24 de Marzo de 2017 | 03:11
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Marketing

5 de Mayo de 2016 JORDI ROVIRA ESTEVE, SOCIO Y DIRECTOR GENERAL ADJUNTO DE AGM ABOGADOS

“El conocimiento del negocio es clave para fomentar una mejor experiencia en el servicio para abogado y cliente”

Madrid, Barcelona y París son las ciudades en las que trabaja Jordi Rovira Esteve con la doble responsabilidad de fiscalista y director general adjunto de la firma AGM abogados. En un mercado transfronterizo como el legal, donde el cliente necesita que el letrado sea capaz de enfocar el asunto que le encarga con una óptica pluridisciplinar, buscamos trazar con Rovira el retrato robot de los profesionales jurídicos cross border. Nos asomamos también de su mano a Lawrope, organización multinacional de abogados que propicia sinergias entre despachos para el incremento de volumen de negocio de sus miembros sin incurrir en costes de crecimiento interno.

Legal Today


Dentro de un sector con tanto desarrollo como el asesoramiento jurídico de empresa,  ¿Alguien puede decir hoy en día que posee una experiencia trasversal de calidad?

Con frecuencia se posicionan en el mercado firmas que tienen una marcada vocación internacional y la voluntad de ofrecer un servicio o asesoramiento jurídico a las empresas muy especializado. Los elementos de internacionalización y especialización, al formar parte de la estrategia central de las firmas, llegan a anclarse en la práctica diaria. Hoy en día, el cliente ya es perfectamente capaz de detectar la veracidad de los valores añadidos que ofrecen los despachos, de modo que una parte de las energías de los equipos jurídicos tiene que dedicarse, en efecto, a identificar sus propias fortalezas para llegar a materializar esta experiencia trasversal de calidad en el servicio al cliente.

Por otro lado, la estrategia del mercado legal en la actualidad se dirige sin duda al fomento del  trato personalizado al cliente, aspecto que se concreta de diversas maneras en la cultura de cada despacho. Para ello, deben aplicarse debidamente acciones tendentes a conseguir esa experiencia diferenciada, como podrían ser la identificación y establecimiento de interlocutores únicos y válidos; acciones de seguimiento del cliente; verificación de las etapas de la llevanza del caso, etc. 

Estructurando y planificando debidamente las necesidades que ahora tiene el mercado, las firmas de servicios de asesoramiento de empresas multidisciplinares no pueden ser ajenas a la exigencia de optimizar sus servicios para brindar al cliente su mejor experiencia, de forma trasversal y con la debida e imprescindible calidad.

Trabaja en el desarrollo de la presencia china en España y Francia. ¿Qué tipo de inversiones está haciendo en nuestro país el gigante asiático?

Desde mi punto de vista, puedo decir que China en la actualidad está enfocando sus inversiones principalmente hacia el sector turístico, compra de materias primas e inmobiliario. Eso no quiere decir que las necesidades de asesoramiento legal de los inversores orientales se limiten a estas prácticas, sino que, con una mirada más global, se están desarrollando también líneas de trabajo en prácticas transversales, como la inmigración. Se llegará a imponer, y en nuestra firma ya hay personas capaces de ello, que el inversor chino pueda interactuar con el abogado en su propia lengua.

Con clientes no sólo de otras jurisdicciones, sino también de otras culturas, ¿cómo considera que ha de ser la proactividad de un abogado?

La proactividad de un abogado reside en la necesidad de anticiparse a las necesidades de sus clientes, siendo imprescindible estar orientado al negocio y a su servicio (en sentido amplio), y a la aportación de valor. Estas premisas no varían de unas a otras jurisdicciones, sino que es básico y general el cumplimiento y la gestión de las expectativas de servicio. El conocimiento por parte del abogado del negocio de su cliente es clave para fomentar una mejor experiencia para ambas partes en el servicio. El objetivo siempre debe ser fomentar relaciones duraderas y de mayor rentabilidad para las partes, todo ello, bajo el paraguas de lo que se denomina "servicio extendido". Por otro lado, los aspectos ligados a la cultura deben ser objeto de análisis cuando se  actúa en la prestación de servicios transnacionales, para eliminar barreras en la comunicación con el cliente que afecten a la percepción del servicio.

Teniendo en cuenta las dificultades de acceso al crédito que persisten en el mercado ¿en qué medida cree que el abogado tiene que estar más presente en cada fase respecto a antes de la crisis, cuando ciertas cosas puede decirse que funcionaban por sí mismas?

El abogado debe ser capaz de tener una visión global este tipo de operaciones complejas, y por tanto, debe poder advertir y anticiparse a las necesidades que surgen para sus clientes en cada etapa del desenvolvimiento del asunto, y en su caso, promover alternativas para la mejor viabilidad del proyecto. A estos efectos, será necesaria la intervención en muchos casos de otros profesionales para la realización del mejor análisis económico de la operación, trabajando en equipo.

Sin embargo, no considero que se pueda afirmar que el abogado en la actualidad tenga que ir más allá de lo que anteriormente el cliente esperaba. Enlazando con el contenido de respuestas previas, el abogado no puede promover soluciones que desconsideren el negocio de sus clientes como un todo, sino que ahora (y con anterioridad) debe "atar" la totalidad de aspectos que pueden determinar que la operación pueda tener un buen fin.    

¿Cuál es la frontera que un abogado no debería traspasar en una Due Diligence?

En un proceso de Due Diligence, para ayudar realmente al cliente en la futura toma de decisiones, el abogado debería ir más allá de la pura detección de las contingencias del negocio que analiza. Es imprescindible que el profesional tenga una contrastada experiencia en los procesos que incluyen Due Diligence, así como un conocimiento concreto de la orientación del negocio del cliente. Por ello, creo que la persona más indicada en un despacho para liderar la Diligence sea el responsable de la dirección y coordinación del proyecto. Si el responsable es capaz de trasladar al resto del equipo una idea concreta de la orientación del negocio del cliente, facilitando informaciones que sirvan para que los trabajos a realizar se acomoden perfectamente a la operación planificada, el resultado de la Due Diligence será adecuado.

¿Podría hablarnos de Lawrope, asociación internacional de abogados de la que usted es miembro de su comité consultivo?

Lawrope es una organización multinacional de abogados que tiene como objetivo facilitar el negocio transfronterizo. Abarca Europa, América del Norte y Central, América Latina y la República Popular China. Tras generar sinergias entre despachos desde hace más de veinte años, Lawrope ha logrado que firmas de abogados independientes tengan la capacidad de proporcionar un servicio jurídico internacional a precios competitivos. Además, no se rechazan alianzas con otros profesionales no jurídicos como asesores financieros, asesores fiscales y servicios inmobiliarios.

Pasando al back office, querríamos preguntarle por el peso que tienen los paralegales en los despachos medianos.

La figura de los paralegales día a día va incrementando su peso en los despachos con una cierta dimensión. Sin embargo, deben quedar muy claramente identificadas tanto sus funcionalidades como el impacto que su trabajo tiene en la mejora de los procesos de las firmas. En ningún caso deben entenderse como un mero mecanismo para rebajar costes del servicio.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
203 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

  • El abogado y el juicio

    El abogado y el juicio

    Estudio práctico de la intervención del abogado en el juicio, partiendo del principio de que éste no limita su actividad a intervenir en sala, sino que su trabajo comienza mucho antes, cuando conoce la fecha del señalamiento del juicio y concluye tras el juicio, una vez ha realizado el cierre del caso.

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.