LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

Portal jurídico de Thomson Reuters, por y para abogados

03/10/2022. 15:57:54

LegalToday

Por y para profesionales del Derecho

La importancia de trabajar en la reputación de los abogados en la era digital

responsable de Directorios Internacionaes en Gericó Associates

La reputación es una característica difícil de medir objetivamente, ya que depende y se compone de numerosos factores externos. Habitualmente definida como la idea u opinión que otras personas tienen de uno, en el ejercicio de la abogacía juega un rol fundamental para el desarrollo profesional y comercial.

Esta profesión puede ser criticada por su carácter más o menos conservador, pero la realidad es que los tiempos han cambiado en los últimos años, y con la pandemia de la Covid-19 se ha convertido en indispensable mantener una presencia digital. Esto ha resultado en un sinfín de eventos en línea como webinars, publicaciones en medios digitales y participación en redes sociales, prueba de que el mundo legal tiene un gran potencial en temas digitales.

Es difícil afirmar que el mundo virtual reemplazará en su totalidad al trato personal de un abogado con su potencial cliente, pero sin dudas es importante comenzar a trabajar en la reputación digital como componente de una reputación global que apoye a los abogados en su desarrollo como profesionales, pensando en la carrera de asociados a socios, y también para lograr confianza en los potenciales clientes, que resultará en mayores negocios concretados.

¿Cómo podemos trabajar en crear y mejorar la reputación digital del abogado?

  1. Presencia en webinars: Puede ser que el espacio en línea se encuentre saturado actualmente de eventos, pero la realidad es que la oferta se irá equilibrando a medida que las empresas vuelvan a su ritmo de trabajo habitual pre-pandemia, por lo que es buena idea planificar este tipo de eventos a lo largo del año, donde se elija estratégicamente la temática a desarrollar y se ponga en valor la experiencia y conocimiento del profesional en cuestión.
  2. Apariciones en medios digitales: Se trata de generar contenido de valor que interese a los medios especializados y a aquellos más generales también. De esta forma, cuando antes la reputación se trabajaba a partir de extensos artículos en medios académicos, hoy en día el conocimiento se ha democratizado y el abogado puede aprovechar el interés por estos temas para darse a conocer como un experto en sus áreas de práctica y sectores en los que se especialice.
  3. Artículos para el blog de la firma: la idea es similar a las apariciones en medios, pero con la diferencia de que, al escribir para el blog de la firma, se abre un abanico de posibilidades en cuanto el tipo de contenido a destacar. Escribir artículos interesantes y de temas actuales resultará en un mayor tráfico hacia la página web del despacho y en una excelente oportunidad de mejorar el posicionamiento en buscadores del abogado en cuestión.
  4. Redes sociales: Sabemos que las redes pueden ser un arma de doble filo, pero sin duda es indispensable tener una presencia en al menos LinkedIn, que se ha convertido en una de las redes profesionales más utilizadas a nivel mundial para todas las profesiones. Es importante planificar las publicaciones de manera estratégica, pensando en qué queremos comunicar y cómo queremos ser vistos. Es recomendable evitar discutir sobre temas que puedan resultar sensibles para amplios sectores de la sociedad y limitarse a temas relevantes para su público de interés.
  5. Directorios internacionales: Los rankings que elaboran editoriales prestigiosas como Chambers and Partners y The Legal 500, por ejemplo, son herramientas muy interesantes a la hora de trabajar en la reputación de los abogados. No cualquiera obtiene un lugar en estos listados, y es por ello que no es fácil ingresar. Hay que trabajar año a año en la preparación de las candidaturas, y no desanimarse si no se logra el objetivo el primer año.

Estas herramientas son algunas opciones a la hora de trabajar en la reputación de los abogados y, por ende, de sus despachos. Un trabajo efectivo de la reputación ayudará a acercarse a clientes potenciales y desarrollar mejores relaciones con los existentes, además de trabajar en su posicionamiento digital.

Hay que recordar, además, la importancia de ser coherentes en cuanto al ‘story telling’ y ‘story doing,’ es decir, poder demostrar en acciones lo que se está contando o proponiendo a través de redes sociales y artículos, entre las numerosas herramientas digitales al alcance del mundo legal.

En definitiva, la reputación en el mundo de la abogacía, ya sea digital o analógica, es un concepto subjetivo, que se construye a través de los años mediante un trabajo constante y planificado estratégicamente, de vital importancia a la hora de generar confianza y cerrar nuevos negocios, especialmente en los tiempos que corren.

 

Valora este contenido.

Puntuación:

Sé el primero en puntuar este contenido.