25 de Mayo de 2017 | 11:59
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Fiscal

30 de Octubre de 2014

Breve exposición de qué son y para qué sirven los paraísos fiscales

Empezamos esta breve exposición con una definición de lo que es un paraíso fiscal, es un territorio o estado donde la tributación es más ventajosa para las personas, tanto físicas como jurídicas, que no sean consideradas residentes fiscales de dicho territorio.

Rafael Pedro Latorre Sánchez,
Asesor Fiscal
www.rafalatorre.es


Una vez dicho esto debemos pasar a explicar más profundamente esta definición, porqué contiene varios conceptos interesantes y que hay que cumplir para que eso sea posible.

Un primer concepto es el de "residente fiscal", en España, se considera residente a efectos fiscales, las personas físicas que tienen su residencia dentro del Reino de España por más de 183 días, que tengan su centro de intereses económicos en España o bien que tenga esposa e hijos menores residentes en España.

Para las personas jurídicas, los requisitos que deben observarse son, que se hayan constituido de acuerdo con la legislación española, que tengan su domicilio social en España o que tengan su sede de dirección efectiva en España.

Es importante este primer concepto, ya que de ahí devendrá el sistema impositivo aplicable, puesto que siempre se tributará en el país de residencia, pero hay que tener en cuenta, que al igual que en España los requisitos anteriores son los que determinan la residencia, hay otros países que se rigen por otros criterios, lo que puede hacer que una persona tenga una doble residencia fiscal por cumplir los requisitos en dos o más países y ante eso, la jurisdicción internacional pone unos requisitos para evitar la llamada "Doble Imposición", que consistiría en tributar una persona en dos países distintos por el mismo concepto, tributar por el mismo concepto dos personas distintas en dos países distintos o que un bien se grave en dos países distintos, y para ello se crean los convenios de doble imposición, que evitan que esto ocurra.

En caso de conflicto de residencia fiscal, los convenios imponen que se considerará residente fiscal del país o territorio en que se cumpla primero uno de los siguientes requisitos y por este orden de preferencia:

  1. País donde se disponga de un lugar que sea utilizable como vivienda de forma permanente (en propiedad, alquilado, cedido...)
  2. País donde radique el centro de intereses económicos (patrimonio, rentas, pensiones...) y personales (familia, amigos, colegas...)
  3. País donde se resida habitualmente
  4. País de donde se tenga nacionalidad
  5. En último lugar y si no se cumple ninguna de los anteriores vendrá establecido en el propio convenio de doble imposición.

Una vez sabido el país donde se es residente fiscalmente, pasamos a ver el siguiente concepto que consiste en una tributación más ventajosa para los no residentes. Esto quiere decir que en principio, que cualquier persona residente de un territorio tiene que tributar según la legislación vigente como en cualquier país, pero que en caso de no cumplir los requisitos para ser residente del territorio y no tener actividad económica en el mismo, tributa de distinta forma, con unas exenciones superiores a los nacionales e incluso con exenciones que llega a ser del 100% de la tributación.

Por eso es importante tener en cuenta en el país en el que decidimos tributar, ya que debemos conocer cuáles son sus requisitos para considerarse no residentes fiscales y obtener los beneficios deseados, pues la residencia fiscal se obtiene año a año y los requisitos hay que cumplirlos en el ejercicio fiscal de referencia, por ese motivo, nos encontramos con el conocido caso de la familia de la baronesa Thyssen, que según la prensa, se ha tenido que desplazar a suiza, país del que son nacionalizados, para no cumplir el periodo de 183 días y así no tener que tributar en España por la totalidad de sus rentas y tributar por la legislación suiza, que les es más favorable que la española.

A la vista de eso, nos podemos preguntar qué tipo de ventaja tiene para un país este tipo de beneficios a los no residentes, y la respuesta es sencilla, los paraísos fiscales suelen ser pequeños estados o territorios que no disponen de recursos suficientes para mantenerse, por lo que recurren a un modelo económico en el que subsiste de las rentas financieras obtenidas por la gestión de grandes fortunas y así pasa a ser beneficioso para ambos, ya que el paraíso fiscal obtiene beneficios por las rentas obtenidas del negocio financiero del país y el no residente se beneficia de un coste fiscal menor e incluso en ocasiones nulo, cosa que no ocurriría si tributara en su propio país de residencia.

Otra de las ventajas, y de las más importantes que nos ofrecen los paraísos fiscales, es el secreto bancario y protección de datos personales, por el cual no pasan información de los movimientos bancarios a terceros países, lo que hace que las rentas puestas en ese paraíso fiscal, no sean conocidas por el país originario y por la tanto no tributando por esos beneficios financieros e incluso sirviendo para blanquear dinero debido a la opacidad que se obtiene en dichos territorios. Hay que tener en cuenta, que como hemos dicho, hay obligación de declarar y tributar por todas las rentas obtenidas en el estado de residencia fiscal, teniendo en consideración los convenios para evitar la doble tributación internacional y aquí, sin embargo,  estamos diciendo que los beneficios obtenidos en paraísos fiscales no tributan en el país de referencia, sino que se declaran y tributan el dichos paraísos fiscales, evitando que sean conocidos en el país de residencia y limitando el conocimiento de dichos importes para la administración tributaria del país del residente, que es donde debería tributar.

Para terminar y cómo podemos deducir de este breve estudio, los paraísos fiscales están concebidos para grandes fortunas, o grandes empresas que obtengan multitud de beneficio y puedan rebajar su factura fiscal, puesto que hay que lo normal, es constituir una empresa holding que reciba todos los beneficios e ingresos y hacerla tributar en diversos paraísos fiscales, consiguiendo una muy baja tributación por dichos beneficios y eso a todas luces, es algo que para una pequeña empresa o un pequeño ahorrador es impensable, puesto que los costes que supone la ingeniería fiscal a realizar es superior a los ahorros que va a obtener.


Rafael Pedro Latorre Sánchez,
Número de artículos del autor 4
Posicionamiento en el ranking de contenidos 712

Vote:
|| || || || |
Resultado:
267 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • Practicum Fiscal 2017

    Practicum Fiscal 2017

    La obra ofrece una explicación clara del sistema tributario español, con múltiples ejemplos prácticos y la doctrina administrativa y jurisprudencia más relevante y actualizada

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.