24 de Julio de 2019 | 12:00
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Público

7 de Octubre de 2015

Violación de la privacidad: el algoritmo de Twitter se sienta en el banquillo

Al igual que ha sucedido con Google en varias ocasiones, ahora Twitter ha sido denunciado por la lectura automatizada de mensajes que se presumen privados. El demandante, residente en Texas (Estados Unidos), alega una violación de su vida privada.

María López Nalda,
Licenciada en Periodismo

Pierre Boulat,
Licenciado en Derecho


La lectura automática de estos mensajes (llamados "directos") en Twitter, acabará juzgándose en los tribunales estadounidenses, ya que la Compañía podría verse afectada por una demanda colectiva (class action) a razón de una supuesta violación de la Ley de privacidad de las comunicaciones electrónicas de 1986 y la Ley sobre la invasión de la privacidad de California, según recoge la denuncia presentada ante la Corte Federal en San Francisco.

El representante legal sostiene que "los usuarios de Twitter deben tener la certeza de que los mensajes directos les permiten comunicarse en privado, a diferencia de la comunicación pública mediante tuits. De no ser así, éstos no tendrían razones para mandar mensajes directos". En todo caso, a pesar de las supuestas garantías de que los usuarios pueden intercambiar información en modo privado, Twitter "subrepticiamente espía comunicaciones privadas de los usuarios" y "cuando envían un mensaje privado, lo intercepta, lo lee y a veces incluso modifica el mensaje", observa el abogado.

Y es que la demanda recoge que Twitter utiliza un robot para detectar y modificar las URL contenidas dentro de cada mensaje directo.

Los reclamantes utilizaron un link del periódico The New York Times como ejemplo de lo que sucede. Según ellos, si un usuario, de forma privada, le envía a otro seguidor un enlace de este diario, Twitter transformará este vínculo en uno nuevo a través de sus algoritmos como, por ejemplo, "http:/t.co/CL2SKBxr1s" (mientras que los usuarios continuarán viendo el texto "www.nytimes.com").

Así, la compañía se estaría beneficiando a la hora de mostrar a The New York Times y a otros anunciantes, que la fuente de tráfico viene de su página. El resultado final es que Twitter podría estar consiguiendo mejores condiciones publicitarias, según recoge la demanda.

De esta forma, el desafío de este caso será determinar si la lectura automática de una comunicación por un algoritmo afecta al derecho a la vida privada, dado que ninguna persona física lee realmente el contenido de los mensajes enviados.

Un problema similar tuvo lugar con la compañía Google y su servicio de correo electrónico Gmail que "escaneaba" los emails enviados en busca de palabras clave para ofrecer a sus usuarios anuncios específicos.

Si bien Google fue denunciado por interceptación de datos, más tarde, la demanda fue desestimada en 2014. No obstante, no se trata del único asunto que la compañía creada por Larry Page y Serguéi Brin afronta judicialmente. Las quejas de un ciudadano ruso se han sumado a la lista de reclamaciones y los tribunales de aquel país han condenado a la compañía de Mountain View por idéntico motivo el pasado 16 de septiembre de 2015, a pesar de que los representantes del buscador alegaron que "nuestros sistemas automatizados escanean sus mensajes electrónicos, para evitar que los que son indeseables lleguen a su buzón y para detectar (...) virus. Y usamos los mismos sistemas para estar seguros de que reciba la publicidad pertinente".

Una política de privacidad prudente

En el caso de Twitter, conviene subrayar que su política de privacidad en la actualidad, si bien no es confusa, sí resulta extremadamente cautelosa en sus términos. Por ejemplo, se emplea la expresión "mensaje directo" que permite hacer "más privada la información" y, sin embargo, en ningún momento se utiliza la terminología "mensaje privado" o simplemente "información privada":

"Si ha compartido información, como mensajes directos o Tweets protegidos, con otro usuario que acceda a los Servicios de Twitter a través de un servicio de terceros, tenga en cuenta que la información se puede compartir con el servicio de terceros."

"Podemos utilizar esta información para hacer deducciones, por ejemplo sobre los temas que le pueden interesar, y para personalizar el contenido que le mostramos, incluyendo los anuncios. Por defecto, casi siempre publicamos la información que usted nos facilita a través de los Servicios de Twitter hasta el momento en que usted la elimine, pero generalmente ponemos a su disposición determinadas configuraciones o características, como los mensajes directos, para hacer más privada la información si lo desea." 

En cierto modo, su política de privacidad se asemeja a la de Google que expone:

"nuestros sistemas automatizados analizan tu contenido (incluidos los correos electrónicos) para ofrecerte funciones de productos que sean relevantes para ti, como resultados de búsqueda y anuncios personalizados, así como detección de software malicioso y spam". 

A pesar de todo ello, la acusación sostiene que Twitter tiene la obligación de contar con el consentimiento de sus usuarios a la hora de adoptar cualquier medida que afecte a los mensajes de todos los ciudadanos de EE.UU. que envían o reciben este tipo de textos, una reclamación a título de daños y perjuicios que, de prosperar, podría suponer una indemnización de 100 dólares por día para cada usuario.  

Por su parte, Twitter anunció en un comunicado que se trata de "acusaciones infundadas" y "tenemos intención de luchar contra ellas".


María López Nalda,
Número de artículos del autor 38
Posicionamiento en el ranking de contenidos 52
Pierre Boulat,
Número de artículos del autor 38
Posicionamiento en el ranking de contenidos 53

  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
 

Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Antes de continuar por favor lea nuestra nueva Declaración de Privacidad. Además utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar