18 de noviembre de 2017 | 01:23
LEGAL TODAY. POR Y PARA ABOGADOS
 

Herramientas para el texto

Blog Manual Interno de Gestión

17 de Diciembre de 2015

Óscar Fernández León

Abogado. Experto en habilidades profesionales
@oscarleon_abog

Si no conoces dónde están los juzgados, eres un mal abogado

Como ya hemos expuesto en otros posts, la intangibilidad que caracteriza los servicios profesionales del abogado impide al cliente experimentarlos correctamente, ya que, por regla general, no conoce la técnica o aplicación de nuestros conocimientos legales que empleamos para resolver su encargo. Ello le lleva, durante la relación, a observar pormenorizadamente todos los elementos que rodean y conforman el servicio que prestamos, pues los mismos si pueden ser percibidos y, por tanto, evaluados por el cliente.


De este modo, cuando el abogado litigante presta el servicio, es decir, antes, durante y después de su intervención en el juicio, el cliente tendrá todos y cada uno de sus sentidos ocupados en percibir no sólo la calidad técnica con la que desempeñamos nuestro trabajo, sino la forma en la que lo hacemos y toda aquella incidencia, positiva o negativa, que, relacionada con éste, sea percibida de interés para la defensa de sus intereses.

Por todo ello, el abogado litigante, en su interrelación con el cliente, deberá cuidar cualquier detalle que pueda ser percibido por el mismo, ya que todo, absolutamente todo, será procesado en su mente y evaluado en nuestro favor o en nuestra contra.

Dicho esto, en el presente apartado vamos a centrarnos en destacar uno de los errores más habituales en los que puede incurrir el abogado y que, si bien no pone en riesgo la defensa del asunto y el interés del cliente, lo cierto es que genera una pésima impresión en el mismo por la mala percepción que ello conlleva.

Nos referimos a la imagen que proyecta el abogado cuando desconoce la ubicación del juzgado al que se dirige junto a su cliente para la celebración del juicio.

 Efectivamente, en ocasiones, el abogado desconoce la ubicación exacta del Juzgado por múltiples razones: falta de experiencia en sala, juzgado ubicado en otra ciudad, poca frecuencia de asistencia en los últimos meses; cambio reciente de ubicación, etc. En estos casos, el abogado, acompañado por el cliente, se ve obligado a un lamentable peregrinar por el laberinto de pasillos del Juzgado hasta que encuentra la oficina judicial o la sala de vistas.

Este proceder causa generalmente perplejidad al cliente, que se preguntará, con razón, ¿cómo es posible que su abogado no sepa dónde está el Juzgado? Tras esta pregunta, concluirá que su abogado no debe ser muy bueno pues parece que no pisa los Juzgados y si no lo hace es porque no tiene muchos clientes, ergo... Pero lo peor de todo es que el cliente puede comenzar a intranquilizarse pues ya, de inicio, percibe y procesa nuevamente que algo no va bien, lo que le generará cierta intranquilidad que puede repercutir poco después durante su intervención.

Para evitar esta situación tan desagradable, si nos encontramos en la tesitura de desconocer la ubicación exacta del juzgado, lo mejor es ocuparnos antes de la llegada del cliente de localizar el lugar exacto en el que se va a celebrar la vista. Hecho esto, y una vez acompañados del cliente, nos dirigiremos sin duda alguna y con seguridad al lugar establecido.

Concluir recordando que en cuestiones de percepción por el cliente sobre el servicio que prestamos, los pequeños detalles, aunque no lo parezca, importan.

Encuentra este y otros artículos del autor en su página web y conoce sus obras en la página e-autor.


Vote:
|| || || || |
Resultado:
8 votos
  • Comparte esta noticia en yahoo
  • Comparte esta noticia en technorati
  • Comparte esta noticia en digg
  • Comparte esta noticia en delicius
  • Comparte esta noticia en meneame
  • Comparte esta noticia en linkedin

Te recomendamos

  • El reto de ser Abogado

    El reto de ser Abogado

    Libro de 101 consejos o tips para el ejercicio de la profesión de abogado basado en una selección de los post publicados por el autor en la revista digital legaltoday desde 2011 hasta 2015 y que ofrecen al lector una visión completa del ejercicio profesional, desde la perspectiva del autor, abogado en ejercicio y socio director de un despacho de abogados.

  • El Abogado y los Honorarios Profesionales: Una visión práctica

    El Abogado y los Honorarios Profesionales: Una visión práctica

    La obra está dedicada al examen de los honorarios profesionales de los abogados desde una perspectiva práctica profesional. A lo largo de la obra se analizan la forma de fijación, contratación, cobro, gestión, rentabilidad, reclamación de los honorarios y otros aspectos vinculados como costas, justicia gratuita y pro bono.

Blog


Datos personales

UN MANUAL INTERNO DE GESTION CONVERTIDO EN BLOG. Verdaderamente ilusionados, Óscar Fernández León y Eduardo Olarte Soto, lanzamos este blog cuya finalidad es ...ver perfil

Archivo del blog

 
© Editorial Aranzadi S.A.U
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y poder ofrecerle las mejores opciones mediante el análisis de la navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información pulse aquí.   Aceptar