18 de septiembre de 2019 | 03:14
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Contenido de Buenas prácticas:

Gestión del despacho

20 de Marzo de 2009

La organización de marketing en los despachos de abogados

¿Quién asume las responsabilidades de las distintas funciones de marketing? ¿Cómo deben organizarse dichas funciones?

Loreto Vega Durán Licenciada en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales con especialización en Dirección Comercial y Marketing


Los despachos de abogados pueden decidir qué actividades de marketing subcontratar y cuáles producir internamente. Pero la primera decisión, y la más importante, es a quién asignar la «responsabilidad de marketing» de la firma.

Puede contratarse:

  • a un director de marketing con formación y experiencia específica
  • a un abogado o socio determinado, con dedicación exclusiva o no a esta responsabilidad
  • a un grupo de abogados o socios
  • a la gerencia o socios directores
  • etc.

Lo importante es comprender la necesidad de que alguien asuma formalmente esa responsabilidad, adquiriendo el compromiso de liderar la función de marketing. Sin ese líder que coordine, planifique, controle y motive, será difícil alcanzar unos mínimos objetivos de marketing.

La decisión de esta asignación dependerá de cada firma, sus objetivos, recursos y prioridades, aunque la tendencia actual más extendida entre las grandes firmas y los despachos de tamaño mediano es la que opta preferentemente por la contratación de profesionales con formación específica en el área comercial-marketing, junto con background y conocimientos jurídicos (en la actualidad existen opciones universitarias que combinan la formación jurídica con formación en marketing y comunicación; formación de postgrado en marketing dirigida a abogados; formación en marketing jurídico dirigida a no abogados, etc.). Se trata sin duda de una combinación de conocimientos muy adecuada para desarrollar la función de marketing en un entorno de servicios profesionales como el jurídico, superando las respectivas limitaciones de una formación exclusivamente jurídica o de marketing.

Esta tendencia muestra cómo, poco a poco, se va otorgando una importancia mayor a la función de marketing y se toma conciencia de su alcance e influencia en el éxito de las firmas. Hay que tener en cuenta que el marketing jurídico surgió limitado a determinadas tareas de comunicación, fundamentalmente en el ámbito de las relaciones públicas, que eran asignadas a secretarias y assistants. Hoy, cada vez más nos encontramos con la figura de un director de marketing en los despachos de abogados, reportando al socio director o comité de socios e incluso con participación en el mismo.

A pesar de que los roles, estructuras y organigramas de la función de marketing están lejos de seguir un patrón único en el mercado jurídico, en general puede hablarse de una evolución muy positiva aunque no exenta de dificultades. Entre ellas podemos mencionar algunas actitudes de desconfianza o rechazo de los profesionales/abogados hacia el personal no jurídico, incluyendo marketing, y los problemas en la delimitación de las responsabilidades y tareas de marketing que afectan a los abogados.

Lo importante, sea quien sea quien lidere la función de marketing en el despacho, es que sea capaz de determinar e implantar la estructura, los procedimientos, las herramientas y la tecnología más adecuados para la consecución de los objetivos de marketing.

Del libro Marketing y Desarrollo de Negocio para Despachos de Abogados, (Aranzadi 2006) de Loreto Vega.

  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar