24 de Agosto de 2019 | 12:17
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Marketing

10 de Junio de 2019

Ningún robot se llevará tú queso, si te adaptas

  • La conectividad, no debe ser entendida como la conexión entre las personas o entre las máquinas sino también como la capacidad de interacción entre ambas.
  • La historia ha demostrado que la tecnología no elimina puestos de trabajo, sino que genera nuevas oportunidades donde podemos aportar valor añadido.

Recientemente se ha publicado el libro ¿Qué robot se ha llevado mi queso? de Rafael Tamames, aludiendo al bestseller de S. Johnson en 1998. De su lectura se desprende lo necesario e imprescindible que es entender la necesidad del cambio a todos los niveles. El queso representa nuestros objetivos y la necesidad de adaptarnos. Aceptar los nuevos retos, y adaptarnos si estos lo hacen, es necesario.

Sara Molina Pérez-Tomé,
CEO y fundadora de Marketingnize, firma especializada en Marketing & Management


Antropológicamente, el ser humano no está preparado para la incertidumbre, de ahí que el liderazgo en la transformación digital cobre especial relevancia en un momento en el que la IA y la RPA mal entendidas o implementadas puede generar ineficiencias.

Este cuadro de Stephanie F. Blackburn explica la ecuación del cambio para la gestión de la incertidumbre de la que hablabamos.

 

La alianza entre hombre y máquina es la mejor apuesta.

La conectividad, no debe ser entendida como la conexión entre las personas o entre las máquinas sino también como la capacidad de interacción entre ambas.

La consultora McKinsey considera que hay determinados trabajos que requieren destreza manual e inteligencia creativa que se mantendrán como, por ejemplo, la fontanería. Un robot funciona bien en una cadena de producción. Sin embargo, actuar en situaciones de emergencia e imprevistos no programados es difícil y caro de automatizar.

Además, la historia ha demostrado que la tecnología no elimina puestos de trabajo, sino que genera nuevas oportunidades donde podemos aportar valor añadido. Ajustarse a esta nueva situación requiere desaprender mucho de lo aprendido entendiendo una nueva realidad.

El valor de los abogados

Por último, sobre el papel de las personas en todo este escenario, parece que las nuevas habilidades o competencias son las que pueden dotar de un valor añadido adicional sobre las tareas que son altamente programables y/o automatizables.

En este sentido, me parece de gran interés las aportaciones de Mercedes Carmona, con la que he tenido el placer de compartir ponencia en el Congreso Nacional de la Abogacía en Valladolid, donde destacó las características de un buen líder, en contraposición con algunos rasgos de personalidad característicos de los abogados en base a diferentes estudios realizados por psicólogos. Estas son las más destacadas:

El escepticismo: el buen abogado lo cuestiona todo y siempre piensa que puede haber algo oculto; le cuesta confiar en la versión de los demás. Esto se trata de un buen rasgo para una defensa eficaz del cliente, pero para ser un buen líder hay que generar confianza y generar un entorno amable en los equipos.

El individualismo: respecto a sus conocimientos como valor aportado, hace más complicado compartir el trabajo y genera silos de información, lo que va en contra del trabajo en equipo.

La escasa resiliencia psicológica: por un ego mal gestionado que nos hace estar a la defensiva y rechazar cualquier crítica. El líder debe ser humilde, aprender y entender sus debilidades y agradecer el feedback como una herramienta de mejora de forma constructiva.

En conclusión, me parece interesante potenciar al máximo a las personas y dejar a los robots aquello que saben hacer mejor automatizando ciertos flujos en los que el pensamiento crítico, la inteligencia emocional, la creatividad y la toma de decisiones complejas las aporten los equipos.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, no pierdas
de vista a Actualidad Jurídica Aranzadi

  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar