15 de Diciembre de 2019 | 07:03
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Fiscal

25 de Octubre de 2019

¿Será la lucha por la atribución de renta generada por los robots la causante de una nueva guerra en el siglo XXI?

En una sociedad cada vez más robotizada, o pensándolo mejor, por qué no atreverse a decirlo, “en una sociedad cada vez más deshumanizada”, es importante tanto para el legislador como para las empresas plantearse los nuevos retos que se avecinan en el ámbito de la fiscalidad internacional, y en concreto en la definición de Establecimiento Permanente (EP).

Leticia Pérez Díaz,
Consultora en Fiscalidad, Riesgos y Operaciones Internacionales


Aunque normalmente es la evolución de la sociedad la que marca la evolución de la fiscalidad, no estaría de más que sucediera lo contrario; es decir, que los países en conjunto fueran anticipándose en la regulación de las nuevas formas de generación de renta (entre ellas las producidas por medio de Robots) con objeto de evitar conflictos bilaterales o regulaciones unilaterales.

Y más aún dado los últimos acontecimientos acaecidos, que parecen constatar que las "guerras del siglo XXI" entre las grandes potencias no se libran en campos de batalla, si no por medio de regulaciones fiscales unilaterales que tienen consecuencias colaterales en otros ámbitos de la economía; como, por ejemplo, en la fluctuación de las divisas.

Un claro ejemplo lo encontramos entre China y EE.UU., que han sacado sus tanques arancelarios a las calles y se han cobrado la vida de la más o menos estable fluctuación entre los tipos cambiarios Yuan/ Dólar.  O "la guerra" reciente Trump vs. Macron bajo el grito de batalla "America Firts" fruto de la digital tax francesa y su impacto en las grandes compañías de internet americanas.

Plantearse que los Robots acaben sustituyendo totalmente a los humanos en diferentes facetas de la vida, puede parecer una realidad muy lejana propia de las novelas de Isaac Asimov; pero a veces la realidad supera la ficción, y los Robots ya están aquí. 

Un claro ejemplo lo encontramos en un reciente artículo publicado por Law Gazette, que ya abría el debate sobre la posibilidad de que los Robots remplazaran a los mediadores; dado que se ha conseguido por medio de la inteligencia artificial resolver en menos de una hora una disputa que ya venía durando meses sobre una factura pendiente de cobro.

O si no, que les pregunten a los camareros del restaurante Amazonia chic en Madrid, que ahora cuentan para el servicio de las mesas con un nuevo compañero Robot llamado "Cacahuete".

Así que, en vez de ser meros testigos de cómo se produce este remplazo y para poder evitar que una "nueva guerra" estalle, no estaría de más en ir cuestionándose si estos Robots, que cada vez van adquiriendo mayor similitud física, psíquica y emocional con los seres humanos, van a hacer que nos encontremos ante un nuevo reto en la regulación de nuevas formas de generación de renta en el ámbito de la fiscalidad internacional.

Los Robots van a permitir a las empresas estar presentes en otras jurisdicciones fiscales prestando servicios que hasta ahora venían prestando por medio de sus empleados.

En este caso, cabría plantearse si esas empresas tienen un EP en esa jurisdicción por medio de una "presencia robótica significativa", y por ende deben tributar en esa jurisdicción por las rentas generadas por medio de sus Robots. Dado que van a ser una pequeña parte de su activo, en otro país diferente al de su residencia fiscal.

Incluso podrían llegar a ser considerados como Agentes Dependientes de las propias empresas; ya que, si son capaces de llegar a un punto de acuerdo en una mediación, ¿por qué un Robot no va a ser capaz de negociar y firmar los contratos en nombre y cuenta de una empresa?

Dando un paso más allá, cabría incluso la posibilidad de que los Robots, que van a suponer la sustitución de trabajadores para las empresas y por ende una disminución en el ámbito recaudatorio de los gobiernos materializada en el IRPF, pudieran considerarse como sujetos pasivos de IRPF, entrando aquí en juego la residencia fiscal de los mismos y por tanto su inclusión en la definición de persona dentro de la legislación interna de los países e incluso dentro de los propios CDI.

Aunque todo esto pueda parecer abrumador, lo más seguro es que en un corto espacio de tiempo ya no tengamos que preocuparnos por nada. Dado que si hoy en día se plantea la posibilidad de sustituir a los mediadores por Robots gracias a una combinación de algoritmos, datos y experiencias; ¿por qué no estos Robots van a ser capaces de sustituir a los legisladores, e incluso anticiparse y regular lo que puede suceder en el ámbito de la fiscalidad internacional?

Sin embargo, el que avisa no es traidor; por lo que tampoco estaría de más el ir preparando las trincheras, no vaya a ser que una "nueva guerra" se avecine.


Leticia Pérez Díaz,
Número de artículos del autor 1
Posicionamiento en el ranking de contenidos 3736

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ONESOURCE Indirect Tax Software

    ONESOURCE Indirect Tax Software

    Tax departments need to focus on achieving maximum compliance and determine, calculate and record taxes with the highest levels of accuracy. ONESOURCE Indirect Tax empowers companies of all sizes with both U.S. and global tax expertise so they can better manage the complexity of tax.

  • Revista Fiscalidad Internacional y Negocios Internacionales

    Revista Fiscalidad Internacional y Negocios Internacionales

    Publicación científica de periodicidad cuatrimestral especializada en la fiscalidad internacional y en la contratación de negocios transnacionales que aborda la incidencia tributaria y mercantil de las inversiones exteriores en España y de las operaciones con transcendencia internacional de nuestras empresas.

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar