25 de Mayo de 2017 | 10:33
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

Honrar la vida profesional

2 de Marzo de 2016

El epígrafe es el recorte de una tango que se titula: “ Honrar la vida “. Lo escuchaba en la voz de su autora, mientras preparaba algo “ distinto “ para este año académico 2016 y el contenido de la canción me dio un fuerte empujón para seguir buscando lo “ diferente” y evitar los “pensamientos automáticos” en el arte de la abogacía.

Santiago Sinópoli,
abogado y consultor psicológico


En todos los ordenes de la vida tendemos a " dogmatizarnos " y entrar en un confort que nos hace: " permanecer y transcurrir ", tal como lo dice la canción, y que ello no: " no quiere sugerir, honrar la vida". La abogacía no escapa a esta regla de instalarnos y hacer del derecho un " sintagma coagulado ". Si así manejo la profesión, y esto me da réditos económicos entre otros, para que voy alejarme de esta suerte de " credo profesional " que es lo que me permite ser alguien en esta sociedad. Es preferible esta suerte de " necrofilia jurídica " que ponerse a ver que esconde el derecho vigente entre sus pliegues - ¿ justicia o cobertura de poder para algunos ?. Al final el " mundo jurídico " sino los escarbo, es una buena muralla protectora de mi Yo profesional pero no es lo mismo que vivir y honrar la vida profesional.

La Subjetividad Profesional nace para servir al prójimo y es una invitación al riesgo, si yo lo sirvo desde mi comodidad y mi seguridad, no hay entrega profesional, hay " egoísmo humano " con la máscara de abogado. Claro que uno no es " libre " de ser " libre en la profesión ", lo condiciona su biografía psíquica, de la que se podrá soltar relativamente - por ejemplo con un buen apoyo terapéutico -, y también el entorno social y la cultura le intentaran poner rejas a la pretensión de una abogacía honorable. Pero he aquí el desafío para cada uno de nosotros abogados y abogadas, si queremos honrar la profesión, hay que luchar en forma permanente, ganando hoy, perdiendo mañana, pero siempre teniendo como fin profesional o meta inclaudicable el de ser servidores de la Justicia. La abogacía es un ejercicio o sea es movimiento, es " Heráclito ". Por ello, si los juristas dejamos que la ciencia del derecho sea algo perenne que no puede ser tocada y removida, que nos permita bañarnos siempre en las mismas aguas - que es la comodidad profesional -, reflotariamos la repulsión de Kafka hacia la literatura jurídica, cuando dijo a propósito de los estudios del derecho, escribe en la Carta al Padre : " ... me ha nutrido espiritualmente con aserrín que, para colmo, millares de bocas ya habían mascado por mi...". En este marco nos enrolaremos en una abogacía inútil.

Hasta la próxima.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
227 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Abogados al borde de un ataque de ética (DUO)

    Abogados al borde de un ataque de ética (DUO)

    El mundo de la abogacía en todas sus dimensiones, desde la experiencia, con imaginación y humor, para mostrar los puntos fuertes y débiles de una noble profesión ante los avatares tecnológicos, económicos y legales.

Opinión

Intervención del ministerio fiscal en los procedimientos de modificación de la capacidad

Ana María Castro Martínez Se ha puesto en tela de juicio si el Ministerio Fiscal está obligado a intervenir en los procedimientos de modificación ...

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.