23 de septiembre de 2019 | 10:10
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Contenido de Buenas prácticas:

Gestión del despacho

17 de Marzo de 2009

Las inmensas posibilidades de las Nuevas Tecnologías

Igual que ocurrió en su tiempo con el telégrafo, el teléfono o el fax, entre otros importantísimos avances, Internet y las nuevas tecnologías han revolucionado la forma de «hacer negocios»; una revolución a la que el sector jurídico no ha podido permanecer ajeno.

Loreto Vega Durán Licenciada en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales con especialización en Dirección Comercial y Marketing


Así, las nuevas tecnologías se han convertido en una fuente significativa de ventaja competitiva para muchas firmas, especialmente para aquellas que han apostado por ser pioneras en su aplicación y han sido conscientes de las extraordinarias posibilidades y beneficios que pueden brindar a una organización.

Hace menos de 10 años eran muy pocos los despachos españoles que contaban con una página web corporativa. Incluso las primeras iniciativas despertaron importantes recelos y levantaron algunas voces críticas dentro de la profesión. A fecha de hoy, son muy pocos los que tienen duda del importante papel que, dentro de la estrategia de posicionamiento y comunicación de la firma, juega la página web corporativa.

Actualmente Internet se ha convertido en una herramienta fundamental para los despachos que destinan importantes recursos humanos, técnicos y económicos, al mantenimiento, actualización y mejora continua de sus páginas web corporativas y otras iniciativas e-business.

Más allá del uso de Internet, las nuevas tecnologías en general ofrecen posibilidades cada vez más amplias para:

  • Satisfacer y fidelizar a los clientes.
  • Captar nuevos clientes.
  • Mejorar la accesibilidad.
  • Expandir mercados.
  • Reducir los costes de creación, proceso, distribución y almacenamiento de documentación.
  • Acceder y almacenar información. Gestionar el conocimiento.
  • Desarrollar el conocimiento y el valor de la marca.
  • Medir y controlar la rentabilidad.
  • Desarrollar procedimientos de facturación y cobro más adecuados y eficaces.
  • Controlar el cumplimiento de objetivos.

Del libro Marketing y Desarrollo de Negocio para Despachos de Abogados, (Aranzadi 2006) de Loreto Vega.

  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar