21 de Octubre de 2018 | 08:07

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Nuevas Tecnologías

28 de Agosto de 2018

Consejos básicos para la web de nuestro Despacho

Ahora que muchos estamos de vacaciones, disponemos, al fin, del tiempo necesario para abordar una de las tareas que más suelen postergarse a lo largo del año: La web del Despacho. En este artículo, compartiremos una serie de consejos - básicos, pero poderosos - que pueden sernos de gran utilidad a la hora de implicarnos más y mejor en la construcción de nuestra imagen profesional online.

Marina Martín González,
graduada en Derecho. Doctoranda en el Programa de Doctorado de Derecho y Ciencias Sociales de la UNED


Como explicábamos en nuestra colaboración sobre los principios que deben guiar la actuación del Abogado en la Red, el simple hecho de aparecer en Internet ya no es suficiente. El modo en que nos presentemos ante la sociedad digital será determinante para que nuestra reputación profesional online se vea fortalecida y nos beneficiemos de las ventajas que puede ofrecer Internet.

Si bien es cierto que objetivos tan ambiciosos como incrementar notablemente nuestra capacidad de captar clientes requerirán de mucho más que el simple hecho de tener un site, no debemos caer en el error de restar importancia a la que será la piedra angular de nuestra presencia en Internet. Nuestra página web no solo será el punto de partida de las futuras campañas de marketing que pongamos en marcha, sino que, además, su contenido y configuración influirán sobremanera en los resultados que obtengamos de las mismas.

A continuación, hablaremos de los elementos y cualidades más básicos de una web que, además de repercutir de manera eficaz y muy positiva en toda estrategia de marketing digital que pretendamos llevar a cabo, convertirán nuestra página web en una auténtica embajadora de la marca del Despacho.

Contenido: La forma más común de dotar de contenido a una web es a través de la figura del Blog: una sección en la que podremos publicar artículos sobre temas que resulten de especial interés para nuestros "visitantes" y lo curioso es que, a su vez, estas publicaciones favorecerán que alcancemos mejores posiciones en los índices de los motores de búsqueda (Google, Bing, Yahoo...).

Fundamental que el contenido sea original, de calidad y coherente. El plagio, conocido entre los estudiantes como "copy-paste", aunque es muy común en la Red y parece no acarrear consecuencias, nos puede perjudicar gravemente dado que, además de no ser legal, se penaliza por los grandes buscadores como Google [apareceremos menos]. Ojo: esto último puede ocurrir incluso cuando citamos la fuente, así que ¡Cuidado!

Importante también que lo que publiquemos se encuentre directamente relacionado con los servicios profesionales que ofrecemos y que, además, responda a inquietudes e intereses propios del público al que nos dirijamos. Lógicamente, la temática, el léxico y el tono de nuestras publicaciones deberá ser distinto en función de si nos dirigimos a otros profesionales del Derecho o a clientes potenciales.

¿Quién se va a ocupar de escribir? Pensemos que las publicaciones tendrán que tener cierta periodicidad - no tiene por qué ser diaria, pero convendría que, al menos, fuera mensual -, así que deberemos organizarnos el trabajo e involucrarnos de forma activa.

Es cierto que existen diversas plataformas en las que es posible comprar contenido, lo que nos puede facilitar mucho la vida si estamos sobrecargados de trabajo y no tenemos otra opción. No obstante, debemos tener en cuenta que esto conllevará asumir costes extra y ¡Ojo! Pensemos que se nos atribuirá directamente la autoría de todo lo que publiquemos en nuestra web, por lo que, dada la especial complejidad técnica del Derecho y que no conoceremos la identidad del autor original, será conveniente que revisemos exhaustivamente todos los textos que recibamos antes de publicarlos para evitar que el contenido termine por repercutir negativamente en nuestra reputación profesional.

Usabilidad: La usabilidad es la cualidad propia de las webs, plataformas y programas informáticos que permiten al usuario encontrar la información que buscan de forma rápida, sencilla e intuitiva. En este aspecto, tendremos que preocuparnos por que el diseño de nuestra web favorezca una mejor experiencia de navegación del usuario. Destacar, por ejemplo, la importancia de que nuestra web tenga un diseño adaptativo [responsive], esto es, que se adapte de forma óptima a las pantallas de los dispositivos móviles, dado que, estadísticamente, la mayoría de los usuarios que nos visiten, lo harán a través de ellos.

¿Otras propuestas que mejoren la experiencia del usuario y nos acerquen al cliente potencial? Incluir un buscador interno que permita ubicar un contenido determinado a través de palabras clave dentro de la propia web; poner a disposición de los clientes un formulario de contacto de cumplimentación sencilla [sin pedir demasiados datos]; u ofrecer la posibilidad de solicitar cita previa online.

Información básica del Despacho:  La función primordial que debe cumplir nuestra web es ofrecer al posible cliente toda la información necesaria acerca de nuestro Despacho. Además de los tradicionales datos de contacto (dirección, teléfono, correo electrónico...) y de las imprescindibles secciones dedicadas a los valores del Despacho, los servicios profesionales que se ofrecen y la identidad de los miembros del mismo, puede ser muy interesante incorporar referencias a las Redes Sociales en las que tiene presencia el Despacho e, incluso, enlazar a las RRSS profesionales en las que interactúan los miembros del Bufete (LinkedIn, Página profesional de Facebook...). Al fin y al cabo, estamos, a día de hoy, ante la forma más efectiva y rápida de acercarnos y comunicarnos con el cliente.

La transparencia y la cercanía nos ayudarán a generar confianza en un entorno como Internet que, por defecto, es inseguro. Pensemos que la principal preocupación de los consumidores y usuarios en este ámbito es no saber "quién está detrás" [aspecto en el que también será muy importante la información que aportemos a través de los Avisos Legales].

Estética: Todo lo que hagamos se integra, por supuesto, en una estética que generará la primera impresión del visitante. Más allá de ser una mera combinación de colores e imágenes, la estética y el diseño de una web la hacen reconocible y tienen el potencial de transmitir valores tan importantes para nuestra profesión como la transparencia, la profesionalidad y la seriedad. Ello sin contar con que también la hacen más atractiva para el usuario y le invitan a seguir navegando en ella en busca de más información.

Respecto a las imágenes, si queremos involucrarnos de lleno en la estética de nuestra web, podemos encontrar en Internet multitud de bancos de fotografías libres de derechos de autor, tanto de pago (Adobe Stock, Shutterstock, entre otros) como gratuitos (Freepik, Pixabay, entre otros), que pueden sernos muy prácticos a la hora de encontrar la imagen perfecta que represente aquello que queremos transmitir.

Como vemos, todos estos son puntos en los que podemos y debemos involucrarnos personal y activamente en colaboración con nuestro desarrollador y diseñador web. Con independencia de que decidamos externalizar el desarrollo y mantenimiento de nuestro sitio web, así como las estrategias de marketing digital, nuestra participación e iniciativa serán imprescindibles para lograr la imagen profesional online que mejor nos defina.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
23 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar