24 de Junio de 2018 | 12:53
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Público

4 de Septiembre de 2017

La importancia de una buena redacción de nuestra patente. Una redacción inadecuada puede acarrearnos muchos problemas

Es primordial una buena redacción inicial de una solicitud de patente. Una mala redacción puede llevar a la obtención de una patente que no proteja suficientemente el objeto que nos interesaba proteger, o, en el peor de los casos, conllevar la pérdida de la patente.

Helga Cester,
Agente de Patentes Europeas


Cuando presentamos una solicitud de patente, nunca tendremos la certeza de que realmente se llegue a conceder como patente, y mucho menos con qué alcance. Las reivindicaciones, una parte esencial de una solicitud de patente o patente, son comparables a las cláusulas de un contrato: definen el alcance de la protección otorgada por la patente, y pueden verse modificadas sustancialmente a lo largo de la tramitación de una solicitud de patente, con el fin de llegar a definir una invención que sea patentable, es decir, que sea nueva, y realmente inventiva. A lo largo de la tramitación, al solicitante se le dan varias oportunidades de realizar modificaciones a las reivindicaciones; no obstante, solamente se podrán realizar enmiendas que tengan una base suficiente en la descripción que las acompaña: no se puede incorporar ni materia ni información nueva a las mismas, que no estuvieran presentes en la descripción desde el inicio de la tramitación. Por ello es extremadamente importante realizar una buena redacción desde el principio. Un agente de patentes cualificado, y con amplia experiencia en la tramitación de patentes, sabrá anticiparse, ya durante la redacción inicial, a muchas de las incidencias que una solicitud de patente puede encontrarse a lo largo de su tramitación hasta llegar a ser, posiblemente, una patente. Aunque una buena redacción puede parecer, a primera vista, un gasto elevado para el solicitante, no hay que perder de vista que, por una parte, una buena redacción puede reducir costes durante la tramitación posterior de la solicitud de patente, y por otra, reduce significativamente el riesgo de perder la patente o no obtener el alcance de la patente deseado.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que una patente es un derecho nacional; de acuerdo, por ejemplo, con el Art. 59.1 de la Ley 24/2015 de 24 de Julio de Patentes, "la patente confiere a su titular el derecho a impedir a cualquier tercero que no cuente con su consentimiento:

    a) La fabricación, el ofrecimiento para la venta, la introducción en el comercio o la utilización de un producto objeto de la patente o la importación o posesión del mismo para alguno de los fines mencionados.

    b) La utilización de un procedimiento objeto de la patente o el ofrecimiento de dicha utilización, cuando el tercero sabe, o las circunstancias hacen evidente que la utilización del procedimiento está prohibida sin el consentimiento del titular de la patente.

    c) El ofrecimiento para la venta, la introducción en el comercio o la utilización del producto directamente obtenido por el procedimiento objeto de la patente o la importación o posesión de dicho producto para alguno de los fines mencionados."

Este derecho es válido únicamente en el territorio nacional. Sin embargo, en el mundo globalizado de hoy en día, un único derecho nacional no suele ser suficiente para defender los intereses comerciales del solicitante, y lo habitual es extender el derecho a otros territorios adicionales. La primera solicitud de patente mencionada anteriormente, se denomina solicitud prioritaria, y otorga un derecho de prioridad de un año para extender la solicitud de protección a otros territorios. Es decir, se utilizará como base para tratar de extender la protección a otras regiones o países, y cada región o país tiene sus peculiaridades. Por lo tanto, por ejemplo una solicitud de patente que se haya redactado teniendo en mente únicamente las legislaciones del ámbito europeo, puede encontrarse con numerosos problemas cuando se extienda, por ejemplo, a Estados Unidos, donde existen diferencias destacadas en la práctica de patentes. En consecuencia, en la redacción de tal solicitud de patente prioritaria, deberían tenerse en cuenta, a ser posible, las peculiaridades más destacables de otros territorios.

Por ello es muy importante, a pesar de que muchas veces la redacción de una solicitud de patente se considere un mero trámite sin especial relevancia, cuidar especialmente la redacción de esta primera solicitud y no escatimar en esfuerzos ni en costes. Por una parte, a la larga puede incluso suponer un ahorro, ya que la tramitación de la solicitud de patente en general será menos engorrosa y costosa; y por otra, puede prevenir contratiempos inesperados durante la tramitación, o al menos proporciona una buena base para enfrentarse a dichos contratiempos.


Helga Cester,
Número de artículos del autor 2
Posicionamiento en el ranking de contenidos 1848

Vote:
|| || || || |
Resultado:
29 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ARANZADI FUSION

    ARANZADI FUSIÓN

    Aranzadi Fusión es el primer y único ecosistema legal con todo lo que necesitas para la transformación digital y gestión integral de tu despacho, combinando tecnología e información inteligente. Todo ello en la nube y con la mayor seguridad para ayudarte a cumplir con la nueva normativa RGPD en base a estos 3 niveles: legal, técnico y organizativo.

  • Patentes, Marcas y Diseño Industrial

    Patentes, Marcas y Diseño Industrial

    .La principal novedad de esta edición es la entrada en vigor el 1 de abril de 2017, de la Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes, que deroga en parte la anterior. Junto con esta Ley, se recogen las normas básicas que regulan, en la actualidad, la propiedad industrial, a saber, la Ley de Patentes de 1986, la Ley de Marcas de 2001, y la Ley de Protección Jurídica del Diseño Industrial de 2003.

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar