26 de Mayo de 2017 | 03:06
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Fiscal

23 de Diciembre de 2011

Cierre fiscal e Impuesto sobre Sociedades

En sede del Impuesto sobre Sociedades la tarea de planificar fiscalmente debe constituir ante todo un ejercicio de anticipación y previsión sobre cuáles van a ser los importes y la naturaleza de los ingresos y gastos de la empresa, y cómo podremos, en el ejercicio legitimo de una economía de opción, optimizar la factura fiscal de la compañía, en relación con el más importante de los impuestos directos que gravan su actividad.

Jose Luis Luceño Oliva,
Director Jurídico Grupo Puma.
Profesor de Derecho Mercantil Universidad Pablo de Olavide.


No obstante, y a pesar de haber realizado una adecuada planificación, cuando llega el final del ejercicio contable y fiscal, siempre es preciso realizar una revisión que nos permita optimizar ese plan, o si no la hemos realizado, que nos facilite la reducción de la carga impositiva, dentro de los márgenes legalmente permitidos.

En este sentido, es conveniente repasar algunos aspectos tales como:

  • Comprobar la optimización de las amortizaciones.
  • Aprovechar las perdidas procedentes de créditos incobrables con una antigüedad superior a  seis meses.
  • Verificar la posibilidad de acogerse a las deducciones vigentes, tales como inversiones destinadas a la protección del medio ambiente, gastos de I+D+i, creación de empleo para trabajadores minusválidos, innovación tecnológica y gastos de formación profesional.
  • Comprobar la existencia de operaciones con precio aplazado cuya tributación pueda diferirse en función del cobro de dicho precio según lo previsto en el art. 19.4 LIS.
  • Verificar la posibilidad de acoger los beneficios extraordinarios obtenidos por la transmisión de activos a la deducción por reinversión prevista en el  art. 42 LIS.
  • Comprobar la posibilidad  aplicar los beneficios fiscales previstos para las empresas de reducida dimensión.
  • Verificar el cumplimiento de la normativa de operaciones vinculadas y su documentación.
  • Chequear la existencia de bases imponibles negativas procedentes de ejercicios anteriores.

Asimismo, es el momento para planificar aspectos concretos del Impuesto sobre Sociedades en 2012, tales como la opción por la forma de cálculo del pago fraccionado que mejor se adapte a nuestras previsiones, o en el caso de grupos  de sociedades estudiar la conveniencia de optar por tributar en régimen de consolidación fiscal.

El estudio de estas alternativas, junto a otras actuaciones en relación con otros impuestos (por ejemplo: optar por el régimen de devolución mensual en el IVA, o en caso de grupos de sociedades  optar por el régimen de consolidación en IVA), permitirá anticipar  parcialmente el escenario fiscal al que se enfrentaran las empresas y minorar en lo posible su carga impositiva.


Jose Luis Luceño Oliva,
Número de artículos del autor 16
Posicionamiento en el ranking de contenidos 99

Vote:
|| || || || |
Resultado:
126 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.