28 de Abril de 2017 | 11:45
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

¿Como está su P.A.N.?

21 de Julio de 2010

Puede ser que el título lo desconcierte si no ha incursionado en la teoría psicológica del análisis transaccional (AT) creada por el psiquiatra canadiense Eric Berne (1910-1970). Esta nace de la observación de la relación de uno con el Otro, con el medio circundante, o sea de mirar como se desenvuelven las transacciones humanas.

Santiago Sinópoli,
abogado y consultor psicológico


El AT consta de diez instrumentos y el primero se refiere al análisis estructural y funcional de la personalidad, la cual según Berne es múltiple porque uno puede actuar (conducta) en base un estado del Yo Padre (P), o según el estado del Yo Adulto (A) o también el estado del Yo Niño (N).

Así nace la sigla PAN. Esto significa que si tomamos la relación (transacción ) que se establece entre el abogado y el cliente se pondrá en juego el PAN de letrado y el PAN del lego. Veamos más del PAN, para entender a quién nos pide asistencia jurídica y para entendernos en la relación de ayuda profesional. Según explican Kertész-Induni en Manual de Análisis Transaccional el  Estado del Yo Padre: es cuando actuamos como nos enseñaron nuestros padres (en ingles sería parent), se constituyen con las reglas culturales, sociales, morales religiosas, es lo que se debe hacer). Estado de Yo Adulto: funciona computando la realidad, procesándola y actuando en consecuencia. Le corresponden los juicios de realidad, el razonamiento lógico y el pensamiento racional: lo que conviene hacer, el concepto razonado de la vida. Estado de Yo Niño: es donde residen las emociones, la intuición, creatividad y espontaneidad, lo biológico, el pensamiento mágico, ¨ lo mejor y peor de cada uno de nosotros ¨.

Estos estados se conjugan y teóricamente deberían guardar un equilibrio en su desarrollo, ya que cada uno de nosotros debe ser según las circunstancias padre (los mandatos), adulto (la conveniencia) o niño (la resistencia al deber ser, el querer). El tema es cuando alguno de los estados prevalecen sin dar a los otros, un lugar adecuado. Así  se nos presenta esa persona de gesto permanentemente adusto, que no dialoga sino que sermonea (Yo padre), o por el contrario está aquella que ¨ no da puntada sin hilo ¨(Yo adulto), es especuladora, o bien esa persona, que se prende en todo, es divertida, seductora y comúnmente no tiene como solventar su iniciativas de vida(Yo niño).

Volviendo a la relación abogado-cliente, es útil ver en la transacción profesional, con que estados del PAN  está actuando el consultante. Esto posibilitará entender mejor el aspecto humano del caso. También sería positivo ver en la transacción que estados del PAN de uno mismo se están poniendo en juego y si ello es conveniente para atender profesionalmente el caso. Quizás para esto muchas veces es importante pedir ayuda a un tercero, para no perder objetividad. Por eso pregunte al comienzo: ¿Cómo está su PAN?, colega. Me parece escuchar que algún lector me contesta que uno es un profesional de la abogacía y que como tal el padre, adulto y niño funcionan con el equilibrio casi perfecto, de tal forma que su actuación es objetiva y conforme a derecho en todo momento. Que para eso uno cursó un nivel universitario. Puede ser. Suele haber extraterrestres. Pero: ¿No lo perturban las circunstancias de algún caso?. ¿No hay veces que responde el niño de usted (sentimiento ), cuando debería hacerlo el padre (lo que dice la ley interna, las pautas culturales como lo es la ley externa), o bien el adulto, desaconsejando entablar un litigio ?. La verdad abogado: ¿Si  se le aparece en el despacho para una consulta Penélope Cruz, no prevalecería en usted el estado de Yo Niño?. ¿No pasaría lo mismo con usted abogada, si Javier Bardem la elige como asesora legal?

Si se anima cuénteme como está su PAN. Prometo volver sobre el tema. Hasta la próxima.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
205 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

La Cara y la Cruz

Efecto retroactivo pleno de la nulidad de las cláusulas suelo. ¿El paso definitivo en la transparencia de las hipotecas?

¿Es el efecto retroactivo el paso definitivo en la transparencia de las hipotecas?

Opinión

La obligación de secreto profesional en la Abogacía

Guillermo Padilla Martínez Tal y como ha señalado la Sala 3ª, Sección 6ª, del Tribunal Supremo en su sentencia de fecha 3 de ...

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.