Herramientas para el texto

La Cara y la Cruz

3 de Febrero de 2014

La crisis, ¿realidad o negocio?

Legal Today


Lina Vélez y Carmen Collantes analizan la cuestión.


LA CARA

Lina Vélez.
C.E.O España Global Estrategias/Grupo Demos.

Numerosas aportaciones de expertos económicos auguran la existencia de brotes verdes en la recuperación económica de España, sean o no ciertos o futuribles, la realidad es que el país, la sociedad y el mundo empresarial español, ya no será el mismo que vivió del boom inmobiliario, de la época de mayor consumo y de la riqueza fácil e inmediata anterior al año 2008.

Que la situación ha cambiado y que las necesidades del país, de la sociedad y de las empresas ya no serán las mismas que las anteriores a la crisis es una realidad que no podemos obviar. ¿Pero realmente, donde está la crisis?.

El negocio de la formación y desarrollo a empresas y particulares que lidero en una multinacional con presencia en multitud de países y en toda Europa ha visto mermado su crecimiento en un 10% en general , pero si atendemos los datos concretos de ciertas compañías la formación ha caído más de un 20 hasta un 40%, y algunas han dejado de existir. Decir que existe crisis generalizada en el sector de la formación con caídas espeluznantes del nivel de facturación sería cuanto menos faltar a la verdad.

Según Harvard Business Review, el 54% de las empresas que han disminuido su cuenta de resultados ha sido por:

• Trasladar el éxito del pasado al futuro (23%)

• Fallar al innovar (13%)

• Abandonar el Core Business (10%)

• No saber gestionar el talento (89%)

Del 13% de causas externas de crisis empresarial , sólo un 4% se debió a una etapa de crisis económica. ¿A quién echamos la culpa entonces de nuestra situación?¿Por qué en los periódicos económicos aparecen multinacionales de renombre que contratan determinados perfiles profesionales con formaciones y habilidades concretas(Expansión y Empleo 9 de diciembre de 2013)? ¿Se han vuelto locos? ¿Viven otra situación?.

A mi modesto entender, no creo que CEOS del Ibex 35 hayan perdido la cordura de golpe, entiendo que la situación económica y el mercado han cambiado y que se necesita otra clase de TALENTO, de profesionales y de modo de entender la vida. Qué necesitan las empresas para ser productivas y seguir la senda de las destacadas?, la respuesta es sencilla TALENTO, ¿pero, qué clase de talento?, nuevos perfiles profesionales que surgen del cambio de escenario con formaciones adecuadas a sus puestos y funciones en el trabajo, Se necesita un talento avanzado, o entendido como el talento del siglo XXI, con los siguientes anclajes en la personalidad que formarán el ADN del talento: autoconocimiento, adaptabilidad a entornos diferentes, creatividad, pensamiento crítico, comunicación, capaces de jugar en equipo y de ser intraemprendedores disfrutando de los desafíos. Hablar de talento hoy en día es una necesidad. Hablar de talento en el siglo XXI implica hablar de “ENTORNOS COLABORATIVOS” y ello co-implica consecuentemente hablar de “ENTORNOS DE APRENDIZAJE CONTINUO”.

Este concepto es clave para afrontar los desafíos del siglo XXI: el aprendizaje para toda la vida, por tanto ¿hay CRISIS o existe un NEGOCIO de la CRISIS?

LA CRUZ

Carmen Collantes.
Colegio Notarial de Madrid.

Si bien es cierto que se habla de un posible repunte óptimo tras las diversas reformas legislativas llevadas a cabo por el Gobierno, no menos cierto es la influencia objetiva, clara y directa de la llamada crisis, perpetua parece percibirse, en la vida cotidiana y dentro de ésta del quehacer diario llevado a cabo incluso en los protocolos notariales.

Es curioso, aunque bastante lógico, cómo se aprecia un efecto rebote de la crisis en todos los sectores de la vida civil pero con más hincapié, como si fuera un verdadero espejo, son las escrituras públicas notariales, hoy en día autorizadas en todas las notarías de todo el territorio español las que manifiestan el verdadero efecto negativo de ésta ya larga crisis...

Si hace apenas cinco años, era abrumador el número incuantificable de escrituras públicas de compraventas y sus consiguientes préstamos hipotecarios, hoy en día tales escrituras de compraventas han quedado casi olvidadas y sustituidas, muy frecuentemente, por las cesiones en pago de deuda de tales viviendas compradas y sus consiguientes cancelaciones de hipotecas, por convertirse al mismo tiempo la propia entidad financiera, acreedor en un primer momento y que concedía aquellos múltiples préstamos hipotecarios, en deudor y por tanto, por efecto de la confusión de derechos quedar extinguido de forma automática y cancelado registralmente el derecho real de hipoteca (ex artículo 1156 del Código Civil sobre extinción de las obligaciones).

Significante es también y digno de mencionar, la labor que ha de asumir y está asumiendo la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria), coloquialmente llamado "Banco malo", desempeñando un papel protagonista en el sector inmobiliario español, tan enfermo en la actual crisis, como principal parte interviniente en las escasas compraventas que se autorizan en las notarías de nuestro país en estos tiempos.

La SAREB bajo el tipo societario de Sociedad Anónima y participada en un 55% por capital privado y en un 45% por capital público a través del FROB (Fondo de reestructuración ordenada bancaria), tiene manos libres para comprar, vender y emitir deuda; está eximida del cumplimiento de los controles propios de las Sociedades de Capital con el objetivo de agilizar operaciones y prevenir reclamaciones y demandas judiciales; ha absorbido, los "activos tóxicos (inmuebles mal tasados en época de apogeo inmobiliario en España) con una fuerte rebaja de precios" y en sus manos está solventar el gran desastre terrible que estamos viviendo, hoy por hoy, por efecto de la dichosa e impresentable "burbuja inmobiliaria".

Por lo demás, confiemos la gestión del SAREB (Banco malo) sea fructífera y refleje pronto en la vida civil española, un optimismo real que agilice todo el engranaje de la sociedad, desde la construcción a la concesión de créditos hipotecarios a particulares, promoviendo y activando el fin del aletargamiento o inactividad que han sufrido y están sufriendo en cascada todas y cada una de las profesiones vinculadas al sector inmobiliario y tenga su repercusión pronto, en los bolsillos tan castigados del ciudadano a pié.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
337 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Dúo

    Dúo

    Contarás con el equilibrio perfecto entre las ventajas del papel y el formato electrónico. Tus obras estarán integradas con nuestras soluciones digitales: podrás realizar saltos directos entre ellas. Podrás interactuar con el contenido: copiar, pegar, subrayar e introducir anotaciones.

La Cara y la Cruz

¿Institucionalizar la información al legislador, sí o no?

¿Institucionalizar la información al legislador?

Opinión

La infracción marcaria y la competencia desleal

Enrique García-Chamón Cervera Uno de los aspectos controvertidos en el ámbito de la protección jurisdiccional de las marcas es la relación existente entre ...

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.