LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

28/09/2022. 14:16:16

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Innovación y tradición en los despachos

Director de Marketing y Comunicación en LABE Abogados. Experto en Marketing Digital

Desde los albores de los tiempos en la antigua Roma, donde el ejercicio de la abogacía empezaba a cobrar forma de la mano de Cicerón 204 años antes de nuestra era hasta día de hoy, existe una marcada inmutabilidad y tradición característica de esta doctrina. Como herencia de estos tiempos pasados muchos despachos y profesionales arrastran lo que llega a ser un mantra que acota su realidad a lo establecido por la ley.

Pero, la verdadera realidad que impulsa nuestro mundo y mercados no es inmutable. No existe lo estático, sino que todo está en continuo cambio, y trata de un fluir infinito que nos hace descubrir nuevos horizontes: hablamos de la innovación.

Tradición e innovación, dos fuerzas opuestas pero complementarias, dos caras de la misma moneda. Son muchos los despachos y profesionales que viven a la sombra de la tradición y es lo que nuestra sociedad espera de ellos. Muy difícilmente se puede cambiar lo que ésta por antonomasia espera encontrar, pero que, a su vez, reclama en una constante búsqueda de solucionar los nuevos problemas que esta sociedad moderna presenta.

Hablar de innovación dentro de un sector tan estanco puede llegar generar una gran fricción, pues su inmutabilidad los ha llevado a aceptar los cambios desde un punto de vista pasivo, viéndose arrastrados por su imparable fuerza en esta era moderna. Siendo la innovación el impulsor del cambio y de los mayores avances de nuestra sociedad, resistirse a ella es un esfuerzo fútil.

Considerando a los despachos como una empresa, toda estrategia debe centrarse en mantener el equilibrio entre ambas fuerzas, tradición e innovación. Ambas, se consumen y generan mutuamente; por un lado, la tradición es necesaria, puesto que hay que complacer las expectativas de la sociedad y generar confianza; por otro lado, abanderar la innovación supone un salto de fe hacia el fracaso o el éxito, riesgo que muy pocos están dispuestos a asumir.

Lejos de lo que muchos puedan pensar, la tradición es un factor esencial en toda empresa, como bien se ha comentado anteriormente, genera la confianza en los clientes de encontrar en el despacho un lugar que cumple con el canon de lo esperado. Por ejemplo, un despacho especializado en StartUps, como LegalArmy, o Nuevas Tecnologías, como Audens, no dejan de lado la etiqueta en su vestimenta. Ambos, enfocados a solucionar problemas de la era moderna, cumplen con la expectativa de sus clientes de ser atendidos por un equipo bien vestido. En cuanto al pool de servicios, ambos despachos ofrecen servicios tradicionales como patentes o propiedad intelectual. Pero, por otro lado, se abren a la innovación con soluciones adaptadas a nuevas necesidades como Blockchain o DPO.

La industria legal en España basa su adaptación ante las nuevas necesidades de los consumidores desde la transformación de lo ya establecido. Aplicando la teoría del océano azul, acuñada por los profesores W. Cham Kim y Renée Mauborgne, gran parte del sector de la abogacía se mueve en un océano rojo, transformando sus servicios en base a una demanda preestablecida. Muchos despachos boutique nacen a partir de la premisa de cubrir las necesidades del consumidor a través de unas reglas de juego ya establecidas, dejando de lado la posibilidad de crear nuevos paradigmas de uso y consumo hacia mercados de incipiente creación.

Por otro lado, pocos son aquellos que se aventuran a generar nuevas demandas de consumo, ya que existe una fuerte reticencia en este sentido, debido a que gran parte de los cambios que surgen en esta era moderna están íntimamente ligados al ámbito digital y tecnológico, y son los departamentos de marketing quienes tienen las mejores herramientas para crear nuevas vías de desarrollo de negocio. En pleno siglo XXI sigue siendo imperceptible la destinación de parte del presupuesto por las más grandes a estos departamentos, quedando atrás en la carrera por la conquista de nuevos océanos, y enfocándose obsesivamente en readaptarse a las reglas de juego creando una falsa percepción de innovación.

Por traer todas estas teorías al campo físico, desde LABE se destina una gran parte de los recursos en la búsqueda y detección de nuevos horizontes, como bien puede ser el campo de los criptoactivos. A pesar de ser un sector cuya aparición se produjo hace unos años, su evolución es constante y alejada de un marco regulado. Desde el despacho no nos limitamos esperar, somos muy conscientes de sus posibilidades de crecimiento y mantenemos una relación muy estrecha con las nuevas demandas que surgen de este sector día a día por parte de sus consumidores. Por ello adaptamos nuestro pool de servicios en base a estas nuevas necesidades gracias a esa escucha proactiva del mercado.

Todo cambio se produce ante nuevas necesidades, y las de este mercado cuya tradición data de siglos atrás puede llegar a ser tediosa, pero el resultado se verá reflejado en una nueva cultura empresarial que permitirá el correcto desarrollo de cualquier despacho. El perfecto equilibrio entre tradición e innovación es una demanda cada vez más incipiente dentro del sector de la abogacía, que solo aquellos valientes capaces de llevarla a cabo podrán dar con nuevos horizontes.

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.