LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

12/08/2022. 13:44:46

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

FACEBOOK, PÁGINA WEB, LINKEDIN,…

No olvidemos los blogs

Legal Today

El principal objetivo por el que un Abogado se sumerge en la Red es aumentar la visibilidad y demostrar credibilidad con los clientes, posibles clientes y colegas de profesión. En un mundo donde cada vez más “lo que no se ve no existe” rápidamente se ha dado el paso hacia las redes sociales y poco a poco se mejoran las web. Sin embargo, está de capa caída la opción bloguera. Vamos a dar un repaso al tema, que tiene su atractivo.

Imagen de facebook.

La apariencia de las nuevas tecnologías puede parecer desalentadora cuando uno se asoma a ella, porque "estar" implica un compromiso (continuidad, crearse una imagen uniforme, responsabilizarse de que no decaiga el tono que se ha querido imprimir, e incluso evitar problemas legales, tal y como nos ocupamos en su día.

Pero, ¿alguien ha dicho que tener un negocio estable y creíble sea fácil?

Hablemos de los blogs, una buena opción de presencia en la Red para despachos pequeños y medianos. El blog es más "esclavo" que cualquier otro tipo de presencia en la web. Más personal, y donde el abogado se compromete en mayor medida que en otro tipo de soportes.

A primera vista la publicación de un blog puede parecer compleja, en realidad es bastante simple. Para publicar un blog se necesita una plataforma de blog, que es más o menos análoga a la selección de un procesador de textos.

Hay varias plataformas libres, como Blogger, una aplicación que ofrece Google, o WordPress. Cada uno tiene unas características únicas, cualquiera sirve de plataforma de escritura con capacidad para publicar en la Web.

Cada plataforma permite personalizar la página (fotos, índices, enlaces, colores, tipología de letra, etc.).

¿Para qué?

Publicando un blog el abogado puede crear expectativas en su mercado ante una posible incapacidad de ampliar su ámbito de influencia por los medios tradicionales.

Un abogado que se construye una imagen seria en un ambiente que no siempre es serio como Internet puede hacerse muy conocido en su ámbito, ahora que la lealtad del cliente no es un valor seguro como hace unos años.

La naturaleza viral Internet, o, en otras palabras, la capacidad para compartir rápidamente un contenido interesante con otros puede dar lugar rápidamente a círculos concéntricos cada vez mayor de lectores.

¿Qué pongo?

Law.com se pone en la piel de un abogado individual que se haga esta pregunta.

Algunos, los menos, optan por dar un perfil político o ideológico a sus post. Otros comentan jurisprudencia o dan a conocer al público su especialidad profesional. En esa elección radica la belleza o no, y la vitalidad o no que pueda dársele al blog.

Algunos blogueros son prolíficos, publicando varias veces por semana, incluso varias veces al día. Otros se toman semanas para ofrecer nuevos comentarios.

Tristemente, muchos blogs se lanzan a bombo y platillo, pero fracasan después de un tiempo porque al autor o autores se les hace difícil sacar tiempo suficiente de forma regular para publicar nuevas entradas. Un blog que no se ha actualizado en meses tal vez envía el mensaje que el autor tiene menos experiencia de lo prometido.

Pero hay un equilibrio y un ritmo que debe lograrse, al igual que con un corredor de larga distancia que se debe tener cuidado de no cansar demasiado rápido.

Si desea obtener más información sobre las redes sociales, consulte el primer libro publicado en España sobre Derecho y Redes Sociales.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.