27 de Junio de 2017 | 02:14
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Civil

20 de Marzo de 2012

Productos financieros X: las SICAV

Una Sociedad de Inversión de Capital Variable (SICAV) es un institución de inversión colectiva, es decir, una sociedad que tiene como objeto la captación de fondos del público para gestionarlos e invertirlos (CNMV). Concretamente, una SICAV es una sociedad anónima cuyo objeto social consiste en "la adquisición, tenencia, disfrute y administración en general y enajenación de valores mobiliarios y otros activos financieros".

Ricardo Queralt,
Consultor Senior y Coordinador del departamento de finanzas de Netvalue Forensic


Ventajas fiscales

Fiscalmente, las SICAV tienen un tipo impositivo del 1% sobre beneficios, al igual que los fondos de inversión. En el caso de sociedades de inversión inmobiliaria, para que se cumpla esta tributación, tienen que contar con más del 50% del activo representado por bienes inmuebles. De esta forma, sus partícipes apenas tributan por las plusvalías generadas hasta que vendan su participación.

Además, las SICAV se encuentran exentas de tributar por Actos Jurídicos Documentados relativos a actos societarios (p. ej.: ampliaciones de capital).

Las sociedades de inversión inmobiliaria tienen un 95% de exención en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para las viviendas que estén destinadas al alquiler.

Las grandes ventajas fiscales de las SICAV hacen que sea uno de los instrumentos más frecuentemente utilizados por los grandes patrimonios para gestionar sus inversiones.

Principales requisitos

Las SICAV deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Su número de acciones debe ser igual o superior a 100, pudiendo ser tanto personas físicas como personas jurídicas.
  • Tener un capital social mínimo de 2.400.000€, totalmente suscrito y desembolsado.
  • Invertir al menos el 90% de su activo en valores que coticen en mercados organizados.
  • No invertir más de un 5% en valores emitidos o avalados por una misma entidad.
  • Su autorización, registro y control está supervisado por la CNMV.

Conclusión

Financieramente, las SICAV resultan un instrumento útil para diferir el pago de impuestos sobre las plusvalías generadas. No obstante, las SICAV no permiten evadir impuestos, ya que el inversor deberá tributar en su IRPF (o en el Impuesto de Sociedades si se trata de una persona jurídica) por las plusvalías generadas cuando decida desinvertir en la SICAV y disponer de su capital.


Ricardo Queralt,
Número de artículos del autor 12
Posicionamiento en el ranking de contenidos 181

Vote:
|| || || || |
Resultado:
91 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.