25 de Septiembre de 2017 | 05:14
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Nuevas Tecnologías

7 de Octubre de 2011

¿Mi despacho en Facebook?

Hoy en día muchos despachos se cuestionan si deberían estar en Facebook o no. La solución debe responder a un análisis de situación, contenidos y estrategia global del bufete. Sin embargo, existen algunas consideraciones a señalar que tal vez ayuden a la toma de esta decisión.

Valeria Ramírez,
Consultora de comunicación jurídica y financiera (@valeria_rg)


La primera reacción en muchos profesionales de la abogacía es pensar que se trata de una red social de ocio, sólo apta para cuestiones personales. Difícilmente se considera la posibilidad de encontrar clientes potenciales en esa red y se asume que entre los 800 millones de usuarios activos no existe un nicho de negocio para los servicios legales.

Por otro lado, hay voces defensoras que apuestan por la modernización del sector y defienden su uso como una herramienta que otorga notoriedad de marca y un medio de interacción con los públicos de interés. En ese sentido, según el estudio de eCircle sobre el uso de redes sociales, el efecto multiplicador de Facebook es mucho mayor que el de otras redes con mejor aceptación en el sector, como LinkedIn. Además, nos revela que un 39% de los encuestados utiliza esta red para informarse sobre productos y empresas.

Si se atiende al informe The Global Social Media, que analiza la actividad de empresas Fortune Global 100, vemos que la red social tampoco sale mal parada, ya que hay una media e 40.884 fans por compañía, lo que demuestra el interés de los usuarios por mostrar su lealtad a la marca.

Pero estos siguen siendo datos generales para un sector muy particular. Por ello, conviene analizar las tendencias en el ámbito legal internacional. Por ejemplo, se puede decir que los abogados de Reino Unido son firmes entusiastas de esta red, ya que el magic circle (Clifford Chance, Freshfields, Linklaters, Allen & Overy y Slaugter and May), sin excepción, tiene una página en la plataforma social con una considerable cantidad de adeptos. No así los despachos franceses, que son bastante más tímidos en la materia. Apenas hay alguno de los destacados por el directorio Legal 500 con actividad en la red de Mark Zuckerberg. Por lo que respecta a despachos españoles, podemos decir que Garrigues, Gómez-Acebo & Pombo y Cuatrecasas, Gonçalves Pereira son los usuarios más conocidos que ya forman parte de la red, siendo estos dos últimos quienes mejor han sabido aprovechar los recursos de esta herramienta.

Finalmente, queda la cuestión más importante a resolver: los contenidos que deberán nutrir a la página. Es cierto que el aire distendido de Facebook permite mostrar una imagen más cercana a través de fotos de eventos, información general del sector o apariciones en medios... pero esta selección de contenidos en ningún caso debe dejarse al azar. La realidad es que tener un perfil en cualquier red social implica una carga de trabajo añadida porque su actualización debe estar alineada con los objetivos y estrategia del despacho y no responder a una selección aleatoria de temas o links. Además, el aspecto de comunicación y transparencia son claves para la interacción con los públicos ya que no se debe olvidar que una comunidad online mal gestionada puede ir en detrimento de la credibilidad del despacho y, por tanto, poner en riesgo su principal activo: la confianza del cliente.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
206 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar