17 de Agosto de 2017 | 05:24
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

¿Es saludable el ejercicio de la abogacía?

7 de Mayo de 2010

¿Qué me dice usted, colega? Yo entiendo que el planteamiento del título no es de fácil respuesta. Comúnmente los abogados no vemos necesario como parte del arte de la abogacía, el saber sobre el cuidado de la salud, sobre todo de la salud mental. Parecería que nuestra profesión se basa en saber más y más el derecho, es como si ello nos daría un ¨ bill de indemnidad ¨ para el bienestar físico, mental y social que se necesita para cualquier orden de la vida.

Santiago Sinópoli,
abogado y consultor psicológico


Al contrario de lo que se supone, la abogacía pone en riesgo a diario la salud mental, si tenemos presente - lo que no es frecuente-, que el ¨ mundo jurídico ¨ en la realidad  está regulando el choque de intereses entre personas, el cual muchas veces nos lastima, sin que nos demos cuenta. Como lo describe Miquel Roca Junyet en su libro: ¨¡Sí, abogado! Lo que no aprendí en la Facultad!¨ : "...El abogado ha elegido una profesión incomoda. El recordar lo que no puede hacerse y el articular lo que es posible con sujeción a la norma no siempre satisface al cliente. No obstante, sustraerse a esta obligación representa incurrir una grave irresponsabilidad... El abogado se sirve del derecho pero no puede manipularlo. Transgredir los límites de la norma, incluso cuando esta trasgresión pueda resultar mínima o aparentemente irrelevante, es la manifestación inequívoca no sólo del mal estilo profesional, sino que además y sobre todo del olvido de la base esencial de la función del abogado. Para éste, el respeto a la norma es la razón de ser de su actividad profesional; olvidarse de ello es traicionar el código ético de la abogacía...". Magnífico lo de este autor. En pocas palabras nos sintetiza qué es la abogacía y qué equilibrio permanente se ve obligado a buscar el profesional, entre los intereses del otro, los suyos y el deber ser de la abogacía. La ley es el límite al deseo humano, es su cauce, y lo ¨ normal ¨ es que el deseo quiera ser satisfecho rápidamente, ya que por naturaleza no sabe de lógica, ni de razones.

Con esto podría decirse que el abogado lidia para que no se rompan las fronteras que contienen al deseo humano y que sea satisfecho justamente. En esto también esta jugando su deseo, que es tan humano como el de los clientes y por no saber controlarlos lleva a Roca Junyet, a decir: ¨ El abogado se sirve del derecho pero no puede manipularlo ¨.

Se puede estar preguntando usted: ¿cómo hago saludable mi ejercicio de la abogacía?  ¿Cómo cuido mi salud mental? ¿Se involucra mi psiquis en la lucha de deseos o pasiones que subyacen en los planteos legales? ¿Afectan a mi salud?

Eso es algo que usted, abogado, debería analizar y en su caso en el marco de una relación de ayuda. Yo puedo desde Legal Today, hacerle un primer aporte, desde la psicoeducación, dando un concepto de salud (incluye la mental), para motivarlo a tomar conciencia del tema.

La salud es un estado de bienestar que surge del proceso de interacción que usted abogado, tiene con su entorno. Es al mismo tiempo un recurso que permite modificar su entorno a adaptarse. Es parte de la vida diaria. Es un dimensión esencial de la calidad de nuestras vidas. La salud supone la oportunidad de identificar nuestras necesidades y realizar nuestras aspiraciones. Le permite a usted colega, elegir y obtener satisfacciones por el hecho de vivir. Es el mejor recurso que usted tiene para el progreso personal, económico y social. El estado de bienestar que resulta de la salud, esta íntimamente relacionado con la paz, la libertad y el desarrollo.

¿Tiene usted abogado, un estado de bienestar que encuadre en los descrito? Me está diciendo que sí. ¿Seguro? ¿Tiene libertad profesional? Ese cliente importante, para su progreso económico, sobre todo en medio de la crisis económica, ¿no lo estará presionando con el típico: si pago puedo exigir? ¿No le agobia el trajín profesional?

Por qué tantas preguntas me dirá usted. Es que la salud mental- en adelante prefiero focalizarme en ella- es un bien subjetivo, no es reconocible desde le exterior. Es algo que cada uno auto-percibe como "Estar- Bien o Bien Estar ¨. A eso apunto, a motivarlo para que usted se interrogue, si es cierto que está bien, si no es esclavo de su psiquis.

Ahora bien, la salud es un proceso dinámico, que tiene a ésta en un extremo y a la enfermedad (ausencia de bienestar) en el otro. Entre estos dos polos (salud-enfermedad) hay como una suerte de eje que llamado vulnerabilidad. Ésta es un concepto interdisciplinario que engloba a factores tales como:

Los aspectos genéticos. En este caso la herencia genética, nos brindará genes más o menos vulnerables para alguna enfermedad en particular.

Aspectos biológicos. Las alteraciones de lo bio, se traducen en manifestaciones que se reconocen en unas variada gama de síntomas de la esfera del humor, del sueño, del apetito, del pensamiento.

Las habilidades para afrontamiento frente a situaciones de estrés. Afrontar, remite a la idea de conducta resolutiva de problemas, encaminada a proporcionar alivio, recompensa, reposo y equilibrio. Estas habilidades son los recursos de la personalidad, que tenemos o deberíamos tener, en relación con la autoestima, auto cuidado y la autonomía individual.

Las redes sociales de apoyo. Este componente de la vulnerabilidad, contempla al individuo en su interacción con los demás. El ser humano integra diferentes redes sociales y familiares que son el conjunto de seres con quienes interactúa de manera regular, con quienes conversa, con quienes intercambia señales que lo corporizan y que los hacen real.

Las características del entorno. Éstas pueden ser saludables y favorecer los procesos de salud, el disfrute de la vida, la libertad de elegir y la posibilidad de luchar para vencer las dificultades diarias o por el contrario, pueden ser desfavorables y ¨toxicas¨, para la salud.

Cabe aclarar, que no existen situaciones del 100 % de salud o 100 %. El eje de la vulnerabilidad por la interacción de sus componentes, hacen de la salud y la enfermedad un proceso dinámico.

Lo expuesto permite conformar lo que se denomina en la teoría especializada (Dra. Ivette Almendras, Médica Psiquiatra del Uruguay) el Diagrama SA.V. E. (Salud- Vulnerabilidad- Enfermedad), cuyo empleo tiene por objetivo, estimado lector de Legal Today, que usted pueda:

  • Reflexionar sobre la interrelación de todos los componentes de la vulnerabilidad como el eje en el que un extremo está la salud y en otro la enfermedad.
  • Analizar la situación personal a la luz de estos conceptos. ¿Cuál es el nivel de mayor vulnerabilidad o fragilidad?
  • Comprender la importancia de la adquisición de habilidades de afrontamiento de estrés.
  • Comprender la importancia de poseer redes sociales de apoyo, en lo instrumental y lo afectivo.
  • Comprender la importancia de los entornos saludable para el mantenimiento de la salud y, por el contrario el peso en las vulnerabilidades de entornos que proveen permanentes dificultades.
  • Analizar las distintas áreas del entorno: familiar, laboral, social. Comunitaria.

Piense colega como esta ¨ su salud profesional ¨. ¿Me dice que el pensar sobre el tema que expongo, lo llena de inquietudes, de incertidumbres, de desasosiego? Le contesto: bienvenido al género humano. Hasta la próxima, y si es tan amable envíeme sus comentarios sobre el tema.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
204 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

La Cara y la Cruz

¿Ha mejorado la instrucción penal de las causas?

Instrucción penal de las causas, ¿ha mejorado?

Opinión

La banca está en Guantánamo

Alberto Ruiz Ojeda Tengo la impresión de que nadie da por buena la situación provocada por la resolución del Banco Popular. Una pérdida ...

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar