20 de Noviembre de 2017 | 03:07
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

RRHH

28 de Noviembre de 2011

Abogado en el mercado de trabajo: ¿lanzarse a lo primero que llega o esperar?

  • Desde Signium Internacional, Carolina Banegas nos dice que "Embarcarse en un proyecto poco atractivo, de bajo perfil para el abogado o incluso renunciando a salario u otros beneficios no es aconsejable porque luego es muy difícil recuperar lo perdido, ya sea prestigio, salario o especialidad jurídica"

En el gremio de la Abogacía la imagen pesa más que en otras profesiones. Por ello nos hemos planteado qué conviene más al profesional cuando la búsqueda de trabajo ha encendido todos los dispositivos de posibles (contactos, redes sociales, headhunters, despachos donde se ha estado en prácticas, colegas)...¿me agarro a lo primero que me ofrezcan o aprieto los dientes hasta que llegue algo acorde a mi nivel...? that's the question.

Legal Today


El paro de larga duración, el que engloba a aquellos parados que llevan más de un año buscando empleo, necesitará un periodo de diez años para volver a los valores de 2007: ésta es la tesis que recoge la 39a edición del Índice Laboral ManpowerGroup "El mercado de trabajo en los trimestres centrales de 2011 y la crisis financiera y el paro estructural: una perspectiva de largo plazo", presentado la semana pasada en Barcelona por el Dr. Josep Oliver, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del estudio, y Carmen Mur, Presidenta Ejecutiva de ManpowerGroup.

Hemos hablado acerca del paro y la abogacía con Carolina Banegas, Senior Associate en Signium Internacional. Nos dice que "El hecho de estar mucho tiempo en situación de desempleo afecta negativamente en todas las profesiones y no particularmente al abogado. Afortunadamente, en el actual entorno económico se está produciendo un cambio de mentalidad que pasa por una mayor tolerancia respecto a las situaciones de desempleo".  Matiza Carolina que "En muchas ocasiones los despidos no responden al pobre desempeño del abogado, sino simplemente a necesidades de negocio que hacen imposible mantener las grandes estructuras de personal en la actual situación del mercado".

Según el estudio de ManpowerGroup, el paro de larga duración ha llegado en el tercer trimestre de 2011 al 49,3% del total de desempleados y afecta a todos los sectores y niveles. El estudio contempla como parados de larga duración aquellos que llevan más de un año buscando un trabajo, hayan tenido empleo o no con anterioridad.

En términos absolutos, en los cuatro ejercicios de la crisis actual los parados de larga duración se han incrementado en 1,9 millones, pasando de los 500.000 de media en el año 2007 a los 2,4 millones de los tres primeros trimestres de este año. Según el estudio del profesor Oliver, la situación más probable es que el paro estructural continúe subiendo en los próximos años y sea necesario, igual que sucedió tras 1995, más de una década para recuperar los valores de desempleo de largo plazo de en torno al 28% anteriores a la crisis.

Conforme a datos de la Unión Europea, el paro de larga duración es bajo cuando los niveles de cualificación son elevados. Carolina Banegas, Senior Associate de Signium Internacional especializada en Legal nos puntualiza al respecto que  "salvo excepciones, los despachos cuando 'sueltan lastre' suelen prescindir a nivel Asociado Senior o Director, de los profesionales menos rentables, es decir, aquellos que aportan menos negocio en términos relativos, respecto a su categoría, práctica y tipo de despacho". En el caso de los abogados más junior, se valora más sus conocimientos técnicos y su capacidad para desenvolverse con autonomía, por lo que se suele prescindir de aquellos que tras la evaluación anual tienen una valoración de desempeño inferior a la media.

Gráfico

¿Qué hacemos si llega una oportunidad regularcilla?

A principios de este mes dimos unas ideas para el autoempleo de los abogados, animando a explorar campos que no se hubieran considerado por el hecho de estar colocados en un despacho. ¿Quiere saber cuáles eran?

Esta vez vamos a atacar la realidad por el otro lado: la búsqueda de empleo. En una profesión tan pendiente de no bajar el nivel laboral como la abogacía, cabe preguntarse si nos agarramos a la primera oportunidad o esperamos "nuestra" oportunidad.

Acudimos a Carolina Banegas. Nos dice que "Ante una situación de desempleo lo mejor es no perder la calma y pensar en lo que se quiere. Embarcarse en un proyecto poco atractivo, de bajo perfil para el abogado o incluso renunciando a salario u otros beneficios no es aconsejable porque luego es muy difícil recuperar lo perdido, ya sea prestigio, salario o especialidad jurídica".

Para poder pisar fuerte, incluso en el desempleo...ojo a la redacción del curriculum. ¿Quiere leer unos consejos? 

Hemos preguntado a Carolina si compensa esperar un buen puesto, o es mejor estar siempre empleado. Nos responde que "Es difícil generalizar sobre si es mejor esperar a una buena posición o embarcarse en el primer proyecto que aparezca. En un curriculum queda igual de poco atractivo una larga situación de desempleo como que el abogado haya dado muchos saltos de un despacho a otro. Lo importante es tratar de ser coherente y que la trayectoria profesional guarde un equilibrio y que sea, a poder ser, "self-explanatory".

Vote:
|| || || || |
Resultado:
16 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar