Herramientas para el texto

Civil

28 de Noviembre de 2013

La promesa incumplida del arbitraje de Bankia

Novagalicia y Catalunya Caixa iniciaron en el verano de 2012 sus procesos de arbitraje prometiendo la recuperación de sus ahorros a los afectados por las participaciones preferentes y la deuda subordinada. Bankia anunció dicho proceso a finales de 2012. Más de un año después, el resultado es en muchos casos desolador, y en otros tantos de absoluta incertidumbre. Pues lo cierto es que ha pasado el tiempo y en noviembre de 2013 más de un 35% de los afectados que acudieron a este proceso o bien están a la espera, o lo que es peor: ya han recibido un no por respuesta.

Estela Olmedo Salinas,
abogado en Basilea Abogados


Es decir, de los cerca de 270.000 clientes de estas entidades que esperanzados presentaron su solicitud de arbitraje, más de 100.000 afectados o bien han recibido respuesta negativa, o bien sufren una interminable espera que en muchos casos intuyen acabará mal. Una espera que no encuentra justificación, dado el tiempo transcurrido y a la vista de que miles de afectados (especialmente los casos más graves, o las cuantías menores) sí han obtenido una compensación económica por vía del arbitraje. La única explicación podría estar en el interés de Bankia en mantener inactivo a un auténtico aluvión de afectados, que están esperando en muchos casos una respuesta que no llega, antes de buscar el auxilio de un Juez que le devuelva el dinero invertido.

Destaca el caso de Bankia. Pese a los meses y meses transcurridos, y la rapidez que prometieron, de las más de 182.000 personas que solicitaron el arbitraje, solamente 38.152 ya han cobrado su dinero (o parte de él) por esta vía. Más de 30.000 afectados han recibido una opinión desfavorable. Ello revela la opacidad del proceso y la manipulación del mismo desde Bankia, dadas las múltiples irregularidades que los jueces han detectado que existieron en el proceso de colocación de las preferentes de Bankia. Esos afectados deberán acudir a los Tribunales. Y existen otros 30.274 clientes, cuya reclamación sigue "en trámite". Los días pasan y lo que debería haber sido un análisis y respuesta rápida y justa, se convierte en una desesperante e injusta situación. ¿Quién reparará por todos estos meses de injustificada espera a aquellos que no les permitan acudir al arbitraje? Desde luego no parece que Bankia haya valorado el daño que está causando con esta situación.

Mientras por su parte, en más de un 90% de los casos juzgados los Tribunales se pronuncian con claridad y contundencia, permitiendo a los afectados recuperar no solo parte, sino todos sus ahorros, más intereses, y en la mayoría de ocasiones con condena en costas, lo que implica que sea el banco el que asuma el coste de haber tenido que ir a vía judicial. Para muchos afectados, sin duda la solución pasa por interponer la correspondiente demanda judicial, y que sea un Juez quien se ocupe de proteger los derechos agredidos. Todo ello como consecuencia de un sistema de arbitraje que sólo está resolviendo el problema parcialmente, con injustas quitas, y eso únicamente a una parte de los afectados: normalmente los casos más graves y las cuantías menores. Para el resto, de nuevo el sentimiento de haber sido traicionados.

Por otro lado, encontramos un ejemplo de cómo no debería ser el comportamiento de la banca. Aquellos afectados que decidieron esperar al arbitraje y ahora han tenido que acudir a juicio, se encuentran con que Bankia alega en el proceso judicial una supuesta caducidad en el plazo para reclamar, es decir: que la acción ya caducó.

Esta escandalosa maniobra no tiene justificación ninguna. Primero porque es evidente (y así se han pronunciado los Jueces) que la acción no ha caducado, básicamente porque los cuatro años para reclamar y según Jurisprudencia pacífica (incluida la del Tribunal Supremo) comienzan no con la firma del contrato, sino cuando el mismo se consuma. Y segundo, porque es inaceptable que ahora Bankia alegue dicha inexistente caducidad, cuando ella misma (la entidad, sus anuncios, cada oficina, cada empleado...) ha alentado a la gente para que acudiera a arbitraje, anunciando (hasta en su propia web) que en caso negativo "siempre podrían acudir a la vía judicial".

¿Cómo se atreven, ahora, a defender una supuesta caducidad para impedir a los afectados obtener una Sentencia que les devuelva sus ahorros? ¿Es que no han aprendido nada de todo esto, y de lo que debe ser tratar con respeto y transparencia al cliente?

En cualquier caso esta deshonesta maniobra, a la vista de los Jueces, solo está dañando al banco que trata de utilizarla, sin éxito, dejando claro a nuestros Tribunales que el comportamiento hacia sus clientes sigue siendo oscuro e injusto en muchos casos. 


Estela Olmedo Salinas,
Número de artículos del autor 4
Posicionamiento en el ranking de contenidos 466

Vote:
|| || || || |
Resultado:
496 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Practicum Acceso a la Abogacía

    Practicum de Acceso a la Abogacía

    La Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador, y su aplicación reglamentaria, ha introducido una amplia transformación en la forma de acceso a la abogacía.

Publique sus contenidos

Comparta opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.