15 de Diciembre de 2019 | 06:39
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Nuevas Tecnologías

11 de Noviembre de 2019

Los socios como líderes en la transformación digital

  • Ser bueno técnicamente no implica ser buen gerente y de la misma manera el ser socio no debe implicar gestionar la firma.
  • Algunos enfocan todos sus recursos y energía en lamentarse en lo que no se ha hecho o en lo que se hace mal.

Cada momento histórico lo ha marcado un tipo de liderazgo, desde el autocrático en la primera revolución industrial hasta el digital orientado a las personas. En cuanto al modelo del futuro se habla de la holacracia, en la que la autoridad y la toma de decisiones no vienen desde arriba, sino que se distribuyen a través de sistemas auto-organizados que buscan promover la agilidad, la eficiencia, la transparencia, la innovación y la responsabilidad.

Sara Molina,
Nize Partners


Estas organizaciones se enfocan desde el emprendimiento y el liderazgo de cada persona en función de la consecución de objetivos, sin pérdidas de tiempo ni luchas de egos parapetados tras cargos. En estas organizaciones el componente tecnológico es vital ya que permite un elevado nivel de interconexión para poder sostener la coordinación de una manera ágil. Este modelo tardará en calar en nuestro sector y en las organizaciones en general (si llega) pero la necesidad de estructuras más matriciales y del trabajo por proyectos es imprescindible y debe basarse en un nuevo modelo de líderes.

Hasta hoy cuando hablamos de la gestión del cambio y de la innovación algunos enfocan todos sus recursos y energía en lamentarse en lo que no se ha hecho o en lo que se hace mal. La frase: "El secreto del cambio es enfocar toda tu energía no en luchar contra lo viejo sino en construir lo nuevo" (no es nueva, es de Sócrates) nos invita a repensar cómo debe liderarse cualquier transformación.

En este sentido algunas de las claves son:

    1. Los problemas del management del siglo XXI no pueden resolverse desde la misma mentalidad con la que fueron creados en el siglo XX. Es por ello que la flexibilidad cognitiva para aprender, desaprender y reaprender se trata de una cualidad fundamental. No sirve el "yo siempre lo he hecho así", ya que ni siquiera las mejores prácticas del día de hoy satisfarán los desafíos del día de mañana.

    Según Maxwell: "La mejor manera de tener buenas opciones mañana es tomar buenas decisiones hoy. La mejor manera de lograr los cambios que deseamos mañana es hacer los cambios necesarios hoy. La mejor manera de enfrentar los desafíos de mañana es dar lo mejor en los desafíos de hoy. No puedo pasar hoy por alto y esperar que mañana sea mejor. Así que todos los días me hago la pregunta: «¿Es esto lo mejor que puedo hacer hoy?»"

    2. Valora el ayer y los pilares sobre los que se construyó tu organización, pero vive el día de hoy sin olvidarte del de mañana. El futuro siempre se presenta como algo incierto, pero debemos prepararnos porque este "tiene una manera de llegar sin anunciarse" (G. Will) y la incertidumbre es imprescindible aprender a manejarla.

    3. La velocidad es algo que caracteriza nuestro tiempo, pero esto no ha hecho más que empezar, debemos observar el panorama completo mientras este sigue ampliándose. La ley de Moore, formulada por el cofundador de Intel, determinó que cada dos años se duplica la capacidad de los procesadores. Se trata de una ley empírica del 19 de abril de 1965, cuyo cumplimiento se ha podido constatar hasta hoy.

    4. Valorar nuestro tiempo y no temer a la tecnología. Hablar de RPA y de IA sigue generando detractores entre los que piensan que nos quitarán el trabajo y que nos hará unos inútiles dependientes de los desarrollos. No creo que el repetir ciertas tareas nos haga más inteligentes y, aunque la agilidad mental es algo que debemos trabajar desde pequeños para nuestro desarrollo personal, a nivel empresarial hay que sumar además términos como la rentabilidad, calidad y la eficiencia utilizando la tecnología como aliado.

    5. En el management existe una parte racional enfocada en los recursos, los procesos, el rendimiento, etc., pero también una parte emocional representada por el lderazgo, que se enfoca en la inteligencia emocional y social de las personas. Este hecho implica un cambio en diferentes niveles como propone Maxwell en su obra:

    • Cambio de enfoque: De solista a director de orquesta.
    • Cambio en el desarrollo personal: De las metas al crecimiento.
    • Cambio del coste: De los beneficios al precio.
    • Cambio relacional: De agradar a otros a desafiar a otros.
    • Cambio de la abundancia: Del mantenimiento a la creación.
    • Cambio de la producción: De subir escaleras a producir escaleras.
    • Cambio en las comunicaciones: De la dirección a la conexión.
    • Cambio para el mejoramiento: De la uniformidad del equipo a la diversidad del equipo.
    • Cambio de la influencia: De la autoridad posicional a la autoridad moral.
    • Cambio del impacto: De líderes capacitados a líderes transformadores.
    • Cambio de la pasión: De la carrera a la vocación.

    6. Rompe con los mitos y hábitos del liderazgo pasado en base a frases como: el líder debe generar un entorno agresivo y competitivo para que cada sujeto de lo mejor de si mismo, el líder es infalible, el líder no delega lo que es importante; el líder es sinónimo de buen gestor... Quiero detenerme especialmente en este último aspecto; en la abogacía se une en muchas ocasiones bajo la misma figura del socio al captador, el que realiza el trabajo técnico y el gestor. Ser bueno técnicamente no implica ser buen gerente y de la misma manera el ser socio no debe implicar gestionar la firma.

Por último, cada individuo debe ser entendido de forma sistémica y holística por lo que ser un buen líder conlleva ser coherente y auténtico a todos los niveles. Podría concluir que un líder nace de dentro para fuera.

Si quieres disponer de toda la información y la opinión jurídica para estar al día, no pierdas de vista a Actualidad Jurídica Aranzadi

 
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    Aranzadi Fusión

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar