24 de Noviembre de 2017 | 02:19
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Civil

23 de Junio de 2017

10 cláusulas abusivas que deberías buscar (y reclamar) en tu hipoteca

Ya no es ningún secreto que la banca lleva tiempo abusando de los consumidores. Sin embargo, desde hace apenas un par de años, las reclamaciones se han multiplicado exponencialmente. Son muchos los factores que han influido en ello. Por un lado, un cliente cada vez más harto de los abusos y tocado por una crisis que le hizo perder en muchos casos su vivienda. Por otro, la cantidad de sentencias positivas lanzadas por los distintos tribunales que daban la razón al usuario final. El colofón llegó de la mano del Tribunal Europeo que se pronunció firmemente sobre un asunto espinoso: las cláusulas suelo. Y fue muy claro: los bancos estaban obligados a devolverlas.

tuAppbogado


Todavía se están buscando los mecanismos para que asuntos como la cláusula suelo no colapsen el sistema judicial. Hay que tener en cuenta que prácticamente la totalidad de las hipotecas anteriores al fallo europeo la contienen. Aunque el gobierno anunció una especie de negociación banco-cliente, son muchos los que prefieren acudir a los juzgados porque les ofrecen mayor garantía y una recuperación total de su dinero.

Las cláusulas abusivas de la banca más comunes en las hipotecas (h2)

Pero ¿han jugado los bancos limpio en el resto de cláusulas de los contratos de préstamos hipotecarios? En realidad no. Letrados, jueces y asociaciones de consumidores se han pronunciado en muchas ocasiones sobre todas esas cláusulas abusivas que se encuentran en la mayor parte de las hipotecas. Si quieres más información, consulta esta guía sobre las cláusulas abusivas bancarias. Y para que a nadie se le olviden, sobre todo si estás pensando en reclamar, aquí las enumeramos:

    1. Cláusula suelo/techo. Son quizás las más conocidas y las que más reclamaciones han supuesto en la actualidad. Imponían un límite mínimo de intereses a cobrar aunque el euríbor cayese en picado (como ocurrió). El límite por encima, o techo, era tan elevado que no sirvió como excusa para justificar las cláusulas opuestas.

    2. Los gastos hipotecarios. Ya están dando mucho que hablar. El Supremo se ha pronunciado al respecto y muchos juzgados han dado la razón a los usuarios que las reclaman razonadamente. No es justo que se el banco el que obliga a contratar servicios de gestoría, notaría y de registro de la propiedad mientras el coste lo asume por completo el cliente. Algo similar ocurre con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, aunque en este caso, la doctrina está menos clara.

    3. El interés de demora. Entre las cláusulas comunes que mantienen las hipotecas está la relacionada con los intereses en caso de demora en el pago de la cuota. Pese a que se regularon en 2013, para evitar abusos, el Tribunal Supremo se pronunció al respecto en 2016 declarando que no puede superar en dos puntos el interés inicialmente pactado.

    4. Vencimiento de préstamo anticipado. En 2013 se modificó la Ley de Enjuiciamiento Civil. Hasta entonces, el impago de una única cuota suponía que el banco podía reclamar la ejecución hipotecaria. Actualmente, la normativa indica que son tres, pero tras el famoso caso Aziz y la gran oferta de pisos bancarios en el mercado, las entidades suelen ser más prudentes al respecto.

    5. La finalidad del préstamo hipotecario. Aunque parezca increíble, algunos contratos de préstamo hipotecario en España limitan el uso que se le puede dar a la vivienda que se compra. Impiden, por ejemplo, ejercer una actividad o alquilarla. Se trata de cláusulas abusivas que atentan contra los propios derechos del propietario.

    6. El fuero. Es probable que el contrato de tu hipoteca te indique un fuero al que acudir en caso de que tengas que reclamar algo a tu entidad por la vía judicial. Sin embargo, varios tribunales han anulado estas cláusulas cuando los usuarios deben desplazarse fuera de la localidad en la que residen y en la que compraron dicha propiedad.

    7. Los gastos de profesionales legales por impago de cuotas. Otra de las cláusulas abusivas estrellas de la banca española es la de obligar al cliente al pago de los honorarios de abogados y procuradores (u otros profesionales), en caso de que la entidad bancaria te deba demandar por impago de cuota.

Para reclamar cualquiera de estas cláusulas abusivas en tu banco es necesario que sea un abogado el que te asesore. Aunque existen algunos mecanismos extrajudiciales como el departamento de atención al cliente, las entidades casi siempre los aprovechan para denegarte tus derechos o darte muchas vueltas. En esta entrevista a un abogado especialista puedes descubrir todas las respuestas a las cláusulas abusivas nulas de los contratos hipotecarios.

Si quieres estar al día, conoce los detalles de este curso sobre Cláusulas suelo y devolución de los gastos de hipoteca


tuAppbogado,
Número de artículos del autor 19
Posicionamiento en el ranking de contenidos 87

Vote:
|| || || || |
Resultado:
23 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Una respuesta INTEGRAL a tus necesidades de información legal y de gestión de tu despacho.

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar