28 de Junio de 2017 | 04:12
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Internacional

22 de Abril de 2016

Globalización e Internacionalización: reto y oportunidad para la empresa española

Lo primero es compartir algunas cuestiones que son las que determinan, lo que a nuestro juicio cabe hacer en materia de internacionalización de la empresa. Globalización e internacionalización son términos intercambiables en materia de negocios internacionales. La globalización responde básicamente a un fenómeno de creciente interdependencia.

Isaac Martín Barbero,
Director general de Internacionalización de la Empresa de ICEX


Lo que pretende la internacionalización es, una vez constatada la creciente interdependencia, lograr incorporar esa situación y aprovecharla. Eso se hace básicamente a través de una gestión integral de las cadenas de valor añadido, que supone trasladar en algunos casos producción y, sobre todo, y en la mayoría de los casos, buscar oportunidades en terceros mercados.

España, teniendo aproximadamente tres millones de empresas, el número de ellas que exportan de manera regular, -es decir, que lo han venido haciendo en los últimos 4 años- por importes superiores a cincuenta mil euros, fue de 23.000 en 2015 de las aproximadamente 147.000 exportadoras totales. En consecuencia, el primer objetivo que tenemos en ICEX es el ensanchamiento de nuestra base exportadora.

El segundo de los hechos es que tenemos una sobreconcentración en mercados maduros y en mercados que no son los que ofrecen más potencial a medio y largo plazo, que son los mercados europeos, eso nos dicta el segundo de los objetivos, que es el de la diversificación geográfica.

Asimismo, nuestras exportaciones para seguir creciendo de manera sostenible tienen que orientarse no sólo a nuevos mercados, que tienen más potencial, sino que también tienen que aumentar el componente tecnológico y básicamente el componente de valor añadido, y no basado en el precio. Por lo tanto, es un imperativo aumentar el peso que tiene la  tecnología dentro de nuestras exportaciones y asegurarnos que todo aquello que somos capaces de hacer en nuestro país que tiene un componente tecnológico, tiene la oportunidad de medirse en los mercados internacionales.

Pero el valor añadido en la producción, junto al componente tecnológico, lo tiene otro componente fundamental que es el componente de la marca. Y esos dos hechos, aumentar el componente tecnológico e incrementar el peso de la marca conforman los dos objetivos estratégicos restantes.

¿Y cómo perseguimos estos cuatro objetivos en ICEX? Básicamente a través de tres principios; el primero es el de la orientación a la empresa. El segundo, que ha de informarlo todo, es el de la estrategia, que la entendemos como la necesidad de orientarnos hacia unos objetivos claros y asumir que para conseguir las cosas que queremos vamos a tener que renunciar a otros objetivos que pudieran distraernos de la tarea. Y el tercero de los principios es el de la evaluación. Es fundamental que no haya desperdicios, que hagamos las cosas con eficiencia, pero sobre todo que hagamos aquello que tengamos que hacer.

¿Qué es aquello que tenemos que hacer? Lograr resultados en el corto plazo que sean susceptibles de ser sostenidos en el medio y en el largo plazo en materia de internacionalización. El principio segundo y tercero estamos convencidos que deben ser principios compartidos igualmente por las empresas en sus procesos internos a la hora de acometer sus estrategias de internacionalización.

Es muy importante que en las empresas se produzca, de cara a futuro un cambio cultural fundamental. Las empresas no pueden seguir percibiendo la actividad exterior como aquello que yo hago cuando me va mal en mi mercado interno. La actividad exterior es más cara en tiempo y en recursos de lo que es la actividad nacional. La actividad exterior es exigente en materia de organización, de planteamiento y de estrategia.

ICEX ha empezado a ser un asesor estratégico de la empresa. Nos estamos convirtiendo en gente que no busca sólo soluciones dentro del organismo, sino en especialistas que conocen cuales son las soluciones que se ofrecen fuera del ámbito ICEX a esos problemas que tienen las empresas.

En la búsqueda de nuevos sectores que internacionalizar con los que tradicionalmente no habíamos trabajado, comenzamos a apoyar en el año 2010 el sector de la abogacía. En muchos casos el objetivo primero de los despachos era claro: satisfacer las necesidades de clientes actuales, con negocios en el extranjero.

La Abogacía es hoy una profesión que se ha adaptado a las necesidades de la economía global (los abogados trabajan con clientes extranjeros, con abogados de diferentes países y en operaciones en las que intervienen diferentes Jurisdicciones) y el origen de la internacionalización es la necesidad de atender las necesidades jurídicas de las operaciones, y de las relaciones entre las empresas y los países. Los despachos tienen que internacionalizarse, y eso en muchos casos va unido a un cambio de modelo que pasa por la especialización, convertir los despachos en una "one stop shop".

El sector de la abogacía reclama cubrir nuevas necesidades. La creencia que para abrir nuevas vías de negocio en el exterior hay que hacerlo con oficinas propias, no tiene porqué ser la mejor opción. Actualmente, una firma puede operar con estructuras ligeras y flexibles en el exterior por medio de alianzas estratégicas o colaboraciones.

Nuestra misión en ICEX de cara a la internacionalización del sector de la Abogacía consiste en facilitar la identificación de oportunidades, incentivar la cooperación en el sector jurídico y contactar con potenciales socios locales en los mercados exteriores. A través de nuestras actividades las firmas pueden conocer la organización y funcionamiento de la Abogacía en el país objetivo y así poder prestar mejor servicio a sus clientes en la defensa de sus intereses en este país; pueden desarrollar proyectos de internacionalización en esa zona para clientes actuales, o pueden convertirse en un posible despacho colaborador para los clientes de los despachos locales que quieran invertir en España.

Asimismo, consideramos que el apoyo ha de ser transversal, por eso, ICEX organiza sesiones de capacitación en Madrid con objeto de facilitar a los representantes de los bufetes seleccionados las herramientas necesarias para que su presentación en destino sea lo más exitosa posible.


Isaac Martín Barbero,
Número de artículos del autor 1
Posicionamiento en el ranking de contenidos 3343

Vote:
|| || || || |
Resultado:
256 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • ONESOURCE Transfer Pricing

    ONESOURCE

    Una fuente inagotable de recursos en la gestión de la información fiscal internacional.

Publica tus contenidos

Comparte opiniones, artículos y sentencias de actualidad con el resto de los profesionales del sector.

publicar | ¿Estás registrado?| Registrate

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar

.