25 de Enero de 2020 | 04:15
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Nuevas Tecnologías

12 de Mayo de 2009

Contenido de Buenas prácticas:

Tendencias: Abogados 2.0

Las herramientas digitales están cambiando la forma de ejercer la abogacía. Sin embargo, no alcanza con tener en cuenta las cuestiones técnicas para aprovecharlas.

Ariel Neuman,
Director de Contenidos de Artículo Uno www.articulouno.com Buenos Aires - Argentina


Una nueva generación de abogados está naciendo. La revolución tecnológica ha llegado hasta ellos, los ha transformado y les ha acercado infinidad de recursos para capacitarse continuamente, desarrollarse profesionalmente, contactarse con potenciales socios estratégicos y clientes en cualquier lugar del mundo.

Sin embargo, saber usar técnicamente aquellas herramientas no implica el estar aprovechándolas en toda su dimensión.

Todos los días un abogado, en algún lugar del mundo, está abriendo su propio blog. A cada hora, algún despacho actualiza su sitio web. Al menos una vez por minuto un profesional del derecho baja un archivo en audio o video de Internet, para estar al tanto de las últimas novedades legales.

La presencia de abogados en redes sociales, profesionales y específicas también va in crescendo. Por caso, Marketing de Abogados, un grupo en la red LinkedIn (www.linkedin.com), se convirtió en apenas un puñado de meses en el espacio de discusión más activo para abogados de habla hispana que hay en la red. ¿Qué falta, entonces? Adaptar el lenguaje.

Los abogados siguen -o debería decir seguimos, para hacerme cargo de lo que me toca- emitiendo mensajes, hilvanando relatos, intentando transmitir discursos como si el universo hablara en su mismo idioma. Afortunadamente, para bien de la literatura, de las ciencias, de la vida en comunidad, existen distintos niveles de lenguaje.

En lo que a abogacía respecta, está el técnico, propio de los abogados, de los jueces, de los doctrinarios, de las leyes, y el llano, más cercano al que maneja en su vida y operatoria diaria el universo de clientes.

En Internet, a su vez, el lenguaje también es otro: es ‘multimedial' e ‘hipervinculado'. Sin embargo, son formas que escasean en la huella que están dejando los profesionales del derecho en la Web.

En términos concretos, cada vez son menos los que están dispuestos a leer en un sitio el perfil de cada uno de los abogados de una firma legal.

Técnicamente, culturalmente, cuando tipean www.nombredelestudio.com esperan encontrarse con un pequeño video on line institucional, presentando a la firma y a cada uno de sus integrantes, y cuando reciben un newsletter quieren poder hacer comentarios una vez que descarguen y escuchen el archivo de audio generado por el estudio jurídico.

El salto es técnico, pero el desafío real pasa por reconvertir el habla, migrar hacia otras vías de comunicación y adaptar el lenguaje.

Porque lo que hoy se está viendo incluso en firmas anglosajonas que ya han acuñado masivamente a las nuevas tecnologías, es que se sigue hablando igual de técnico y de formal que hace dos o tres décadas atrás.

¿El resultado? Poco y nada le importa a un lego si un profesional le cuenta que tiene un LL.M. o se ha especializado en Derecho Aeronáutico. Hay que informarle que aquello es un título de posgrado y que esto último incluye temas vinculados con el transporte de pasajeros y, por ejemplo, la sobreventa de pasajes o los accidentes que se puedan sufrir dentro de una aeronave.

En términos prácticos, más allá del avance de las tecnologías vinculadas con la comunicación, en el fondo se trata siempre de lo mismo: llevar información de valor a quien la necesita. Cambian las formas de hacerlo, pero no la importancia de ponerse en el lugar del otro, de investigar cuáles son sus contingencias y comunicárselas de la manera más eficiente posible.

Como decía en un principio, una nueva generación de abogados está naciendo, pero lo cierto es que antes una nueva sociedad virtual ya había nacido.

  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar