21 de Agosto de 2019 | 04:32
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Marketing

8 de Febrero de 2019

¿Por qué es tan difícil hacer anuncios para abogados que funcionen bien en Internet?

¿Buscas hacer el anuncio perfecto para conseguir de una vez por todas captar por Intenet potenciales clientes para tu despacho de abogados? Pues probablemente no tengamos la respuesta adecuada. Es más, pensar que solo es una cuestión del anuncio en sí mismo es simplificar las cosas en exceso. Sería necesario analizar bien los objetivos a conseguir, planificar los medios en los que se van a lanzar y, al mismo tiempo, hacer un estudio del target específico al que se pretende alcanzar. Todo cuestiones que puede hacer una agencia de marketing especializada para conseguir ese retorno que esperas.

tuAppbogado


Ser abogados expertos en Internet no implica saber hacer buenos anuncios abogados. Es más, más que buenos, lo adecuado sería hablar de anuncios que funcionen adecuadamente. Sin embargo, lo que sí podemos analizar son las cuestiones que incrementan, al menos más que en otros sectores, el hecho de que los anuncios online puedan convertir adecuadamente.

  1. Copys poco claros que dejan lugar a dudas sobre las consultas gratuitas tan habituales. No es una cuestión de que haya clientes que siempre van a querer algo gratis, sobre todo en el sector servicios solo en el mundo jurídico, pero digamos que son mucho más habituales. Por eso, algunos anuncios acaban por convertirse en un problema de gestión de correos o llamadas que terminan sin ningún cierre de caso.

  2. Competencia demasiado grande para consultas puntuales que difícilmente fidelizan. No es habitual que un cliente recurra a un abogado muchas veces a lo largo de su vida. Y cada abogado es experto en una temática del derecho. Esto hace que sea realmente complicada la fidelización. Y llevar casos pequeños, que en muchos casos son solo consultas, con un estudio pormenorizado, no siempre compensa por los altos costes de captar en Internet debidos a esa brutal competencia.

  3. Escasos conocimientos de plataformas complejas que requieren de especialización. En muchos casos, la falta de un presupuesto cerrado hace que los abogados se lancen a la piscina sin los conocimientos adecuados y sin invertir tiempo para adquirirlos. Aunque se tenga el presupuesto necesario y un buen anuncio, sin conocer cómo funcionan plataformas como Google Ads, difícilmente se podrá obtener el máximo potencial de una campaña.

La solución, sin lugar a dudas, pasa por hacer un buen plan de marketing. Pero esto requiere de un presupuesto notable. Si no se tiene, más que invertir para no obtener retorno en plataformas de anuncios, puede ser interesante acceder a plataformas de captación específicas para abogados en las que todo el apartado del marketing se gestiona internamente. Por ejemplo, en nuestro caso, tuAppbogado en el que además no tienes compromiso de permanencia.

 
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Practicum Ejercicio de la abogacia 2019

    Practicum Ejercicio de la Abogacía 2019 (Dúo)

    El Practicum de acceso a la Abogacía trataba de ser un instrumento útil y ágil que permitiera a los graduados en Derecho tener los materiales teóricos y prácticos con los que prepara la prueba de acceso.

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar