Artículos de Opinión

9 de Febrero de 2009

Los problemas derivados de las redes sociales

Las redes sociales son en principio muy útiles, ya que permiten conectar con amigos de la infancia, compañeros de facultad, profesionales de nuestro sector, gente que comparte nuestras mismas aficiones, etc., pero los problemas que pueden surgir a través de las redes sociales y similares tienen unas características parecidas a los que se provocan en el mundo offline. A continuación daremos un repaso a los más comunes.

Luis Cisneros Burgos,
abogado especializado en NT, Propiedad Intelectual, Mercantil y Protección de Datos y Seguridad de la Información


  • El autor previenes de los princiaples problemas que surgen en el uso de las redes sociales en Internet.

Los principales problemas se pueden dar, al igual que ocurre en los medios más tradicionales, por la falta de privacidad y seguridad en cuanto al tratamiento de los datos. Primero hay que informarse de si el tratamiento de los datos se va a realizar en terceros Estados fuera de las fronteras de la Unión Europea que, por tanto, tienen una regulación muy diferente a la que se puede tener en cualquier país comunitario. Esto depende de donde tengan alojados los servidores cada red social en cuestión.

Lo más preocupante en las recogidas de datos es que se permitan cesiones a terceras empresas para las que se desconoce su finalidad, no el tratamiento que el propio recolector va a realizar con los mismos.

También existe un problema en cuanto a la generación de contenidos protegibles por propiedad intelectual o por el derecho a la propia imagen por estas redes, ya que muchas de ellas, en el caso de realizar una inclusión de contenidos, adquieren directamente una licencia sobre los mismos.

En las redes sociales, el propio usuario se convierte también en generador de comunicaciones no deseadas. El spam, que se considera en otros campos como una conducta no permitida y muy perjudicial, en las redes sociales se produce de alguna manera cuando se bombardea sin ser miembro de la misma con invitaciones a alguna persona o, cuando ya se está ingresado, con aplicaciones, fiestas, eventos, recuerdos, etc.

Todo esto hace que ciertos grupos, tales como desarrolladores o los cesionarios de los datos recogidos a través de estas plataformas, tengan acceso a ciertos datos que se consideran personales y en algunos casos pueden ir más allá de nombres y direcciones de correo, pudiendo tratarse de datos que la actual normativa de protección de datos sitúa en un nivel alto de protección y que sólo pueden ser tratados en muy contadas ocasiones y aquí circulan libremente.

Otro de los principales problemas es la infancia y los menores de edad. Muchas de estas plataformas no establecen ningún mecanismo de control de la edad seguro. En un porcentaje muy alto, se pregunta con un simple click en una casilla que dice "si es usted menor de edad..." o una casilla para introducir la fecha de nacimiento mediante menús desplegables. Además, en muchas de estas plataformas no concuerda la edad de acceso al servicio con lo que en España se considera un joven adulto.

Sobre este tema, se da una situación anormal: hay una generación que ha visto cómo crecían estas redes pero no forman parte esencial de su vida cotidiana, mientras que la generación inmediatamente siguiente está completamente acostumbrada a su uso y las redes sociales son parte de su vida social. Así, se tienen, junto con los grupos de amigos más tradicionales los amigos del chat, de Facebook, de Tuenti... o de cualquier otra red.

Estos menores están plenamente integrados en las redes, siendo éstas una extensión de su vida cotidiana y, sin ningún tipo de malicia, son capaces de contar toda su vida, incluyendo detalles íntimos, sin darse cuenta de que pueden existir terceros malintencionados, tanto contra ellos o contra su entorno, pensemos por ejemplo en personas amenazadas o en peligro por grupos terroristas o menores en el punto de mira de pedófilos.

Pese a lo expuesto anteriormente, no hay que ver las redes sociales como una fuente de incontables peligros y llenas de usuarios malintencionados, siempre hay que analizar las situaciones y las nuevas herramientas con una cierta perspectiva, aunque llamen mucho la atención, sobre todo en los medios de comunicación, este tipo de casos.

Hay que tener en cuenta que, para ciertas empresas y para ciertos usuarios, es más cómodo interactuar a través de la propia red o plataforma, ya que al hipercontextualizar la publicidad se consigue que sólo se muestre la que pueda ser de su interés, según los gustos expresados en la propia red o plataforma. También hay que tener en cuenta que determinados tipos de redes promueven la realización de contactos profesionales y fomentan la interactuación entre profesionales del mismo sector.

Nadie pone en duda los beneficios de este tipo de redes, pero siempre hay que tener en cuenta ciertas conductas que hay que evitar:

  • No dar más datos personales de los estrictamente necesarios.
  • Ajustar los perfiles de privacidad para que sólo sean visibles por los contactos admitidos.
  • No agregar contactos a los que no se conoce.
  • En caso de detectar una conducta que puede ser ofensiva, ponerla en conocimiento del responsable de la red.
  • Si se entiende que tal conducta es constitutiva de un delito, ponerla en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Vote:
|| || || || |
Resultado:
309 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

La Cara y la Cruz

Nuevo criterio de caja del IVA

Mª Jesús Vicente-Tutor Alemán y Manuel J. C astro de Luna, Inspectores de Hacienda del Estado exponen sus respectivos puntos de ...

Opinión

El orden de sumandos no altera la suma

Alfonso Vázquez Vaamonde Es la vieja propiedad conmutativa. La cuestión viene a cuento de que en una relación ordinal algunos entienden que lo ...

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.