18 de Agosto de 2017 | 06:10
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Artículos de Opinión

REVALORACION DE LEXNET
¿Es un avance?

15 de Marzo de 2016

En las Chancillerías de Valladolid y Granada aún se conservan miles de pleitos totalmente redactados a mano. La mayoría son pleitos de hidalguía, es decir: reclamaciones contra el Alcalde, argumentando el derecho personal de ser hidalgos y, por ello, no pagar impuestos.

Manuel de Cristobal,
abogado


La primera mejora técnica de la justicia se produce en el año 1904, cuando se autoriza, por primera vez, la presentación de escritos y sus copias hechos con máquina de escribir en los Juzgados y Tribunales del Reino, y donde se especificaba el número de líneas (30 por página) y el máximo número de caracteres por línea (43), así como el espacio entre renglón y renglón (6 milímetros como mínimo), no fuera a ser que el texto resultante fuera una mancha negra totalmente ilegible (sólo una vez intenté comprobar si estaba derogada la orden que así lo autorizaba y no la encontré). Señala textualmente la Real Orden de 28-05-1904:

"MINISTERIO DE GRACIA Y JUSTICIA

REAL ORDEN

Ilmo. Sr.: Vista las instancias elevadas á este Ministerio en solicitud de que sean admitidas en los Tribunales y Juzgados del Reino los escritos y sus copias hechos con máquina de escribir. S.M., el Rey (Q.D.G.) se ha servido disponer se acceda  á lo solicitado por los recurrentes, debiendo hacerse dichos escritos a un tercio de margen en todas las caras del papel y conteniendo la primera el encabezamiento y 22 líneas más, y en las sucesivas 30 líneas por debajo del sello, y  cualquiera que sea el tipo de letra de las máquinas que se emplee entre las corrientes.

Cada línea contendrá, como máximum, 43 letras, y el espacio entre renglón y renglón será de seis milímetros, como mínimum.

De Real Orden lo digo á V.I. para su conocimiento, el de los recurrentes y demás efectos, Dios guarde á V.I. muchos años. Madrid, 28 de Mayo de 1904.

SÁNCHEZ DE TOCA

Sr. Subsecretario de este Ministerio"

Posteriormente, aparecieron las copias de papel carbón y, en un primer intento de mecanización, el Colegio de Procuradores creó un Servicio de Copias en el Tribunal Supremo. Este servicio consistía en llevar el Procurador los escritos y recursos redactados a mano y éstos eran transcritos a máquina, llevaban 2 ó 3 hojas al día. Tenían tanto trabajo que no se usaba el retorno de carro para ir más rápido. En vez de saltar a la siguiente línea, como se hace con los puntos y aparte, se ponía punto y una o dos líneas de división (las que, actualmente, aparecen en la tecla del nº 7) y se continuaba escribiendo. A modo de ejemplo: "... ante el Juzgado comparezco y DIGO:.//HECHOS.//PRIMERO.-" (se corría más y se usaba menos papel).

Más tarde llegó el papel de carbón, con copias en papel de calco (abreviado "carbon copy", origen del "cc" de los "emails" actuales. Después, aparecieron las fotocopiadoras térmicas, las electroestáticas... Muchos recordarán todavía aquel papel brillante que olía raro,  cambiaba de color rápidamente y que a los seis meses era ilegible.

Se empezó a utilizar la máquina de escribir "LEXINGTON 80", con sus copias de papel carbón, realizadas sobre papel vegetal o de calco, para que la presión del martillo de la tecla de la máquina de escribir permitiera que se copiara hasta la cuarta copia, porque si se usaba papel grueso, la segunda copia ya salía borrosa y la tercera ni siquiera se leía. Y como enderezábamos el sentido de una frase cuando nos equivocábamos . . .

La técnica mejoró, los costes se abarataron y en los despachos aparecieron unos muebles de 3 metros cúbicos y 200 Kg. de peso, llamados fotocopiadoras de despacho.

Los Juzgados empezaron a mejorar y compraron ordenadores "Main frames" y, cuando, finalmente, el personal aprendió a manejarlos, hubo aplicaciones que los hacían útiles. Por su parte, los despachos ya tenían los famosos "IBM PERSONAL COMPUTERS", con monitor de fósforo verde,  y sólo dos disqueteras de 180 Kb, en un tamaño de 5 ¼ de pulgada.

Pero con el uso de la informática, tanto por parte de la Administración de Justicia como, por parte de los Abogados, pasamos de los famosos formularios a los odiosos corta-pega que fueron la causa de que, al final, presentásemos una demanda de reclamación de cantidad incluyendo, entre sus fundamentos de derecho, uno que justificaba porque la competencia correspondía al Juzgado de de Familia; y el Juzgado nos dictaba una sentencia donde los datos del demandante eran los del asunto anterior y el fallo, que leíamos, era la trascripción de la nota que había dado el Juez para el asunto siguiente, copia del fallo de un caso idéntico que tuvieron la semana pasada y sobre una acción de deslinde.

Y después de todo lo anterior, el nuevo objetivo: "Papel Cero". A primera vista, suena muy bien, tiene apariencia ecológica y, visto superficialmente, parece una gran solución. ¿Pero lo es?

Se ha construido un sistema informático denominado Lexnet para conseguir una Administración de Justicia totalmente automática, lógica y todo ello usando Internet, sin un solo papel, ahorrándose casi todo el presupuesto ordinario destinado a este fin.

Los Colegios de Abogados de toda España han impartido cursillos acelerados de los que los abogados hemos salido con más dudas que conocimientos prácticos y, sobre todo, con una angustia infinita, pensando en nuestra propia incapacidad, falta de destreza informática,  plazos improrrogables, caídas del sistema, etc. etc., es decir, unos demonios que nunca habíamos sentido, que ignoramos como combatir.

Pero, cuando comenzó a aplicarse este sistema el pasado  día 01-01-2016, acuerdos de las juntas de jueces de las diferentes sedes judiciales, ya acordaron la suspensión, paralización, retraso, modificación etc., en la aplicación de la norma: primero, hasta el 31 de enero, después hasta el 29 de febrero... ¡Ya veremos que ocurre en marzo!

Los Secretarios judiciales, actualmente rebautizados como Letrados de la Administración de Justicia, carentes de medios, también se han visto obligados a improvisar pues, a pesar de que el Ministerio ya ha implantado el plan de digitalización de la Administración de Justicia "Papel Cero", no se les han enviado todos los ordenadores, pantallas, escáneres, etc. que precisan. Es más, ni siquiera todos los enchufes a Internet que necesitan para conectarse.

El sistema prevé la entrega en soporte informático de los datos que no pueden comunicarse por Internet (los superiores a 10 megabytes), desconociéndose, por el momento, que piensa la Agencia de Protección de Datos del hecho de que miles de procuradores y de abogados, saquen cada día de sus despachos profesionales CDs con destino al Juzgado, sin encriptación alguna y "algún" dato objeto de protección.

Parece ser que tampoco ha pensado nadie en el número de abogados, mayores de 65 años, incapaces de afrontar este denominado "salto tecnológico" pues es así como se ha decidido llamarlo, no pudiendo descartarse que aumente de forma numerosa el colectivo de profesionales de la abogacía que soliciten la jubilación, que algunos llamamos ERE gratuito.

Las casas comerciales de los sistemas operativos utilizados en toda esta construcción se deben estar frotando las manos ante los pingües beneficios que están obteniendo como consecuencia de este proyecto que, según sus autores, sitúa a la justicia española en el siglo XXI. Se acabó usan Linux y código abierto, solo Windows . . . y otros de pago.

Algunas Comunidades Autónomas, como Extremadura, Andalucía, etc., decidieron, hace años, no pagar licencias a Windows y similares, y realizaron un desarrollo de su propio sistema sobre Linux que, en Extremadura, se llama Linex.

Por el momento, parece que la mayoría de las Administraciones autonómicas se verán obligadas a comprar licencias de sistemas operativos, programas, etc. lo que supone un importante desembolso económico o dirán abiertamente que incumplen la norma hasta que se desarrolle un sistema de conexión, o hacer otro sistema paralelo, o no lo aplicarán. El tiempo dirá.

Al parecer, tampoco se le ha ocurrido a nadie pensar donde se van a guardar los discos duros necesarios para almacenar el sistema Lexnet pues, a título de ejemplo, varios años de juicio y macrocausas, con 200 abogados por causa, generan mucho documento electrónico que guardar... Y, por el momento, todo parece indicar que la Administración de Justicia española va a ser la principal usuaria a nivel mundial de discos duros, a fin de almacenar los datos que requiere el nuevo sistema.

Desde luego la imagen de la justicia va a mejorar, cuando desaparezca el papel, y el funcionario al ver las estanterías vacías pierda la referencia visual del trabajo pendiente...

¡Y todo esto cuando apenas llevamos un mes de funcionamiento (a medias) del sistema Lexnet!, pero siguen sin aparecer aquellos millones recaudados con las tasas.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
261 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

La Cara y la Cruz

¿Ha mejorado la instrucción penal de las causas?

Instrucción penal de las causas, ¿ha mejorado?

Opinión

Función pública: Liberté, egalité… paternité

Javier Fuertes (Sobre el permiso por paternidad de los funcionarios públicos)

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar