18 de Octubre de 2018 | 05:01

LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS

 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

La Constitución a examen: 2.- La propiedad conmutativa

20 de Abril de 2018

De la libertad individual nace la soberanía que reconocen las constituciones haciendo sujeto al pueblo. Es un truco que algunos usan para negarle la soberanía al ciudadano. Lo dice la Constitución de Virginia: NOSOTROS, el Pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer Justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la Defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros mismos y para nuestros descendientes los beneficios de la Libertad, estatuimos y sancionamos esta CONSTITUCION para los Estados Unidos de América.

Alfonso Vázquez Vaamonde,
Profesor de Investigación del CSIC


La francesa de 1791 dice otra cosa: La Constitución garantiza, como derechos naturales y civiles: 1. que todos los ciudadanos son admisibles en los puestos y empleos sin otra distinción que la de sus virtudes y talentos; 2. que todas las contribuciones serán repartidas por igual entre todos los ciudadanos en proporción a sus facultades; 3. que los mismos delitos serán penados con las mismas penas. Destaca su fundamento en la libertad individual: La Constitución garantiza asimismo, como derechos naturales y civiles: - la libertad de movimientos: ir, permanecer y partir; - la libertad de expresión: hablar, escribir, imprimir y publicar lo que piensa sin censura previa; - la libertad de reunión: reunión pacífica y sin armas, de conformidad con las leyes; - la libertad de solicitud: dirigirse a las autoridades individual o colectivamente; la libertad ...

Desnazificada, dice la actual Constitución alemana: La dignidad de las personas es inviolable. Es el deber de toda autoridad del estado el respetarla y protegerla. El pueblo alemán reconoce por ello una serie de derechos humanos inviolables e inalienables como base de cualquier comunidad de personas y como base de la paz y de la justicia en el mundo donde la referencia al colectivo es para reconocer el fundamento individual de la soberanía.

La italiana de 1947, basada en la española de 1.931, invierte el orden: Artículo 1: Italia es una República democrática fundada en el trabajo. La soberanía pertenece al pueblo, que la ejercitara en las formas y dentro de los límites de la Constitución. Artículo 2: La republica reconoce y garantiza los derechos inviolables del hombre, ora como individuo, ora en el seno de las formaciones sociales donde aquel desarrolla su personalidad, y exige el cumplimiento de los deberes inexcusables de solidaridad política, económica y social.

La española de 1931 decía: España es una República democrática de trabajadores de todas las clases que se organiza en régimen de Libertad y Justicia. Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo. La República constituye un Estado integral compatible con la autonomía de sus municipios y regiones. La bandera de la República es roja, amarilla y morada. Artículo 2: Todos los españoles son iguales ante la ley.

Se dice que el orden de factores no altera el producto; pero sí lo altera. Que la soberanía resida en todos y cada uno de los ciudadanos, que juntos crean un Estado o Nación, no es igual a que la soberanía resida en el Estado o la Nación, de la que es parte el ciudadano.

Ante un conflicto entre el Estado y el ciudadano el soberano no será quien se tenga que sacrificar. Si la soberanía reside en el ciudadano se modificará la organización del Estado o Nación. Si reside en el Estado o Nación, el ciudadano será inmolado en el altar de esa soberanía. Como pasa siempre, su sangre caerá desde el altar del sacrificio escaleras abajo.

En las ciudades-estado griegas la soberanía se ejercía en directo en el ágora por los hombres libres. Era una democracia limitada que excluía a la mayor parte de las personas: mujeres, siervos y metecos y, claro está, esclavos. Hoy la democracia representativa es algo necesario; por ello es esencial que el ciudadano soberano elije a sus representantes y no, ése es el truco, que el soberano permita que sus súbditos puedan elegirlos a todos menos a él. Eso ocurre cuando la soberanía no la tiene el ciudadano, todos y cada uno de ellos. Sólo si la tienen, cuando la ejercen conjuntamente, esa es la voz global del soberano: el ciudadano.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
7 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos tres niveles: legal, técnico y organizativo.

La Cara y la Cruz

Opinión

La regulación de la figura del abogado de empresa

Oriol Espar La normativa aplicable a la abogacía no tiene muy en cuenta la figura del abogado de empresa o in house, ...

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar