26 de Marzo de 2017 | 10:48
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Nuevas Tecnologías

21 de Abril de 2016

El Internet de las cosas y las oportunidades en el sector legal

El pasado 25 de febrero se clausuró el último Mobile Word Congress 2016, el llamado evento de la tecnología móvil reúne en unos días todas las tendencias y proyectos innovadores que vamos a tener disponibles en un futuro inmediato. Uno de estos avances tecnológicos es el llamado internet de las cosas (IOT -internet of things), es decir, objetos conectados con capacidad de acumular y transferir datos.

Fernando Biurrun Abad,
Abogado. Consultor de Social Media @fbiurrun


Si para finales de año la consultora Garner estima que habrá 4,9 millones de cosas conectadas a internet, la expectativa es que en los próximos cuatro años más de 50.000 millones de dispositivos lleguen a estar conectados, según las estimaciones de la Comisión para la Banda Ancha (Broadband Commission, 2012).

Hay quien cree que el internet de las cosas va a ser la nueva revolución industrial que va a transformar todos los mercados y que llegará a mover 14,5 millones de euros en el mundo, según estimaciones de la empresa Cisco. El IOT proporcionará las oportunidades para la eficiencia operativa, sobre todo en hacer un uso más eficaz de los equipos, así como los nuevos modelos de negocio, tales como los basados en los "resultados" de los productos y servicios o de pago por uso.

Junto a estas oportunidades de negocio, también, van a surgir problemas legales, lo que no deja de ser una oportunidad para el propio sector legal. Sirva como ejemplo el determinar la responsabilidad en un accidente de un "vehículo conectado" que circula de modo autónomo. ¿Será responsable el desarrollador del software de navegación, el fabricante de automóviles que ha instalado el software de navegación, el creador de mapas cuyo mapa potencialmente era incorrecta o el usuario?

En el portal ciberderecho.com se hacían eco recientemente del hacking de vehículos inteligentes, en concreto, del modelo Leaf de Nissan. Un Hacker australiano llamado Troy Hunt ha publicado un video donde se muestra como remotamente logra desde Australia hackear el sistema de un Leaf en Inglaterra y controlar varios de los sistemas conectados a internet del vehículo. Todo aparato conectado a la red es susceptible de sufrir un ataque.

Si la ciberseguridad es uno de los riesgos más presentes en el internet de las personas, el internet de las cosas no va estar ajena a esta problemática. Así, Marck Radcliffe de DLA Pipper describe en el blog de Thomsonreuters.com las diferentes problemáticas que el IOT nos puede plantear a los juristas[i]. Al ya comentado problema de la ciberseguridad, añade otros como son la privacidad, la seguridad de los datos y el software de licencias.

Las diferentes normativas de privacidad en Europa, América latina, Asia, EEUU... y sus exigencias en cuanto al consentimiento previo en la recogida de datos y el uso e intercambio de la información personal va llevar aparejadas múltiples controversias con los diseñadores, desarrolladores y constructores de objetos conectados.

Las cuestiones relativas a la ciberseguridad no se limitan al daño que puedan hacer los hackers en sus acciones delictivas. La ausencia de normas claras que exijan niveles de ciberseguridad a las empresas, la poca familiarización con la seguridad cibernética de los nuevos operadores que ven una oportunidad de negocio en el IOT y el hecho de que muchas de esas oportunidades exigen la combinación de componentes de una amplia variedad de empresas dejan patente el riesgo que supone el internet de las cosas en lo relativo con la seguridad, tal y como señalo en el 2015 Vint Cerf, el vicepresidente de Google y uno de los padres fundadores de Internet.

Respecto de la seguridad de los datos Marck Radcliffe apunta la problemática relativa a la propiedad de los datos y los diferentes modelos legales de protección de los mismos en las diferentes normativas de propiedad intelectual y derechos de autor. Es diferente la protección que establece EEUU respecto de las bases de datos, según como estén organizados los datos, que la que regulación europea. Ante esta incertidumbre sobre el significado de la "propiedad" de los datos y su protección, las empresas tendrán que centrarse en secreto comercial y el derecho contractual para hacer frente a estos problemas, apunta Radcliffe.

La concesión de licencias de software va a ser otra de las claves del internet de las cosas, también afectado por la falta de uniformidad reguladora, empezando por los propios EEUU. A esto hay que añadir que se incrementa la posibilidad de agregación de software de una variedad de diferentes proveedores, por lo que la coordinación de estos términos de licencia será muy importante. Incorporar al abogado en el inicio del diseño es una de las conclusiones unánimes que se alcanzó en el último Congreso de IOT celebrado en Barcelona.

En suma, el Internet de las cosas es una de las grandes oportunidades para las empresas. Las empresas tienen que asegurar que el diseño de sus soluciones mitigue al máximo la incertidumbre jurídica desde el principio del diseño del producto con un correcto asesoramiento jurídico. Aun así, surgirán los problemas legales en el consumidor, en el uso de los productos, en la responsabilidad de daños... vayan preparándose.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, suscríbete a
Actualidad Jurídica Aranzadi



[i][i] http://info.legalsolutions.thomsonreuters.com/signup/newsletters/practice-innovations/2016-jan/article5.aspx

Vote:
|| || || || |
Resultado:
253 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Derecho Privado de Internet

    Derecho Privado de Internet

    Tratado sobre el régimen jurídico de los servicios de la sociedad de la información: protección de datos personales, prácticas desleales y comunicaciones comerciales, tutela de la propiedad industrial e intelectual y contratación electrónica.

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.