Herramientas para el texto

Código Mercantil

30 de Octubre de 2013

La propuesta de nuevo código mercantil

Una Comisión de Codificación con la ayuda de más de 60 expertos así como casi 7 años de intenso trabajo han servido para que el pasado 20 de junio de 2013 viera a la luz la propuesta del nuevo Código Mercantil.

Gonzalo Navarro,
socio de Roca Junyent


A solicitud del Ministro de Justicia, mediante Orden de 7 de noviembre de 2006, la Sección Segunda - de Derecho Mercantil - de la Comisión General de Codificación presentó, en fecha 20 de junio de 2013, un nuevo texto que actualiza y moderniza el Código de Comercio.

Es importante tener en cuenta que el actual Código de Comercio, a pesar de ser del año 1885 y haber ido perdiendo su vigor, está aún vigente. Su pérdida de vigor se debe tanto al propio paso del tiempo como a los importantes cambios políticos, sociales, económicos y legislativos que han transformado profundamente nuestra realidad actual con respecto a la que existía a finales del siglo XIX cuando se promulgó.

El nuevo Código Mercantil, que sustituirá al del año 1885, pretende modernizar y actualizar nuestra normativa a la presente realidad favoreciendo la actividad económica mediante normas que garanticen la unidad de mercado e incorporando materias y figuras que, pese a ser muy comunes y habituales en el tráfico mercantil, hasta ahora no tenían una regulación legal específica.

Además, el Código Mercantil aparece como "unificador" dado que se reagrupan distintas normas mercantiles integrándolas en un mismo cuerpo legal y además se regulan materias que o bien estaban recogidas en distinta normativa o bien no tenían una regulación específica.

El Ministerio de Justicia ha resaltado que la propuesta de la Comisión de Codificación, que ha trabajado con absoluta libertad, está siendo valorada por diversos ámbitos de la sociedad lo cual servirá para que el Gobierno pueda presentar el proyecto para su aprobación.

Nuestra legislación mercantil ha sufrido desde el año 2009 hasta la actualidad una transformación muy importante en materia societaria con la promulgación de leyes tan importantes como la Ley de modificaciones estructurales de las sociedades mercantiles y la Ley de sociedades de capital.

Cuando se apruebe el nuevo Código Mercantil, la reforma se habrá completado ya que este Código  introduce modificaciones sustanciales no sólo en materia societaria sino también en otros ámbitos del Derecho mercantil. Hay normas que permanecen prácticamente sin cambios como son las normas de contabilidad o el contrato de agencia.

En definitiva, con el Código Mercantil se implementará en nuestro ordenamiento jurídico una realidad jurídica actual que responde a las necesidades del siglo XXI y no a aquellas de finales del XIX, época del aún vigente Código de Comercio.

El sistema que ha sido utilizado en la redacción del nuevo Código Mercantil es el de código europeo, con siete libros y un total de casi 1900 artículos que, a su vez, presentan distintas subdivisiones o apartados dentro de cada uno de ellos.

Las materias que recogerán los siete libros que lo conforman son: la empresa y el empresario, las sociedades mercantiles, el derecho de la competencia y de la propiedad industrial, las obligaciones y los contratos mercantiles en general, los contratos mercantiles en particular, los títulos valores y demás instrumentos de pago o crédito y la prescripción y la caducidad.

Quedan fuera del Código Mercantil, principalmente, dos materias: el Derecho concursal y la navegación marítima sobre la que existe una propuesta de Ley en trámite.

Sin perjuicio de que pueda sufrir el Código en cuestión determinadas modificaciones durante su tramitación parlamentaria y con carácter previo a su aprobación, que se prevé para el año 2014, los puntos que consideramos más novedosos son los siguientes:

  • Se incluyen en el Código no sólo materias que tradicionalmente se consideraban mercantiles en el Código de 1885 sino también la regulación de la competencia en el mercado. Es importante tener en cuenta que las normas de defensa de la competencia y competencia desleal nacieron fuera del seno del Derecho mercantil.
  • Se incluyen materias cuya regulación hasta la fecha era insuficiente o incluso, inexistente como son en materia contractual, los contratos de distribución, suministro, franquicia, mediación, contratos de publicidad, turísticos, de prestación de servicios electrónicos, contratos financieros y determinadas operaciones en el mercado de valores. Es obvio que seguirán existiendo contratos mercantiles no regulados y que seguirán considerándose mercantiles sobre la base de la aplicación de los criterios generales.
  • También en materia contractual se regulan las distintas fases de la vida del contrato, desde la precontractual, hasta la extinción e incumplimiento pasando por la perfección, la modificación, la interpretación y el cumplimiento del mismo.
  • En materia de sociedades, se regula de una forma más completa que en la actual Ley de sociedades de capital, la sociedad cotizada. También se regula el complejo asunto de los grupos de sociedades estableciendo un concepto a favor del criterio de poder de dirección como elemento clave para la consideración de grupo.
  • Respecto a la prescripción de las obligaciones mercantiles se establece un régimen general, aplicable a menos que exista disposición expresa en contrario, que prevé un plazo único de prescripción reducido a 3 años.
  • Finalmente y muy recientemente, el Gobierno se ha fijado un plazo máximo de dos meses para incorporar al Código Mercantil las modificaciones propuestas por un grupo de expertos, creado al efecto el pasado mes de mayo, en materia de Gobierno Corporativo. Dichas propuestas van encaminadas a incrementar la transparencia y mejorar el buen gobierno en toda la economía española  y, en especial, en  las empresas cotizadas. Las medidas propuestas se centran en el funcionamiento de las juntas generales de accionistas en materia de adopción de acuerdos dando más protagonismo a los accionistas minoritarios de las sociedades cotizadas y en materia de retribución de administradores, así como respecto a los miembros de los Consejos de administración cuyo cargo en entidades cotizadas pasaría de tener una duración máxima de 6 a 4 años.

Por último, habrá que seguir de cerca la tramitación parlamentaria de este Código Mercantil que seguro no estará exenta de debate, posiblemente más por política general, al ser la materia mercantil una norma de tramitación estatal exclusiva, que por la técnica jurídica del propio Código.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
627 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Publique sus contenidos

Comparta opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.