07 de Diciembre de 2019 | 08:47
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

¿Trabajadores o rentistas del capital?

11 de Septiembre de 2009

Alfonso Vázquez Vaamonde,
Profesor de Investigación del CSIC


El concepto capitalista, neocapitalista o "liberal", del trabajo lo considera un elemento de la producción, como las materias primas o los gastos financieros. El socialista lo valora como un elemento de realización personal: un salario que nace de la riqueza que produce el trabajo, que debe ser suficiente para vivir con dignidad; no sólo para reproducir la materia prima que es, para un capitalista, neocapitalista o "liberal", la clase trabajadora

Los actuales proyectos socialistas sobre los PGE parecen dar la razón al Sr. De la Mora, un ministro de la dictadura autor de "El crepúsculo de las ideologías". La tesis de la derecha, reducir los salarios a los trabajadores del Estado, la está haciendo suya el PSOE con ciertos "sindicatos", que dada su afición a pactar con el poder, merecen llamarse "sindipactos".

Los acuerdos de incremento salarial respecto del IPC permiten mejorar el poder adquisitivo con una mínima participación en la riqueza del país que nacen de él. Una riqueza que aumenta en mayor proporción que el salario. Sudiferencial, normalmente de dos dígitos se lo queda - decir lo hurta, que es la realidad, sería políticamente poco correcto - el capital. Este diferencial, entre la riqueza que se queda el capital - dos dígitos en los beneficios - y el trabajador -apenas el IPC en los salarios - ha aumentado todavía más  con la degradación salarial; es el caso de la legalización de las contrataciones fraudulentas, p. ej. las de de lunes a viernes, con la complicidad, por inacción dolosa del Ministerio de Trabajo; complicidad que alcanza a jornadas ilegales de 10 h/día "que nadie ve". Un día volverán los aciagos tiempos de "Las uvas de la ira". ¿Ha leído alguien a Steinbeck?. Y todo por no disminuir la jornada laboral que es la solución para dinamizar el mercado ya comprobada desde finales del S. XIX (vid. el trabajo del autor "Recuperar el equilibrio del mercado", 11.03.09)

Los trabajadores de la Administración del Estado ya han sufrido varias congelaciones salariales. Ahora surge otra amenaza azuzada por el PP, del Gobierno, ¿del PSOE? Con la colaboración de los "sindipactos" que ya han anticipado su buena disposición al expolio.

Aunque se llame congelación salarial, se trata de una subida encubierta de impuestos que discrimina a un colectivo específico: el de trabajadores de la Administración del Estado.

No se si es mejor, disculparlos, por ignorantes, no saben lo que hacen, o acusarlos de malvados, porque lo saben perfectamente. La ley prohíbe alterar los precios del mercado; como el del acero, la electricidad, o el cemento. La derecha pondría el grito en el cielo. Pero, aunque para ellos, "valga" no más que las materias primas el salario, SI apoyan su alteración. ¿Dónde está la congruencia ideológica?. Es claro, la razón cede ante la avaricia del beneficio

La ecuación de las cuentas nacionales, escrita en los términos contables, es

PGE = Ingresos = Gastos.

se desdobla en dos:

Gastos = GP + STE + OG

donde GP = Gastos Públicos, STE = Salarios de los Empleados Públicos; OG = Otros Gastos

Ingresos = ITE + ITP + IC y OI

donde ITE = Impuestos de los Trabajadores del Estado; ITP = Impuestos de los Trabajadores de la empresa Privada; IC = Impuestos del Capital; OI = Otros Ingresos.

Si los Ingresos bajan, al reducirse la actividad económica, la producción que financiaba el Estado, GP, tendrá que disminuir para mantener el equilibrio Ingresos = Gastos

Pero aquellos "liberales" que decían:¡nada de que el Gobierno intervenga para que los beneficios me los dé el Mercado, claman ahora exigiendo:¿qué hace el Gobierno que no interviene para mantener los beneficios que no me da el Mercado? Quieren que les resuelvan con fondos públicos, el desequilibrio que ellos provocaron con el aumento de su beneficio privado durante años. Es el viejo truco de privatizar los beneficios y socializar las pérdidas.

El Estado interviene aumentando los GP, Gastos Públicos (carreteras, escuelas, juzgados, sanidad, etc.) para dinamizar el mercado para mejorar la infraestructura del país, aumenta la demanda, luego la producción y el empleo y, al final, habrá más impuestos sobre el empleo (IRPF), la compraventa (IVA) y los Beneficios del Capital (BC), que de eso se trata.

Otra opciones de aumentar el GP son aumentar los impuestos o endeudarse. El Gobierno además de endeudarse propone mejorar la progresividad de los impuestos, eso nos aproximaría a la Unión Europea, porque España está a la cola, ante lo que se formó el Frente Popular de la Derecha, PP y nacionalistas defendiendo a los "rentistas", alegando con falsedad que el Gobierno gravará a la clase media; pero la progresividad sólo "perjudicaría" a los rentistas a los que obligaría a ser solidario con lo que les sobra, algo difícil, pues sus sociedades instrumentales les permiten "hurtar legalmente" sus impuestos al ciudadano medio.

En Francia, donde hasta la derecha es social, Sarkozy creo el Impuesto de Grandes Fortunas. Todos callaron y lo aceptaron. En España, donde ni la izquierda es social, el Gobierno pretende repetir la política del Sr Aznar: abusar un poco de muchos (trabajadores) para beneficiar un mucho a pocos (rentistas).

El procedimiento elegido, de nuevo, es congelarle el salario a los Trabajadores Públicos algo que sólo sería lógico si cuando el mercado fuera bien les subieran su salario. Aplicar, en suma, la clásica ley del embudo del Rentista al Trabajador Público

Decir "subiremos los impuestos sólo a los funcionarios públicos, sería un escándalo. Por eso se recurre al truco semántico de la "congelación salarial" para burlar el art. 14 de la CE que prohíbe discriminar en el  trato: subir los impuestos al trabajador del Sector Público y no al del Sector Privado. ¿Por qué no congelar el coste del acero, ladrillo, etc.?

Veamos como se hace el hurto. Las dos ecuaciones de Ingresos y Gastos serían ahora

Gastos = GOP + DGOP + STE + DSTE + OG,

Ingresos = ITE + DITE + ITP + IC +  DIC + ID.

Hay cuatro incrementos: DGP = Incremento de los Gastos de Obra Pública; DSTE = Incremento de Salarios del Trabajador del Estado (STE) según el IPC y DITE = Incremento de Impuestos al Trabajador del Estado, DIC. Incremento de Impuestos de Capital. Entonces dice el Gobierno: "congelemos los salarios".

Si el DSTE subieran tanto como sus impuestos (DITE), DSTE = DITE, el beneficio neto sería nulo. STE+ (DSTE - DITE) = STE; a final de mes recibiría lo mismo por congelación.

La trampa reside en que no es cierto que DSTE = DITE, sino que DSTE > DITE Este diferencial es el incremento de impuestos que se nos quiere hacer sólo a los Trabajadores del Estado, art. 14 CE. :quizá por contribuir eficazmente al aumento de la riqueza del país ¿o es por contribuir eficazmente a perseguir la corrupción de los políticos por el sector privado?.

Si fuera verdad lo que dice el Gobierno DSEP = DIEP las ecuaciones quedarían así:

Gastos = GOP + DGOP + SEP  + OG,

Ingresos = IEP  + IOE + DIC + ID.

aunque la realidad, sin trampa, es

Gastos = GOP + DGOP + SEP  + OG,

Ingresos = IEP + (DIEP-DEP) + IOE + DIC + ID.

El diferencial (DIEP-DEP) es el hurto inconstitucional a los Trabajadores del Estado, porque se nos hace sólo a los Funcionarios, no a todos los trabajadores, art. 14 CE. Y encima, a los profesores de Universidad les exigirán el esfuerzo adicional de incorporarse al Plan de Bolonia

            Ha declarado el Presidente del Gobierno: "no tocaré las rentas del trabajo; sólo las del capital". Si toca nuestras rentas, creíamos que eran del trabajo, será porque considera que

      a.- el Trabajador del Estado no percibe rentas de trabajo, sino un "beneficio" del Estado

      b.- su salario ES un "beneficio", algo medieval, ES una renta de capital.

La sociedad lo aplaude, engañada con esta truco contable - ya hasta el Estado practica la "ingeniería financiera", vulgo hurto con abuso de confianza desarrollado por el sector privado en el último cuarto de siglo. Se trata de una Sociedad insolidaria que se cree que no le afecta porque no ha leído a Bertold Brecht; y si lo han leído entonces es porque es tan necia como el gobierno que tenemos .

Seamos democráticos: la razón al Gobierno y la mayoría de la Sociedad que así piensa:

a.- Si no nos consideran trabajadores, pues somos rentistas del capital que vivimos del "benéficio" del Estado;

b.- Si nuestro salario no es una renta del trabajo, como creíamos, no trabajemos.

c.- Si nuestras rentas - salario - lo son del capital, y por eso se le suben los impuestos, vivamos como buenos rentistas sin dar ni palo al agua desde el primer día; es decir, desde el 01.01.2010, esperando que llegue el final de mes para "cortar el cupón".


  • Comparte esta noticia en linkedin

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar