Fiscal

15 de Junio de 2011

La empresa ante la Inspección de los Tributos. Plan de Control Tributario 2011

La situación económica actual ha provocado que la gran mayoría de los empresarios estén centrando sus esfuerzos en dos frentes de batalla con el único objetivo de que sus compañías sobrevivan a la crisis: la cuenta de resultados y la liquidez de la empresa. Con respecto a la cuenta de resultados, la lucha es doble.

David Fernández,
Socio Director Sala & Serra Abogados


Por un lado, las empresas buscan controlar y reducir al máximo los gastos de explotación del negocio y, por el otro, los empresarios intentan frenar la caída de las ventas de la compañía. Con respecto a la liquidez, a la lucha por retener circulante de los directores financieros, que están preocupados por optimizar el capital de trabajo de la empresa, se une el cambio en la conducta de las entidades financieras, que han restringido el crédito. Este contexto conduce a que se produzcan imperiosos cambios en la gestión de negocios, incluyendo la necesidad de contratar personal experto en elaborar estrategias de financiación, especialistas en buscar y conseguir las mejores condiciones de contratación con la banca.

En esta coyuntura, una notificación de inicio de actuaciones de investigación y comprobación por parte de la Inspección de los Tributos puede convertirse en un serio problema para la empresa, dada la probabilidad de que de surjan actas y/o otros pasivos no presupuestados, especialmente cuando las actuaciones de investigación e inspección se realizan sobre los ejercicios de 2006 y 2007, años en los que mayoritariamente se obtuvieron resultados positivos.

El lunes 7 de febrero se publicó el Plan de Control Tributario para el ejercicio fiscal 2011, que se articula en torno a tres grandes ámbitos: la comprobación e investigación del fraude fiscal, el control del fraude en fase recaudatoria y el control del fraude en relación con los tributos cedidos. Por su interés para la empresa y por las novedades introducidas respecto al Plan de Control Tributario 2010 resulta especialmente interesante el primero de estos puntos. La comprobación e investigación del fraude fiscal, al igual que en el PCT 2010, se articula en torno al control de una serie de obligados tributarios, la economía sumergida, la lucha contra la deslocalización y la planificación fiscal abusiva, el control sobre los precios de transferencia y, finalmente, respecto a una serie de actuaciones de carácter general.

En lo que afecta al control sobre obligados tributarios de mayor riesgo fiscal, la primera de las novedades introducidas en el nuevo PCT influye en las actividades profesionales, ya que para el ejercicio 2011 se prevé que la administración contará con nuevas fuentes de información para detectar, no sólo ingresos no declarados, sino también los gastos ficticios.  Por otro lado, se recoge que se procederá a la supervisión de operaciones no habituales o de importe excesivo que vinculen a empresarios en módulos con otros empresarios en estimación directa. Además, y respecto al control de los medios de pago, la gran novedad para el ejercicio 2011 es que se reforzará la colaboración con los servicios aduaneros de los países de origen o destino de los fondos. Novedoso en relación con el PCT 2010, es el control tributario del fraude en el sector de las subcontrataciones previsto para 2011, en el que se realizarán actuaciones dirigidas a detectar empresas falsas, con todo lo que ello conlleva. Igualmente novedoso respecto el PCT 2010 es el control sobre los obligados tributarios condenados por delito fiscal.

En relación con la lucha contra el fraude fiscal en la denominada economía sumergida, destacamos como novedad las acciones presenciales en locales dirigidas a la obtención de pruebas de realización de actividades económicas ocultas. Resulta igualmente innovadora la utilización por parte de la inspección de información procedente de la nueva declaración informativa anual sobre consumos de energía eléctrica (modelo 159) para detectar inmuebles no declarados o destinados para uso alguno. Y en el mismo sentido, destaca la utilización de la información facilitada por la nueva declaración informativa sobre terminales de tarjetas de crédito (modelo 170), para detectar ingresos no declarados a la Agencia Tributaria.

En el ámbito de la lucha contra la deslocalización y la planificación fiscal abusiva,  la  única novedad afecta a la realización de actuaciones de investigación enfocadas a la detección de activos, depósitos y otros productos financieros fuera de nuestras fronteras pero cuya titularidad real corresponde a ciudadanos residentes en España.

Una de las grandes innovaciones que recoge el Plan de Control Tributario 2011, es la vigilancia de la Inspección sobre los Precios de Transferencia, centrándose las actuaciones de comprobación e investigación en tres grandes áreas de riesgo: operaciones de reestructuración empresarial, en las que se aprecie falta de correlación entre la sustancia económica de la operación y la forma adoptada o la realización de valoraciones abusivas; las operaciones de intangibles y , finalmente, se atenderá al tratamiento de las pérdidas derivadas de la crisis para evitar estrategias de compensación.

Por último, debemos destacar las reformas que afectan a las actuaciones de control general y, en concreto, al control de las tramas de fraude de IVA en operaciones intracomunitarias. Totalmente de actualidad tras la operación que se ha llevado a cabo en cinco provincias españolas, con 13 detenidos por defraudar 11 millones de euros, destacamos como novedad la actuación dirigida a investigar la realidad de la entrega intracomunitaria de las mercancías despachadas a libre práctica en España.

Los despachos de abogados de negocios deben adaptarse a esta situación para dar respuesta a las necesidades de las empresas que afrontan procesos de inspección y ofrecerles una alternativa que les garantice que el procedimiento que ahora afrontan va a finalizar sin sanciones y de forma exitosa. Los departamentos fiscales deben contar con profesionales con experiencia empresarial en grupos nacionales e internacionales que sean capaces de coordinar y dirigir a otros colaboradores expertos en las principales materias tributarias, ya sean generalistas (Tributación indirecta: Impuesto de Sociedades, IRPF e IRNR; o tributación indirecta; IVA o ITP), o especialistas en materias como operaciones vinculadas o grupo de sociedades. En resumen, el objetivo de todo profesional de la abogacía debe ser ofrecer soluciones integrales frente a situaciones problemáticas y de gran complejidad técnica, como son las inspecciones fiscales.


David Fernández,
Número de artículos del autor 2
Posicionamiento en el ranking de contenidos 584

Vote:
|| || || || |
Resultado:
207 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Comente este contenido

Comenta el artículo

  • Legal Today le informa que los mensajes están sujetos a moderación
  • Legal Today no se responsabiliza ni comparte necesariamente las opiniones expresadas por sus lectores
  • Legal Today excluirá los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes y los de índole publicitaria.

Sin comentarios

Publique sus contenidos

Comparta opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

Accesos adicionales:

© Editorial Aranzadi

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.