende a interrogar me atrevería a afirmar que es el sistema ensayo-error, lo que permite la depuración de la técnica gracias al aprendizaje que se obtiene con la experiencia. Sin embargo, hay algo más para poder alcanzar la maestría, concretamente, la observación de buenos interrogadores y, necesariamente (y esto quiero subrayarlo), el aprendizaje de técnicas estratégicas del interrogatorio.

¿Cuáles son las principales virtudes de un buen interrogatorio?

Un buen interrogatorio debe tener un objetivo que pueda ser alcanzable, realizarse empleando el tipo de preguntas más adecuado en función del interrogatorio que abordemos (directo o contrainterrogatorio), una adecuada secuenciación u orden en el que se efectúan las preguntas, adaptar el interrogatorio a la clase de testigo que interrogamos (testigos falsos voluntarios, involuntarios, víctimas, menores, expertos, policías, etc.), conocer perfectamente la forma en el que el juez dirige los interrogatorios, mantener en todo momento el control emocional y, por supuesto, aplicar una estrategia distinta dependiendo si realizamos el interrogatorio directo o el contrainterrogatorio.

¿Y los fallos?

Todos los fallos derivan del desconocimiento por parte del abogado de la finalidad estratégica del interrogatorio, obviando así la aplicación de las reglas que conforman la misma. Más específicamente, los errores suelen derivar del desconocimiento de la necesaria aplicación de unas reglas diferentes en función de si nos enfrentamos a un interrogatorio directo o a un contrainterrogatorio. A modo de ejemplo, los fallos más habituales son preguntar sin un objetivo claro y preciso, leer los interrogatorios, entrar en discusión con el testigo, no preparar (éticamente) a nuestro testigo, repetir las preguntas, no saber parar cuando hemos alcanzado lo que buscábamos, preguntar cuando desconocemos la respuesta, perder el control del testigo, etc.

A través de un interrogatorio, ¿se pueden extraer conclusiones de cómo se desarrollará el juicio?

Por supuesto, la prueba testifical, especialmente en los procesos penales, suele tener  una influencia muy relevante en el fallo del caso, y los letrados, una vez realizados los interrogatorios disponemos de una idea muy aproximada del desenlace del asunto.

¿Qué estructura debe tener una buena pregunta hecha en un interrogatorio?

Una pregunta debe ser adecuada al tipo de interrogatorio que realizamos (mayoritariamente abiertas en el interrogatorio directo y cerradas en el contrainterrogatorio), clara, precisa, bien pronunciada, dotada de una sintaxis correcta que facilite su comprensión al testigo, centrada en una sola cuestión (de un solo punto) y con una clara finalidad u objetivo.

Su voto:
Resultado:
122 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Arte y técnica del interrogatorio (Dúo)

    Arte y técnica del interrogatorio (Dúo)

    Un recorrido por las salas de vista de los juzgados y tribunales españoles nos permite comprobar la falta de técnica a la hora de interrogar (sin desmerecer la existencia de auténticos expertos en la materia).

  • El abogado y el juicio

    El abogado y el juicio

    Estudio práctico de la intervención del abogado en el juicio, partiendo del principio de que éste no limita su actividad a intervenir en sala, sino que su trabajo comienza mucho antes, cuando conoce la fecha del señalamiento del juicio y concluye tras el juicio, una vez ha realizado el cierre del caso.

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.