LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

18/08/2022. 00:22:35

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

“El nuevo modelo de acceso situará a los españoles entre los mejor formados”

Legal Today

El Presidente del CGPJ, el Secretario de Estado de Justicia y el Presidente del Consejo General de la Abogacía Española han clausurado el VII Congreso Unijes "Retos de la abogacía ante la sociedad global". Para Antonio Garrigues "no se puede tolerar que los déficits jurídicos y democráticos sigan creciendo".

José Carlos Dívar Blanco, Presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo; Juan Carlos Campo Moreno, Secretario de Estado de Justicia, y Carlos Carnicer Díaz, Presidente del Consejo General de la Abogacía Española, han participado en el acto de clausura del VII Congreso Unijes “Retos de la abogacía ante la sociedad global”, en la Universidad Pontificia Comillas.

Juan Carlos Campo Moreno

En las sesiones del Congreso Unijes, celebrado del 27 al 29 de junio, profesores de las tres universidades convocantes –Deusto, Ramon Llull (Esade) y Comillas ICADE- y de otros centros, y profesionales de la abogacía y la judicatura han compartido sus reflexiones sobre el futuro de la profesión. En seis conferencias plenarias y más de una veintena de mesas redondas en sesiones paralelas se han abordado cuestiones como la influencia de las nuevas tecnologías, los retos de la globalización, los desafíos de la especialización o las claves de la formación. En total, unos 150 ponentes han analizado los cambios que la concepción de la abogacía ha sufrido en los últimos años.

La clausura estuvo presidida por el Rector de Comillas, José Ramón Busto, SJ.

En su intervención, el Secretario de Estado de Justicia ha afirmado que "el nuevo modelo de acceso situará a los españoles entre los mejor formados y entre los que mejores servicios prestan a los ciudadanos y en defensa de la justicia". Para Campo,  el éxito futuro de la ley de acceso a las profesiones de abogado y procurador de los tribunales, cuyo reglamento ha sido recientemente publicado, responderá a la elaboración conjunta de la norma que han realizado los ministerios de Justicia y de Educación, las universidades y los colegios profesionales.

En la conferencia plenaria de clausura "Fundamentos éticos de la abogacía", Carlos Dívar aseguró que los abogados son piezas claves del Estado de Derecho: "Sin abogados no hay libertad". Hizo un llamamiento a la ética en el ejercicio de una profesión  que presta un servicio público y "una misión de carácter público". Habló del "abogado pacificador", un agente imprescindible para alcanzar la paz social; realizó una defensa de los colegios de abogados y desarrolló la idea del secreto profesional y sus implicaciones. El Presidente de CGPJ afirmó también que el indisoluble matrimonio entre el derecho y la abogacía tiene como resultado la defensa jurídica del ciudadano.

"Una reflexión tan importante sobre la abogacía como la que se ha hecho en este congreso merece nuestro ofrecimiento de seguir peleando por la profesión y la función social a la que sirve", dijo el Presidente del Consejo General de la Abogacía Española. Según Carnicer, aunque a lo largo de los siglos la profesión ha vivido cambios constantes, en esencia sigue siendo la misma cosa. Con todo, señaló que la ley de acceso marcará un antes y un después en nuestro país. Carnicer se refirió también a la contribución de los abogados para alcanzar la necesaria paz social y al servicio que ofrecen a la sociedad: "Cuando prestamos nuestros servicios, además de al cliente, servimos a algo más elevado, a la justicia de todos".

Intervención de Antonio Garrigues

La conferencia inaugural la pronunció Antonio Garrigues Walker, quien habló de las responsabilidades del estamento jurídico. En su opinión, una de sus obligaciones es empezar a definir los elementos jurídicos de la globalización porque "no se puede tolerar que los déficits jurídicos y democráticos sigan creciendo". "La idea de un orden mundial global desconectado de un orden jurídico global o de unas instituciones judiciales globales es algo que el estamento jurídico no se puede permitir", afirmó.

En sus palabras del bienvenida a los congresistas, el Rector destacó la importancia y la actualidad de tema elegido, ya que acaba de publicarse en el BOE el nuevo reglamento para la formación de abogados. Además, alabó la riqueza del programa, que incluye a profesores de las tres universidades

convocantes, profesionales de la abogacía y la judicatura y profesores e investigadores de otras universidades nacionales y extranjeras. La Decana señaló también la oportunidad de la temática de la convocatoria, que se celebra en una etapa de transformación de la profesión, no sólo del modo de acceso, sino de su desarrollo y desempeño mismo. 

El Decano del Colegio de abogados de Madrid, Hernández-Gil, subrayó en su intervención el compromiso que tienen los abogados con la sociedad: "La asunción de la defensa de intereses comporta también deberes para con la sociedad, la vocación de servicio público es parte esencial de la abogacía". Aseguró también que en la sociedad en la que vivimos se están perdiendo de vista la seguridad axiológica y el valor de la justicia. "No hay que dar nunca por hecho el derecho de defensa y el resto de derechos del hombre, comprometidos en todas partes".

En la conferencia inaugural, Garrigues comenzó distinguiendo las tres categorías que forman el más genérico estamento jurídico: la rama judicial, académica y profesional. La responsabilidad del estamento jurídico implica responsabilidades y retos de los tres pero, a su juicio, aunque hay intentos de sinergia, comunicación e investigación conjunta, la colaboración entre ellas sigue siendo muy pobre. "Uno de nuestros objetivos tienen que ser generar esa colaboración", dijo. Con todo, considera que el estamento jurídico español está en una situación relativamente buena, en comparación con nuestros vecinos europeos, hecha la excepción de Reino Unido.

El problema aparece cuando entra en la valoración el proceso comunitario europeo que "sigue siendo pobre", especialmente ante un sistema anglosajón mucho más avanzado. La cuestión de la adaptación al cambio social, algo que precisamente el common law realiza mucho mejor, es una de las cuestiones que el derecho europeo, el derecho civil codificado en general, deberá plantearse de nuevo.

Para Garrigues uno de los mayores retos del estamento es la definición de los elementos jurídicos de la globalización, ya que el incremento de déficits jurídicos y democráticos resulta intolerable. Para evitarlos, el estamento jurídico no puede permitir la existencia de un orden mundial global desconectado de un orden jurídico global o de unas instituciones judiciales globales. Considera además que el derecho global ya no puede plantearse como una cuestión utópica, sino que es algo que el mundo jurídico debe afrontar: "Hoy no hay muchos sistemas jurídicos (common law, derecho

civil, marxista e islámico) y la colaboración entre ellos es necesaria. Deben establecerse principios jurídicos comunes".

Antes de terminar, Garrigues llamó la atención sobre dos cambios acumulativos, que se transformarán en cambios radicales, a los que la abogacía no puede permanecer ajena: los avances tecnológicos y científicos. "El mundo jurídico tendrá que tener los conceptos muy claros y tendremos que crear expertos en estas especialidades".

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.