17 de Diciembre de 2017 | 09:11
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Fiscal

3 de Noviembre de 2017

El Instrumento Multilateral Tributario

Los profesionales dedicados a la fiscalidad internacional han sido conocedores de una buena y una mala noticia durante el año 2017. La buena noticia ha sido la firma, el 7 de junio de 2017, del Instrumento Multilateral Tributario, que a continuación describiremos, lo que ha hecho que su función sea más relevante que nunca. La mala, que este Instrumento ha venido para remover todo conocimiento previo adquirido en el campo de la aplicación de los tratados internacionales.

José María Remacha Albistur,
Inspector de Hacienda del Estado (exc.)
Socio de Precios de transferencia y Fiscalidad Internacional
EY Abogados
Barcelona


El 7 de junio de 2017, más de 70 Ministros y otros representantes de alto nivel participaron en la ceremonia de firma de la  Convención multilateral para aplicar las medidas relacionadas con los tratados fiscales para prevenir la erosión de las bases imponibles y el traslado de beneficios, conocidas como paquete de acciones BEPS, por sus siglas en inglés.

Este paquete de medidas busca limitar las estrategias de planificación tributaria que explotan brechas y desajustes en las normas tributarias para trasladar artificialmente las ganancias a ubicaciones con nula o escasa tributación, donde hay poca o ninguna actividad económica, lo que resulta en un impuesto sobre sociedades general muy reducido o prácticamente nulo para determinadas multinacionales. Las estimaciones más conservadoras indican pérdidas anuales de entre el 4% y el 10% de los ingresos impositivos corporativos globales, es decir, hasta 240 mil millones de dólares al año, por estas prácticas fiscales perniciosas.

Según Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, la conclusión de este instrumento multilateral marca un nuevo punto de inflexión en la historia de los tratados fiscales. Nos estamos moviendo hacia la rápida implementación de las reformas de gran alcance acordadas en el marco del Proyecto BEPS en más de 1.100 tratados fiscales en todo el mundo. Además de salvar a los signatarios de la carga de renegociar bilateralmente estos tratados, la Convención dará como resultado más certidumbre y previsibilidad para las empresas, y un sistema impositivo internacional que funcione mejor en beneficio de nuestros ciudadanos'.

Al trabajar juntos en el Proyecto BEPS de la OCDE / G20, más de 60 países desarrollaron conjuntamente 15 acciones para abordar la evasión fiscal, mejorar la coherencia de las normas fiscales internacionales y garantizar un entorno fiscal más transparente. Los líderes de los países de la OCDE y del G20, así como otros líderes, instaron a la implementación oportuna de este paquete integral de BEPS.

El Instrumento Multilateral (MLI) responde a este llamamiento, tratando de aplicar de manera rápida y efectiva todas aquellas medidas tributarias que implican la modificación de tratados tributarios. Ya que algunas de dichas medidas requieren la modificación de tratados internacionales ya en vigor, se requiere un instrumento específico que permita la aplicación de las medidas previstas de la manera más rápida y efectiva posible. 

Así, el MLI ofrece soluciones concretas para que los gobiernos cierren las lagunas existentes en las normas tributarias internacionales mediante la transposición de los resultados del Proyecto BEPS de la OCDE / G20 a los tratados fiscales bilaterales en todo el mundo y modifica la aplicación de miles de tratados fiscales bilaterales concluidos para eliminar la doble imposición.

También implementa estándares mínimos acordados para contrarrestar el abuso de los tratados y para mejorar los mecanismos de resolución de disputas a la vez que proporciona flexibilidad para acomodar políticas específicas de tratados fiscales.

Los firmantes incluyen jurisdicciones de todos los continentes y todos los niveles de desarrollo. Varias jurisdicciones también han expresado su intención de firmar el MLI lo antes posible y otras jurisdicciones también están trabajando activamente para lograr la firma.

Este conjunto de modificaciones hace que la función fiscal de las compañías esté mutando de un entorno estable a otro más dinámico, donde los conocimientos adquiridos tras años de estudio pueden quedar obsoletos con prontitud.

La función fiscal se está convirtiendo, finalmente, en una función básica para el negocio, puesto que el estudio de los riesgos fiscales de una inversión debe ser ahora un paso ineludible y previo a su materialización.


José María Remacha Albistur,
Número de artículos del autor 1
Posicionamiento en el ranking de contenidos 3961

Vote:
|| || || || |
Resultado:
37 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar