29 de Junio de 2017 | 02:37
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

Financiación con “Project Finance” I

7 de Diciembre de 2011

Luis Garvía Vega,
Consultor Senior y Experto en Mercados Eléctricos de Netvalue Forensic


Introducción.

Los aspectos legales de las financiaciones para un proyecto específico son esenciales en el mundo de la energía y las infraestructuras.

Este blog es el primero de una serie, mediante los cuales se ilustrará el método de financiación de infraestructuras conocido como "Project Finance". Este primer blog tiene un enfoque más teórico, introduciendo los conceptos básicos. Los siguientes blogs, por oposición serán más prácticos, y en ellos se analizarán cuales son las características de la implantación, que objetivos buscan los participantes y cuales son los principales problemas reales que pueden aparecer.

El "Project Finance" está adquiriendo una creciente popularidad, ya que el tamaño medio de los proyectos financiados es cada vez menor, se usa con mayor frecuencia, y esto motiva que las entidades financieras se sienten más cómodas promoviendo por tanto su uso. En los años 70 se empleaba principalmente para financiar grandes proyectos industriales, en la actualidad se ha extendido el uso a huertos solares, parques eólicos, autopistas entre otros muchos tipos de proyectos.

Definición.

El "Project Finance" consiste en la financiación de un activo fijo, normalmente de vida limitada mediante la creación de una compañía independiente tanto legal como económicamente financiada con deuda sin recurso (y capital de uno o más patrocinadores) que financie únicamente el mencionado activo fijo.

Es decir, se puede entender por "Project Finance" la financiación de un proyecto sin recurrir a garantías adicionales a las que proporciona el propio proyecto (mediante los flujos de caja futuros). El proyecto es por lo tanto un fin en si mismo, una entidad independiente que nace mediante la creación de una sociedad cuyo objeto social es la realización y explotación del propio proyecto. Los socios de la sociedad vehículo son denominados promotores del proyecto y pondrán en riesgo únicamente el capital social aportado. Las entidades de crédito, si el proyecto es adecuado financiarán la sociedad sin exigir ninguna garantía, esperando que el proyecto sea capaz de devolver la deuda y los intereses correspondientes.

Aunque el concepto es sencillo, la puesta en practica es complicada y lleva asociados unos costes fijos importantes. El proyecto tiene que estar perfectamente definido tanto legal como técnicamente. La definición legal implica la realización de contratos entre los participantes en los que se definan las funciones, riesgos y responsabilidades y se regulen las relaciones que tengan (un "Project Finance" típico puede implicar fácilmente la firma de más de 40 contratos), con el correspondiente pago de los honorarios a los abogados. La definición técnica conlleva estudios de demanda, estudios de viabilidad económica, la elaboración de un modelo financiero y la realización de diversos trabajos con el fin de minimizar los distintos riesgos que pueden ocurrir durante el desarrollo del proyecto. Otro aspecto que contribuye a elevar el coste y la complejidad del "Project Finance" es el proceso de "due diligence" que exigen las entidades de crédito antes de otorgar la financiación, mediante el cual se realiza una auditoría de la viabilidad del proyecto.

Por todo lo anterior, en origen sólo era posible financiar proyectos de gran tamaño. Según los proyectos se han ido estandarizando ha sido posible también estandarizar los pasos necesarios para la realización del "Project Finance", pudiendo en determinados casos reducir significativamente los costes asociados y abordar la financiación de proyectos de un menor tamaño.

Características de los proyectos

No todos los proyectos pueden, en la práctica, ser financiados mediante el "Project Finance". El objetivo de la presencia de avales y garantías en los métodos tradicionales de financiación de proyectos no es otro que asegurar frente a eventualidades la suma del capital invertido en la financiación de la operación. Por ello, el proyecto y su entorno tienen que presentar unas características tales que garanticen en cierto modo el capital invertido. Estas características son las siguientes:

  • El proyecto tiene que ser claramente identificable como actividad independiente de cualquier otra actividad desarrollada por alguno de los participantes del proyecto.
  • Los flujos de caja que vaya a generar el proyecto han de ser predecibles y estables. Este es el caso de los proyectos relacionados con la electricidad, el petróleo, el gas, las autopistas o el agua. Como ejemplo de la posición contraria, la rentabilidad de una infraestructura destinada al ocio depende del éxito de la propuesta, de la moda y de diversos factores que introducirían un mayor riesgo e inestabilidad.
  • Los integrantes del proyecto deben tener solvencia tanto económica como técnica y una capacidad de gestión probada.
  • Por último, el entorno legal, económico y social en el que se desarrolla el proyecto debe de ser adecuado y estable.

Estructura de los proyectos

ampliar imagen

Un proyecto que necesite ser financiado mediante un "Project Finance", se puede dividir en tres etapas claramente diferenciadas.

  • Fase previa. La motivación por la que surge un proyecto es muy diversa. Durante esta etapa, se estudia la posibilidad de realizar el proyecto empleando diversas técnicas y cubriendo distintas etapas. Una vez decidido se planifica en detalle el mismo. La planificación del proyecto incluye, entre otros aspectos, la búsqueda de las mejores soluciones técnicas, la búsqueda de los inversores y métodos de financiación, así como la anticipación de los posibles contratiempos que puedan ocurrir. En el caso muy probable y común de que tras el estudio de viabilidad se optase por no realizar el proyecto, el desembolso incurrido durante esta etapa se habría hecho a fondo perdido.
  • Fase de construcción. Durante la fase de construcción se continúa incurriendo en flujos de caja negativos, existen mayores riesgos e intervienen un mayor número de agentes. Es la etapa que tiene una estructura más compleja. La construcción de la instalación "llave en mano" se adjudica a un único contratista. Este contratista principal realizará parte de los trabajos, subcontratando a su vez otra gran parte de los mismos a terceras subcontratas. La estructura se repite creando una red de subcontratas y englobando la totalidad de los trabajos. La financiación de la estructura es igualmente complicada pudiendo existir de manera análoga a la estructura de subcontrataciones una red de sindicaciones entre los distintos agentes financieros.

ampliar imagen

  • Fase de operación. En esta fase se obtienen los flujos de caja positivos que justifican los costes incurridos en las etapas anteriores, e incluyen el beneficio de los inversores. Existen costes de operación y mantenimiento durante el periodo. Al final del mismo se incurre en los costes de desmantelamiento de las instalaciones, que significarán unos últimos flujos de caja negativos que hay que considerar en todo momento.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
155 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Opinión

Sobre la prueba ilícita y prueba ilegal, cuando es aportada por un particular

Julio Muerza Esparza A propósito de la STS., Sala 2ª, de 23 de febrero de 2017 (JUR 2017\41967).

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.