25 de Septiembre de 2017 | 11:32
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

El “proceso“ de convertirse en cliente

13 de Julio de 2015

Recuerdo a Carl Rogers con su “ psicoterapia centrada en el cliente “. En esta modalidad de “ ayuda “ al Otro, hay un eje principal en la manera de trabajar por parte del consejero terapéutico , y consiste en que no es directivo . Deja que el “ cliente “ - así los llama Rogers, en vez de pacientes – sea él, que se vaya “ descubriendo “ en su problemas existenciales que perturban su vida.

Santiago Sinópoli,
abogado y consultor psicológico


Que vaya dándose cuenta de las razones o causas que lo angustian, lo sofocan. Claro esta que el consejero, o " counselor ", no está ajeno en lo que es un proceso, sino que se vale de una " instrumentalización ", que tiene varios componentes tales como: la escucha atenta, no censurar, empatía,  hacer de espejo al cliente. Todo esto apunta a que el cliente se vaya sacando la " múltiple cobertura " que encubren sus problemas existenciales, como quién va sacando las " capas de la cebolla " - así lo describe Rogers -, y el mismo cliente se de cuenta no solo del " mal " que lo lleva a la consulta, sino de toda la potencialidad que posee para salir adelante y llevar una vida más plena.

Así dentro de un marco en el que, el consejero o counselor brinda calidez emocional en su relación con el cliente, se inicia un proceso que lo llevara a convertirse en persona, a experimentar un sentimiento de seguridad, a aceptarse tal como es y con sus problemas, a buscar la manera de superar con sus medios la " crisis " en que se encuentra.

Lo expuesto pude ser de utilidad a la abogada o abogado en relación con ese Otro que pide su ayuda porque está envuelto en un conflicto jurídico,  y que intenta ser su cliente. Es que el litigio a ser atendido por el abogado es "fricción humana", y se ponen en juego los mismos psicodinamismos que se dan en la relación de ayuda de tipo terapéutica. El " candidato " cliente del abogado, está angustiado, o agobiado como aquel que va a pedir ayuda al terapeuta por sus problemas existenciales y la relación que se vaya a entablar con el profesional pasara por muchos vaivenes hasta que se logre estabilizar. Los abogados nos encontramos en una situación " análoga " a la del counselor o consejero rogeriano y deberíamos trabajar o iniciar un proceso para que el cliente - persona, vaya descubriendo con la guía del abogado las causas o razones que humanamente sostienen el conflicto jurídico dejando que sea persona y no un instrumento del profesional.

No es fácil para los abogados lograr que el cliente, se muestre como persona, con sus debilidades o fortalezas. Tampoco es sencillo para el profesional se " hospitalario " con le cliente.  El profesional ve al cliente como un caso o asunto, regido por tal o cual norma, y no como un hombre o mujer que tiene un problema existencial en virtud de la litigio jurídico, y trata de agotar su participación profesional en el nivel del derecho. Sin embargo el compromiso con la abogacía debe llevarlos más allá, correr las fronteras de los códigos  y tratar que en un proceso de relación con el cliente, este se convierta en persona, se sienta  frente al abogado libre de ser auténtico, y poder manifestar todos sus sentimientos, esos que no son visibles, pero hacen al conflicto jurídico.  Así el encuentro entre profesional y cliente llega a ser una " comunidad " de lazos sinceros, sólidos y de reconocimiento pleno de las personalidades que se ponen en juego ( abogada o abogado y cliente ). Sin duda este proceso que posibilitara al que pide ayuda ser " cliente - persona ", dependerá del tipo de conflicto que lleve al despacho del profesional. Parecería que cuanto más complejo es el caso, sería más factible que se ponga el juego este proceso de convertirse en cliente. El tema a atender requeriría de mas entrevistas, de un vínculo más prolongado entre abogado y cliente. Sin embargo no hay que confiarse tanto y creer que uno debe " simplificar " lo que se presenta como un caso pequeño o estándar. Lo visible de un conflicto jurídico puede ser como la " punta del iceberg ". Por eso es vital el la relación cliente abogado la primera entrevista. Esta sería el primer ¨eslabón " del proceso de convertirse en cliente- persona, sobre le cual reitero los abogados tenemos la responsabilidad de lograr siempre que se inicie.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
270 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Guía para prestar un Servicio excelente al Cliente

    Captación y Fidelización del Cliente en los Despachos de Abogados

    Cuando el cliente se aproxima a un despacho de abogados, lo hace asumiendo que sus profesionales disponen de la capacidad técnica adecuada para resolver su encargo, si bien desconoce en qué consiste la prestación de los servicios, careciendo de la necesaria capacidad para evaluarla.

La Cara y la Cruz

¿Hay un momento en el que un abogado tiene que decidir irse del despacho?

¿Hay un momento profesional en que un abogado tiene que decidir irse del despacho?

Opinión

De la asistencia jurídica gratuita y su prestación

Javier Fuertes (Sobre la Ley 2/2017, de 21 de junio, de reforma de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita)

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar