Reglamento del Registro Civil

Marginal: RCL\1958\1957

Quedan derogadas las disposiciones relativas al Registro Civil, con inclusión del Reglamento 13-12-1870 (Dicc. 16346), del Decreto 2-4-1955 (RCL 1955\729 , 757 y Ap. 1951-55, 3944) y del Reglamento 21-2-1947 (RCL 1947\342 y Dicc. 16408), de Médicos del Registro Civil. Quedan vigentes los Aranceles de 29-5-1922 (Dicc. 16375), con el aumento del 20 por cien concedido por el Decreto 26-7-1943 (RCL 1943\1121 y Dicc. 959). Todo ello con arreglo a la 2ª disposición final de la Ley 8-6-1957 ( RCL 1957\777 ) y de las también finales 1ª y 3ª del Reglamento que anotamos.

Volver al Índice


Art 349

La incoación se notificará a quienes tengan interés legítimo. Se investigará de oficio si hay más interesados que los mencionados en la solicitud y el paradero de todos ellos.

En lo no previsto en esta legislación, toda notificación se ajustará lo establecido en las leyes procesales. Sin embargo, y salvo cuando se exija notificación personal, las notificaciones podrán hacerse también mediante carta certificada, telegrama o cualquier otro medio que permita tener constancia de la recepción, de la fecha y de la identidad del acto notificado, y se dirigirán al domicilio del interesado o al lugar señalado por éste para las notificaciones. En su caso, la cédula de notificación será fechada y sellada por el funcionario de Correos antes de ser certificada y se unirá al expediente el resguardo de certificado.

Cuando no conste el paradero de algún interesado, se hará la notificación por anuncio general de la incoación mediante edictos fijados en el tablón de anuncios del Registro y en el de las oficinas que se juzgue oportuno. En expediente relativo a numerosos asientos, basta que el anuncio determine la Sección y fecha de los hechos de que dan fe las inscripciones principales afectadas.

Si se estima conveniente por la índole de la cuestión, cabe que, además de las notificaciones, se haga también anuncio general de la incoación por edictos o cualquier otro medio de publicidad; la inserción en periódicos oficiales u otros medios de información general sólo cabe si la causa es grave y lo ordena la autoridad que haya de resolver el expediente. No obstante, a petición y costa del interesado, se ordenará la publicidad que proponga, si no hubiera en ello afrenta a personas u otro inconveniente.

Modificado por art. 1 de Decreto núm. 1138/1969, de 22 mayo ( RCL 1969, 1118 ) .

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.